Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




La medicina naturista podría ayudar a los usuarios de los centros sociosanitarios




En los últimos tiempos, la polémica en torno a la medicina naturista y en torno a algunas de las técnicas que utiliza está servida. Máxime tras la suspensión del máster en Homeopatía que la Universidad de Barcelona venía ofreciendo a sus alumnos desde el año 2004. A principios de marzo conocíamos esta noticia apoyada en un “informe desfavorable” de la facultad de Medicina que argumentaba falta de base científica para impartir el curso. A raíz de este acontecimiento, han vuelto a ponerse sobre la mesa los argumentos de defensores y detractores de estas terapias. Hemos querido analizar qué es la medicina naturista, cuáles son  las terapias que la componen y también si son técnicas que se aplican habitualmente en los centros residenciales y sociosanitarios en nuestro país y cuáles son los beneficios que reporta a sus usuarios.

Aunque no existen cifras oficiales sobre la incidencia de la medicina naturista entre la población española, se estima que al menos “un 67 % de los enfermos crónicos recurre en alguna ocasión a terapias complementarias o no convencionales”, afirma el homeópata José Luis Espejo, vocal de asuntos legales en la Asociación Española de Médicos Naturistas (AEMN) y secretario de relaciones públicas en la Asamblea Nacional de Homeopatía (ANH). Entendemos que la medicina naturista es el enfoque médico, de tradición neo-hipocrática, que pone en primer plano la fuerza curativa de la naturaleza, pone en primer plano “la Vis Medicatrix Nature. Este enfoque se basa en los principios hipocráticos para poner todos sus esfuerzos en ayudar a los mecanismos de autocuración o de homeostasis, sin entorpecerlos”, según Espejo. Es decir, esta medicina se sirve de los agentes terapéuticos que ofrece la naturaleza sin desdeñar, eso sí, los avances que ofrece la ciencia médica. “La medicina naturista da una importancia primordial a la prevención, mediante el fomento de hábitos de vida saludable”, apunta Espejo. Entre las técnicas que se engloban bajo este paraguas pueden destacarse la hidroterapia, el ejercicio y las dietas, la meditación, la sofrología, la medicina ortomolecular, la ozonoterapia, la helioterapia, la geoterapia y la fitoterapia. 

El vocal de la AEMN afirma convencido que la medicina naturista complementa a la medicina convencional dotándole de un cariz más humano, ya que se trata de una “medicina más empática con el paciente, más integrativa y un ahorro considerable en el gasto farmacéutico. Enriquece a la medicina convencional recordándole los principios hipocráticos que deben regir todo acto médico”. Se trata, además, de terapias que están indicadas para cualquier problema de salud, por lo que, como apunta el experto, “se hace imprescindible en las enfermedades crónicas donde puede conseguir altos índices de curación o mejoría sin iatrogenia”. Es más, Espejo añade que si hay un sector de la población en el que habría que recomendarla, “sería en niños y en ancianos”. 

Estas terapias no tienen una gran implantación en los centros sociosanitarios y en los centros residenciales en nuestro país. A pesar de que “su implantación supondría una mejora considerable en la salud y en la calidad de vida de los pacientes, y abarataría enormemente el coste de la asistencia sanitaria”, señala el vocal de la AEMN. Poca presencia justificada por el hecho de que se trata de técnicas poco conocidas aún por los profesionales sanitarios y por los gestores y porque, según Espejo, “en estos momentos existen grupos de presión que enarbolando su particular bandera de la ciencia, se han marcado como objetivo erradicar cualquier actividad médica que se aleje o cuestiona la terapia farmacológica convencional”. Ante lo que no muestra duda alguna es a la hora de definir el profesional que ha de impartir estas técnicas en los centros: “tanto la medicina naturista como la homeopatía o la acupuntura son métodos terapéuticos que precisan de un diagnóstico previo, por lo tanto son actos médicos y deben ser ejercidos por licenciados en Medicina”. Recordando, además, que una Real Orden de 1926 establece que el ejercicio de la medicina naturista es competencia exclusiva de los licenciados en Medicina y que la Organización Médica Colegial define a la acupuntura y la homeopatía como “actos médicos”. 

Por Juani Loro



Jueves, 21 de Abril 2016

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.