Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“La colaboración público-privada es imprescindible para que el envejecimiento de la población no sea un problema, sino una oportunidad”


Joaquim Borrás fue nombrado presidente de la Fundación Edad&Vida a finales de 2017, cargo que asume “con orgullo y motivación”. En su experta opinión, el envejecimiento de la población más que un desafío, debe ser visto como una oportunidad, “que precisa la colaboración entre el sector público, la iniciativa privada, las organizaciones de mayores y las sociedades científicas y universidades”. Por ello, uno los principales objetivos de Edad&Vida pasa por favorecer un envejecimiento activo y saludable y, en este sentido, Borrás subraya que “separar lo social de lo sanitario en la última etapa de la vida no tiene sentido”. Desde la Fundación también se plantean el reto de defender el buen trato a las personas mayores y, para ello, “abordaremos la discriminación de las personas por motivos de edad”.



Por Sonia García

Joaquim Borrás
Presidente de la Fundación Edad&Vida

presidente de la Fundación Edad&Vida?

El envejecimiento es uno de los desafíos más importantes de la sociedad en la que vivimos y Edad&Vida es una de las instituciones más reconocidas del sector, que trabaja por despejar las incógnitas y solucionar las dificultades que se producen en este campo. Liderar esta tarea tan necesaria, me enorgullece y me motiva. Llevo vinculado a la Fundación desde 2004, por lo que los temas que se abordan no son nuevos para mí. 

Comparto los principios fundamentales de la Fundación: el envejecimiento debe ser visto como una oportunidad, tanto a nivel social como económico. Y no sólo pretendemos llegar a los mayores, sino también a todas las personas, ya que todos estamos en camino de llegar a ser mayores y debemos prepararnos para cuando nos llegue el momento.

¿Le ha dado algún consejo su antecesor, Eduardo Rodríguez Rovira?
Eduardo es una gran persona, con una dilatada experiencia, que ha prometido aconsejarme y apoyarme. Afortunadamente, preside el Consejo Asesor y, por tanto, seguirá ligado a la Fundación. Además, dado que reside en Madrid y yo en Barcelona, nos dividiremos las relaciones institucionales. 

Tiene una dilatada trayectoria vinculada al mundo de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). ¿Cómo se debe motivar a los trabajadores?
La persona es lo más importante de una empresa o institución. Si la persona está preparada y formada, motivada, bien remunerada y se le da capacidad de decisión, ofrecerá el mejor servicio al cliente. Y es evidente que un cliente contento da más oportunidades de negocio a la empresa. La RSC ayuda al empleado a sentir que trabaja en una empresa con valores más humanos y le vincula a la misma. Le enorgullece ver que su empresa ayuda a personas que están en riesgo de exclusión, como personas de etnia gitana, mujeres que han sufrido malos tratos, ex presidiarios… ¡Incluso personas mayores!, que sólo por el hecho de serlo son desdeñadas en las oportunidades de trabajo. Por cierto, uno de los temas que me gustaría abordar en Edad&Vida es precisamente la discriminación de las personas por motivos de edad.   

¿Qué puede aportar al sector sociosanitario? 
Al proceder de un sector completamente distinto, puedo aportar otra visión. Viéndolo desde mi perspectiva, separar lo social de lo sanitario en la última etapa de la vida no tiene demasiado sentido. Una vez nos hacemos mayores necesitamos cuidados y servicios que podrían ser dados, tanto por la empresa privada como por la Administración Pública. Por este motivo, y para garantizar la sostenibilidad del sistema, ambas partes deben trabajar unidas, manteniendo a la persona en el centro y responder a todas sus necesidades, tanto físicas como sociales, emocionales e incluso espirituales.

¿Cuáles son sus principales retos o desafíos al frente de la Fundación Edad&Vida?
El envejecimiento de la población más que un desafío, debe ser visto como una oportunidad para dar respuesta a los retos económicos y sociales que supone el hecho de que cada vez haya más personas mayores, una realidad para la que todavía se precisa mucho trabajo y colaboración entre el sector público, la iniciativa privada, las organizaciones de mayores y las sociedades científicas y universidades. 

Los principales objetivos que queremos defender en Edad&Vida se centrarán en: favorecer un envejecimiento saludable y activo; defender el buen trato a las personas mayores, trabajando contra cualquier tipo de discriminación asociada a la edad o estado de salud; desarrollar su previsión económica; impulsar una atención adecuada a sus necesidades sociales, emocionales y su movilidad, incluyendo un final de vida digno y en paz.



Jueves, 22 de Febrero 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.