Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“La profesionalidad, la cercanía, el trato humano y la empatía es lo que consigue que un servicio sea de calidad”


Gerosol Asistencia es una empresa especializada en la atención sociosanitaria a domicilio para personas dependientes, mayores, discapacitados, enfermos crónicos y otros colectivos. Se constituye en 2004 de la mano de Begoña López Viagel, trabajadora social con amplia experiencia en servicios sociales. Su idea era ofrecer un servicio de atención adaptado a los mayores en casa, para evitar el desarraigo que, de algún modo, les produce la institucionalización. En estos más de 12 años, Gerosol ha conseguido aportar profesionalización al sector y establecer un modelo de intervención propio centrado en la persona, a través de la atención integral y adecuando el servicio a las necesidades reales en cada momento.



Begoña López Viagel, directora de Gerosol Asistencia

¿Cuál es el valor principal de Gerosol?
Uno de los valores que tiene Gerosol es que está liderada por profesionales con un largo recorrido en el ámbito social. Los valores humanos prevalecen por encima de todo. La profesionalidad, la cercanía, el trato humano y la empatía es lo que consigue que un servicio sea de calidad. Estos cuatro componentes son el eje principal de nuestro servicio.

 

¿Qué tipo de servicios ofrecéis?
Ofrecemos ayuda domiciliaria básica: atención, apoyo en el aseo personal, en las movilizaciones, en las tareas del hogar, acompañamiento… En cierto modo, promovemos la autonomía de la persona, complementado con programas de rehabilitación terapéuticos y sanitarios diseñados y ejecutados por un equipo multidisciplinar.

Consideramos que para diseñar un servicio a medida hay que hacer una valoración completa, multidisciplinar y crear una serie de recursos adaptados a las necesidades que tiene la persona que va a recibir el servicio y el entorno donde está viviendo (familiar y físico).

 

¿Cómo se consigue la calidad en estos servicios?
La base es un análisis de la situación que permita hacer una valoración global de la situación. Estas valoraciones suelen
estar realizadas por el trabajador social, equipo médico-enfermera, terapeuta ocupacional, etc. 

El objetivo es obtener una información general de la persona, así como del entorno donde vive.

A partir de ahí, el equipo multidisciplinar diseña un programa de intervención personalizado, en el que se planifican las actuaciones a llevar a cabo y se determinan los profesionales que van a intervenir en el servicio.

 

¿Qué caracteriza a vuestro servicio?
Es un servicio flexible que se va adaptando en función de las necesidades y de la evolución de la persona. Hay ocasiones en las que se interviene con un elevado volumen de horas a causa de la situación de fragilidad, porque se está atendiendo un posoperatorio, alta hospitalaria, recuperación de ictus, etc. y, según va evolucionando la persona, el servicio va disminuyendo en horas. Sin embargo, en otros casos, el servicio comienza con un menor número de horas debido a que el grado de dependencia es leve y, a medida que se produce mayor deterioro, se incrementan los servicios y recursos para ofrecer mayor calidad de vida a los beneficiarios. Los servicios no pueden ser estáticos y cerrados, debemos adaptarlos a las necesidades de cada momento.


¿Qué diferencia a Gerosol de otras empresas que se dedican a la atención a domicilio?
El contar con un equipo multidisciplinar de profesionales especializados: médico geriatra, médico generalista, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, enfermeras, neuropsicóloga, trabajadoras sociales, auxiliares sociosanitarias, etc. Desde el primer día, en Gerosol hemos tenido un objetivo claro: profesionalizar una actividad que estaba sin profesionalizar. 

Por otra parte, tenemos la figura del cuidador, que son profesionales que atienden a personas con un grado de discapacidad o dependencia leve. Por ejemplo, personas de más de 80 años que por su edad requieren apoyos para realizar actividades de la vida diaria (AVD), convirtiéndose en un servicio complementario en el día a día. 

Asimismo, ofrecemos atención sanitaria, en la que la figura del médico o la enfermera está más presente, apoyando y complementando los servicios de base. Estos controles que realizan los médicos y enfermeras nos permiten hacer un trabajo preventivo de la salud.



También promovéis la autonomía personal...
Los servicios sociosanitarios deben tender a la especialización. Gerosol es una empresa que trabaja e invierte en la investigación, el desarrollo y la implantación de programas especializados desarrollados por un comité de expertos en distintas áreas. 

Contamos con programas dirigidos a la promoción de la autonomía personal de pacientes con alzhéimer, párkinson, esclerosis múltiple, ictus... en los que se trabaja a tres niveles: asistencial, cognitivo, y funcional y motor. Este modelo de intervención ha obtenido muy buenos resultados en estudios que hemos desarrollado.

Además, en aquellos casos donde se precisa una adaptación de la vivienda, el equipo de terapia ocupacional orienta y asesora sobre los productos de apoyo necesarios y las modificaciones arquitectónicas recomendables.

El objetivo de todo ello es potenciar la autonomía del beneficiario, manteniendo su funcionalidad en la medida de lo posible.

 

¿Qué tenéis en cuenta en el proceso de selección de personal?
Nuestros procesos de selección son exhaustivos. No todo el mundo está capacitado para trabajar en nuestra compañía. Requerimos que los profesionales tengan una titulación y un recorrido de más de tres o cuatro años. A Gerosol no se viene a hacer experiencia, se trabaja con una experiencia.  

Nuestros profesionales son la cara de Gerosol. Por eso, además de seleccionar a los mejores, estamos implicados en su formación continuada. Periódicamente, organizamos cursos monográficos. Además, con la entrada en vigor de la Ley que obliga a la certificación de todos los profesionales del sector sociosanitario, Gerosol ha financiado los cursos a aquellos  trabajadores que aún no lo tenían.

Por otra parte, estamos comprometidos con la inserción laboral y la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. De hecho, en febrero se ha incorporado una compañera para colaborar con las redes sociales y el blog de Gerosol que tiene un 75 % de discapacidad global.

 

Además de ciertas capacidades, ¿qué actitudes tienen que tener los profesionales que trabajan en Gerosol?
Deben saber empatizar, ser responsables, tener capacidad de resolución de conflictos, ser proactivos y tener una alta sensibilidad hacia la persona. 

 

 


¿Cómo ha evolucionado Gerosol en estos años?
Gerosol ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de la población gracias a su escucha activa. Nuestros proyectos y servicios no se implantan desde un despacho, sino que son el resultado de las experiencias que han tenido los profesionales, junto con lo que nos han ido demandando los beneficiarios. 

 

¿Cuáles son los retos a corto y medio plazo de Gerosol?
Un proyecto que tenemos prácticamente implantado es el de los servicios hospitalarios domiciliarios para pacientes crónicos. Es un servicio sociosanitario, pero con más peso en el área sanitaria, que pretende reducir el número de ingresos y las visitas a urgencias, así como mejorar la adherencia al tratamiento. 

Tenemos constancia de que las recaídas, muchas veces, están originadas por una falta de control en las pautas farmacológicas. Y se ha comprobado que el control de la medicación, junto con una alimentación adecuada y una vida física activa, previene esas recaídas y favorece que la persona tenga una mejor calidad de vida. Además, supone un ahorro a la Administración. 

Por otra parte, también entramos en un nuevo proyecto de cuidados paliativos. Ya estábamos haciendo cuidados paliativos en apoyo con los servicios hospitalarios y los centros de salud. En breve, Gerosol contará con su propio programa de cuidados paliativos, que dispone de un equipo multidisciplinar formado por un médico paliativista, enfermeras, psicóloga, auxiliar, etc. Cada vez son más las personas que quieren estar en su casa y evitar el hospital. 

La idea es arropar a la familia, dar y transmitir calma y ayudar a la persona enferma y los familiares. En un hospital no se tienen esos espacios de acogimiento en los que se puedan despedir los familiares y los pacientes, y creo que es muy necesario.


Begoña López Viagel asegura que han sido pioneros en profesionalizar una actividad que estaba sin profesionalizar.



Lunes, 17 de Abril 2017

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.