Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La cultura que pacientes y profesionales deben asumir




La seguridad del paciente es un factor imprescindible para alcanzar la calidad asistencial que exigen los pacientes y a la que aspiran las instituciones sanitarias y sociosanitarias. Además, prevenir riesgos en la práctica clínica evita disgustos y ahorra costes al sistema sanitario. Y por si no fuera suficiente, afianza la confianza que la población tiene en los profesionales y ayuda a motivarlos. En vista de estas virtudes, pocos se atrevería a poner en duda la necesidad de instaurar la cultura de seguridad del paciente en los centros sanitarios y sociosanitarios, sin embargo, aún queda camino que recorrer en lo que respecta a la sensibilización e implicación de las entidades públicas y privadas.

“Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”. Éste es un refrán que resume muy bien lo que, en general, ocurre en nuestro país con la seguridad del paciente. Nadie duda de los conocimientos, habilidades y capacidades de los profesionales sanitarios y sociosanitarios, así como de su voluntad para tratar al paciente y atender a sus familiares del mejor modo posible; sin embargo, la intención no siempre es suficiente, entre otras cosas porque el factor humano no es el único que interviene en el cuidado, y cuando suceden incidentes es cuando recordamos lo práctico que hubiera sido tener un protocolo o una cultura de seguridad del paciente para haberlo prevenido.

Y se trata de un pensamiento totalmente lógico, pues según estudios recientes entre el 40 y el 70 % de los problemas de seguridad se pueden prevenir. En hospitales se pueden evitar entre un 40 y un 50 % de los casos y, en atención primaria, urgencias y cuidados intensivos hasta el 70 %. Esto indica que “existe un amplio margen de maniobra”, afirma el director-gerente de la Fundación para la Investigación, Docencia e Innovación en Seguridad del Paciente (Fidisp), Santiago Tomás. Además, este profesional asegura que crear una cultura y un conocimiento en seguridad del paciente reducirían tanto la importancia del factor humano en el origen de los eventos adversos como del resto de agentes que también contribuyen a su aparición. 

Por Carmen Moreno


Jueves, 23 de Julio 2015

Nota



En la misma sección...
< >

Lunes, 29 de Julio 2019 - 11:26 Innovaciones en el abordaje del dolor crónico

Jueves, 6 de Junio 2019 - 14:06 Abordaje europeo de la fragilidad