Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La gestión farmacéutica en centros residenciales




El informe Perfil sanitario de las personas ingresadas en centros residenciales analiza la situación de las personas ingresadas en 111 centros residenciales, que representan un total de 14.489 plazas distribuidas en 15 comunidades autónomas. El 44 % de las plazas son privadas, el 40,3 % concertadas y el 15,5 % públicas. 

Las cifras del estudio revelan que el 76 % de las personas que ingresan por primera vez en un centro residencial tienen tres o más diagnósticos médicos activos. Se trata, por tanto, de pacientes crónicos, pluripatológicos y polimedicados, que conllevan una prestación farmacéutica compleja.

En este sentido, el informe pone de manifiesto que los centros residenciales están atendiendo, actualmente, a personas que cada vez presentan más necesidades sanitarias. Por ello, la Fundación Edad&Vida insiste en la importancia de impulsar un modelo integrado de atención sanitaria y social en España.

Modelos de atención farmacéutica
El responsable del estudio Diseño de un modelo integral de mejora de la gestión de los medicamentos y productos sanitarios en residencias asistidas, Lluis Segú, explica que el modelo más frecuente continúa siendo el vinculado a receta y suministro de medicamentos desde las oficinas de farmacia: “La residencia contacta con una farmacia comunitaria que le suministra los medicamentos. Puede haber oficinas de farmacia que, además del suministro, aportan horas de servicio farmacéutico”. También hay empresas que agrupan a diferentes farmacias y ejercen como intermediarios. 

“Existen, además, experiencias puntuales en comunidades autónomas, vinculadas al suministro de medicamentos desde un centro hospitalario, que actúa como suministrador y, normalmente, aporta servicios farmacéuticos”, apunta. 

En opinión de Segú,  el problema es que la mayoría de las residencias continúan siendo extensiones del hogar y, sin embargo, cada vez atienden a pacientes más complejos con claras necesidades sanitarias. “Por tanto, la residencia debería poder asumir la responsabilidad  de prescribir y gestionar el medicamento. Pero eso requiere disponer del dinero necesario, mediante la incorporación a la tarifa de una partida para comprar medicamentos y servicios farmacéuticos”, asevera. 



Lunes, 14 de Diciembre 2015

Nota




En la misma sección...
< >

Lunes, 29 de Julio 2019 - 11:26 Innovaciones en el abordaje del dolor crónico