Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“La mejor medida preventiva es la concienciación de todos”


Cuando hablamos de autoprotección estamos hablando de prevención, control de riesgos, así como acciones y medidas a adoptar con objeto de garantizar la protección de las personas, en primer lugar, y los bienes. Por eso, contar con un buen plan de autoprotección es fundamental en cualquier sector o actividad, más aún si entre estas personas hay pacientes encamados o con movilidad reducida. No obstante, para el director general de Legal Planning, César Mayoral, la mejor garantía para prever posibles situaciones de emergencia es tomar medidas preventivas y mantener el plan de autoprotección debidamente actualizado. Al respecto, la formación de los trabajadores es clave.



CÉSAR MAYORAL
Director general de Legal Planning


¿Qué se entiende por autoprotección?
El documento que planifica y proporciona soluciones de qué hacer y no hacer en caso de emergencia.

¿Todas las empresas del sector sociosanitario están obligadas a tener un Plan de Autoprotección? 
Sí. Normalmente, hay pacientes que no pueden moverse por sí mismos, de modo que se debe preparar a los trabajadores en las posibles emergencias que se pueden presentar en el edificio, así como métodos de evacuación.

¿Por qué es tan importante que los centros sociosanitarios u otras instalaciones de carácter sanitario tengan un plan de autoprotección correcto y actualizado?
En todo caso, es obligatorio disponer de un plan de autoprotección actualizado. Esto impediría posibles sanciones a la hora de una inspección y, en caso de emergencia, evita incurrir en sanciones, incluso penales, para el titular de la actividad. Por otro lado, es el documento en el que se analizan los riesgos que afectan a la actividad sociosanitaria y se planifica la respuesta si se llegan a producir. 

No debemos olvidar que la mejor garantía es que las emergencias no se inicien y, para ello, se deben tomar medidas preventivas. Y la mejor medida preventiva es la concienciación de todos.

¿A quién beneficia contar con este plan?
A todos. Un plan de autoprotección está elaborado para proteger dentro y fuera del edificio a las personas, incluyendo a los residentes, pacientes, trabajadores y familiares. En definitiva, dar una atención centrada en las personas. Está pensado para que, en caso de emergencia, la situación se resuelva de forma positiva, lo antes posible y se solicite ayuda a los profesionales de las emergencias como bomberos, sanitarios, policía, etc.

Una emergencia en una actividad sociosanitaria es objeto de noticia relevante. La diferencia, con respecto a la imagen corporativa, es como se ha resuelto. Una resolución positiva se comunica a la sociedad, a través de los medios de comunicación, creando una imagen de una empresa segura. Una resolución negativa tiene un impacto a la cuenta de resultados directa en la medida que los residentes y familiares y la propia sociedad pierden la confianza en la empresa.

¿Quién y cómo debe realizarse este plan de manera inicial?
Todos los centros sociosanitarios. Sin lugar a dudas, con una empresa especialista en la elaboración de planes de autoprotección y con experiencia demostrable en el sector sociosanitario. En este sentido, Legal Planning elabora e implanta planes de autoprotección en el sector sociosanitario desde hace más de nueve años, lo que nos convierte en una organización puntera en el mercado de las emergencias en España. 

Sólo desarrollando los planes de autoprotección de la mano de un profesional se alcanza el mayor nivel de seguridad cumpliendo con todas las normas autonómicas, municipales, etc., y evitando así posibles sanciones.

¿Qué criterios se tienen que tener en cuenta para adaptar el plan a cada empresa?
En primer lugar, indudablemente, las personas que se pueden ver afectadas por la emergencia y como consecuencia de ésta decidir si se realiza una evacuación o un confinamiento. Como resulta obvio, no es lo mismo evacuar a una persona encamada o de la UPAD que a una persona que pueda moverse por sus propios medios. 

En segundo lugar, los riesgos que puedan producir emergencias, como puede ser la cocina, o que el edificio objeto del plan de autoprotección esté en un entorno forestal, lo que conlleva un análisis distinto.

¿Cuáles son los aspectos básicos que debe abordar el plan de autoprotección?
En primer lugar, debe abordar la protección de las personas que se encuentran en el interior del edificio. Esta protección se puede llevar a cabo evacuando o confinando a las personas en el interior del edificio, dependiendo del tipo de emergencia. Para ello, se necesita que los trabajadores estén debidamente preparados a través de la formación, que si bien es obligatoria, se debe dar un enfoque de concienciación en la medida en que de ello depende la seguridad de todos.

En segundo lugar, minimizar el daño. Inevitablemente, en la mayoría de las emergencias se producen daños materiales que se deben reparar y esto puede afectar al restablecimiento de la actividad con el correspondiente impacto a la cuenta de resultados directos o indirectos, como es la imagen de la marca. Una vez más, la clave reside en la eficacia y rapidez de los trabajadores a la hora de llevar a cabo una respuesta frente a la emergencia y la vía es una formación eficaz.

Tener un buen plan no es suficiente para hacer las cosas correctamente. ¿Cree que los profesionales de estas empresas deben estar formados para cumplir con el plan?
Es imprescindible y obligatorio. Todos los trabajadores deben estar debidamente formados periódicamente, esto hace que mantengan un nivel de alerta alto y un nivel mayor de eficacia. Cuando hablamos de empresas con dispersión geográfica, una formación común hace que un trabajador pueda cambiar de ubicación, pero su formación es válida desde el momento de su incorporación. Sin duda, este elemento se muestra fundamental para mantener los niveles de seguridad.

La formación no debe ser compleja, sino todo lo contrario, una formación sencilla garantiza que todos saben lo que tienen que hacer en caso de emergencia, que es lo verdaderamente importante. Legal Planning, a través de la propia formación, ayuda a las personas para que puedan tomar decisiones seguras en caso de emergencia. 

¿Es obligatorio realizar simulacros? ¿Es necesario evacuar a los residentes/pacientes?
Los simulacros son obligatorios en todo caso. Además, son absolutamente recomendables en la medida que es la forma de acercar una situación de emergencia a los trabajadores. Quizás es la única oportunidad de “entrenar” antes de una situación real.

Por otro lado, la evacuación no siempre es necesaria, igual que no siempre es necesaria una evacuación total del edificio. Las residencias cuentan con sistemas de seguridad como detectores, puertas cortafuegos, etc., que sirven para proteger a las personas hasta la llegada de los servicios de emergencia. Sin llegar a movilizar a todos los residentes, existen métodos como evacuaciones horizontales, es decir, trasladar a los residentes, familiares y trabajadores al lugar más alejado de la emergencia en la misma planta.

¿Las empresas están obligadas a renovar los planes de autoprotección?
Sí. La revisión del plan de autoprotección es obligatoria, de forma general, cada tres años (en Cataluña, un decreto que regula estos aspectos establece que será cada cuatro años). Este plazo se puede ver alterado en la medida que tengan una emergencia, se modifique la estructura del edificio, cambio en las personas que participan en la emergencia, etc.

¿Cómo pueden estar al día?
Contando con una empresa especialista en planes de autoprotección, ya que en ocasiones se producen cambios normativos o técnicos; y ya sabemos que no conocer la norma no exime de cumplirla.


 

QUIÉNES SOMOS
Legal Planning se dedica a cuestiones relativas a las emergencias para que la residencia pueda estar dedicada a su día a día. Por todo ello, Legal Planning:
 
1. Mantiene informado a los clientes de cambios normativos y/o técnicos.
2. Elabora /revisa, actualiza el plan de autoprotección con la correspondiente firma del técnico competente.
3. Presenta a la Administración Pública el plan de autoprotección.
4. Realiza un seguimiento hasta la homologación.
5. Forma a los trabajadores en materia de emergencia y evacuación.
6. Acredita la formación. 
7. En su caso, realiza la comunicación a la Administración Pública.
8. Asesora y colabora en la realización del simulacro de emergencia.
9. Realiza el informe del simulacro.
10. En su caso, realiza la comunicación a la Administración Pública.



Descubra si su plan de autoprotección está actualizado
 
PLAN DE AUTOPROTECCIÓN NO
1 La fecha no supera los tres años    
2 Dispone de un único documento con dos firmas:
  1. Titular de la actividad
  2. Técnico competente
   
3 Está en una carpeta en la que se pueden cambiar las páginas    
4 Está en un lugar accesible, para los servicios de emergencia, en caso de emergencia    
5 Dispone de un juego de planos completo
  1. Medios de protección contra incendios
  2. Recorridos de evacuación
  3. Sector de incendio y locales de riesgo
   
FORMACIÓN Y SIMULACRO NO
1 Dispone de un listado de los asistentes a la formación    
2 Se ha realizado un simulacro de emergencia no hace más de un año    
3 Dispone de un informe del simulacro de no hace más de un año    
4 Dispone de una evaluación de resultados en el informe del simulacro    
5 Tiene prevista la próxima formación y simulacro    
 
Si ha señalado alguna pregunta con la respuesta NO, póngase en contacto con Legal Planning para que le asesoremos, sin coste alguno, en una llamada telefónica.


Más Información:
Tel.: +34 91 758 68 50
administracion@legalplanning.eu
www.legalplanning.es



Lunes, 11 de Junio 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.