Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




La eliminación de sujeciones físicas y químicas está transformando el cuidado de personas con demencia


Sanitas celebró ayer, 6 de noviembre, la jornada “Transformando los servicios asistenciales para las personas que viven con demencia” en la que distintos expertos dialogaron sobre cómo la eliminación de sujeciones físicas y químicas y las terapias no farmacológicas están transformando el cuidado de personas con demencia.



La jornada fue inaugurada por José Francisco Tomás, director médico de Sanitas, que habló sobre la realidad actual de las personas que viven con demencia y de sus cuidadores. “Cuando hablamos de la transformación en la atención de personas que viven con demencia existen tres puntos fundamentales: cómo hacer los centros más amigables, cómo racionalizamos los psicotrópicos y finalmente el uso de las terapias no farmacológicas algo cada días más importante”, señaló José Francisco Tomás. “En Sanitas apostamos por un cuidado sin sujeciones y en el que el uso de psicotrópicos se haga de forma racional. Además, el paciente con demencia tiene un abordaje muy distinto, hoy por hoy las terapias no farmacológicas son casi el 80 % de las herramientas que tenemos para cuidar de estas personas”, concluye el director médico de Sanitas.

Sobre los entornos en los que las personas con demencia reciben cuidados, Pedro Cano, director de Innovación Médica de Sanitas Mayores, destacó el auge de centros amigables con las personas mayores: “adaptar los espacios a las necesidades de las personas que viven con demencia es un paso más en la innovación en el tratamiento de esta enfermedad. Existe evidencia científica de que adecuar el entorno mejora directamente los síntomas de las personas que viven con demencia”.

 

Por su parte, el doctor Antonio Burgueño, director técnico del Programa Desatar de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma), habló sobre la necesidad de avanzar hacia un cuidado sin sujeciones para conseguir mayor calidad de vida y bienestar en las personas mayores. Y señaló que  “se puede vivir bien con demencia en una residencia, pero que es preciso adaptar el entorno residencial y que los equipos asistenciales ahonden en la ciencia de los cuidados para este tipo de personas, que hoy día ya son más del 60 % de los residentes de los centros generalistas”. Su propuesta y nuevo proyecto gira en torno a esta cuestión: los centros amigables con las personas con demencias.
                                             

Estudio sobre uso racional de sujeciones químicas con la Universidad de Dartmouth
En la segunda mesa redonda se abordó del uso de las sujeciones químicas. La Universidad de Dartmouth y Sanitas Mayores han elaborado un estudio sobre el uso racional de lo que se conoce como “sujeciones químicas”, los psicofármacos. “El control del uso de benzodiacepinas y los antipsicóticos es el factor que más beneficios ha aportado a los residentes. Este dato tiene especial importancia, ya que estos medicamentos son precisamente los más utilizados en España con fines restrictivos en pacientes con demencia, generalmente para evitar alteraciones conductuales”, ha afirmado David Curto, responsable de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores durante su intervención en la sesión.

A través del estudio “Comparativa de tres métodos de reducción de psicotrópicos en mayores con demencia”, realizado por The Dartmouth Institute for Health Policy and Clinical Practice, de la Universidad de Dartmouth (EEUU) y el equipo asistencial de Sanitas Mayores, queda demostrado que la reducción de medicación en pacientes con demencia tiene numerosos beneficios para la salud. Uno de los investigadores, el Dr. Manish K. Mishra, MD, MPH de The Dartmouth Institute for Health Policy and Clinical Practice explica que “gracias al modelo creado somos capaces de reducir la medicación utilizando tres intervenciones. Estas intervenciones implicaron una reducción del uso inadecuado de la medicación. El sobreuso de la medicación es un problema en todo el mundo”.
 
Tratamiento de la demencia con terapias no farmacológicas
Durante la jornada, otros expertos se refirieron a las medidas en auge para el manejo de la demencia. Entre ellas se encuentran las terapias no farmacológicas. Es fundamental conocer profundamente al paciente para  adaptar y personalizar las terapias. En este sentido, la doctora Concepción García Alonso, coordinadora de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores, explicó que “en nuestros centros realizamos un estudio previo para determinar la individualidad o grupalidad de las intervenciones no farmacológicas: en personas con poco deterioro los grupos de intervención pueden ser más grandes, aquí la socialización puede ser un factor terapéutico importante y necesario; en cambio, en los casos de demencia avanzada, las intervenciones  ya solo pueden ser individuales, en la mayoría de los casos”.

Algunas de las terapias no farmacológicas expuestas en la jornada fueron las tecnologías musicales, la terapia dual con Dualebike para entrenar el cerebro para hacer dos cosas a la vez y el proyecto Elevvo de neuroestimulación cognitiva para personas mayores.

El encargado de clausurar la jornada ha sido Domènec Crosas, director general de Sanitas Mayores. Durante su intervención, incidió en el compromiso de Sanitas con la demencia. “La máxima innovación para hacer un mundo mejor es continuar trabajando en el camino en el que lo estamos haciendo. Aportamos soluciones de vida para una fase de la vida cada vez más normalizada cuando se sufre demencia”, concluyó Crosas.


Jueves, 7 de Noviembre 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.