Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La hospitalización es un desencadenante en la aparición del deterioro funcional en personas mayores




La hospitalización de las personas con pluripatología o de edad avanzada es un desencadenante reconocido en la aparición o progresión del deterioro funcional del paciente. De hecho, un 50 % de los pacientes mayores de 70 años que presentan discapacidad, tenían antecedentes de haber estado hospitalizados en el año anterior.

La cronicidad, la pluripatología y la edad avanzada constituyen, en la actualidad, un problema sanitario global que también afecta a nuestro país. Los pacientes pluripatológicos son, en la mayoría de los casos, personas de edad avanzada con necesidades complejas de salud, vulnerables y con funcionalidad limitada.

“La identificación de la persona frágil y la mejora del entorno y del cuidado durante el ingreso, teniendo presente no solo el motivo por el que el paciente lo hace, sino también sus vulnerabilidades, es un elemento para incorporar en nuestra práctica asistencial. Es más, la atención a la fragilidad en los hospitales es un elemento que se está incorporando de forma progresiva en nuestros centros”, insiste el doctor Nacho Vallejo, coordinador del Grupo del Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). El objetivo es preservar la funcionalidad y la situación cognitiva y evitar complicaciones.

Por ello, la atención de estos pacientes precisa de una coordinación entre diferentes profesionales y niveles asistenciales. “El internista, gracias a su visión generalista e integral de los pacientes, atiende a la persona con pluripatología durante el ingreso con el apoyo del equipo hospitalario. Colabora junto a los profesionales de Atención Primaria (médicos, enfermeras, trabajadores sociales, etc.), en particular en las reagudizaciones que precisan de cuidados hospitalarios, prestando soporte cuando es necesario”, afirma el doctor Nacho Vallejo.

 “En este sentido, es necesaria la transformación de nuestros modelos organizativos con la incorporación de indicadores que faciliten ese valor en salud, y que cuenten con las expectativas de las personas, como puede ser el modelo del International Consortium for Health Outcomes Measurement (ICHOM), lo cual supone un reto importante a incorporar en nuestras instituciones”, comenta el experto.

 


Miércoles, 29 de Mayo 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.