Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Lares Castilla y León destaca los beneficios de las unidades de convivencia




Lares Castilla y León tiene, actualmente, 81 centros asociados sin ánimo de lucro repartidos por las nueve provincias de la comunidad, que dan cobertura a más de 6.000 plazas residenciales, creando más de 4.500 puestos de trabajo. Por otra parte, Lares Castilla y León da respuesta a las necesidades que diariamente surgen en los centros e informa de las novedades en el sector relacionadas con el convenio colectivo, subvenciones, etc. Asimismo, gestiona la formación y  organiza encuentros provinciales y jornadas de los temas más relevantes y de actualidad. El presidente de Lares Castilla y León, Jorge Sainz Alas, explica en esta entrevista el nuevo modelo de atención centrado en la persona de Castilla y León.  
 
En Castilla y León se ha implantado un nuevo Decreto, el cual se basa en la atención centrada en la persona, siendo una normativa pionera en España. ¿Cómo han sido las negociaciones de la misma?
En el año 2010 comenzamos con las negociaciones del nuevo Decreto, habiendo temporadas de nula actividad, retomando nuevamente las mismas a comienzos del año 2014. A partir de este momento y con mesas de trabajo intensas, vio la luz finalmente el Decreto en el año 2016, el cual fue derogado posteriormente, y en agosto del 2017 se publicó nuevamente con las correcciones correspondientes.
 
Han sido muchas reuniones de negociación, tanto con la Gerencia de Servicios Sociales, como con la Consejería de Sanidad, donde creemos que se ha logrado un Decreto que recoge las demandas del sector y da respuesta a las necesidades de nuestros mayores, implantando la filosofía de la Atención Centrada en la Persona y una nueva organización en unidades de convivencia.
 
¿En qué consisten las unidades de convivencia y la atención centrada en la persona?
Todo ello viene derivado del pilotaje “En mi casa”, que es así como se denomina al nuevo modelo de atención de la Gerencia de Servicios Sociales en Castilla y León. En el 2013, se empezaron a implantar unidades de convivencia piloto para ver si realmente el modelo tenía cabida en nuestra Comunidad, ya que no dejaba de ser un modelo extranjero, que podía no funcionar. Han sido más de 100 las unidades que se han creado, entre las cuales se encuentran centros de Lares Castilla y León, que nos han trasladado los beneficios que obtienen los residentes que conviven en este modelo.
 
Las unidades de convivencia son espacios dentro de la residencia destinados a un máximo de 16 residentes. Este espacio se caracteriza por tener un ambiente hogareño, adornado con enseres y objetos que traen de sus casas o que ellos mismos elaboran, como son fotografías, cojines, jarrones, etc. Este espacio propicia una atención más personalizada y centrada en los deseos y preferencias de cada persona, siendo este el objetivo principal del nuevo modelo de atención de Castilla y León.
 
¿Qué aspectos positivos destacarías del nuevo Decreto?
Para nosotros es fundamental la disposición transitoria tercera: “Adaptación a plazas aptas para personas dependientes”. En ella, se dan facilidades para que todas las residencias con plazas de válidos puedan adaptarse para poder atender a personas dependientes. Es algo muy positivo, ya que muchos mayores cuando ingresan en un centro residencial son válidos, condición que con el transcurso del tiempo van perdiendo.
 
Destaca también la figura del profesional de referencia, de gran relevancia para conseguir los objetivos que pretende el nuevo modelo. Este profesional es como el familiar que el residente siempre tiene a mano para cualquier circunstancia, que va a velar por su bienestar y que va a canalizar sus deseos para que se encuentre en el centro realmente como en su propia casa.
 
Asimismo, como en el medio rural hay verdaderos problemas para poder contratar a determinados profesionales, dar la posibilidad de ampliar el abanico de contratación de profesionales técnicos con titulación universitaria ofrece la posibilidad de cumplir con una normativa y orientar los servicios hacia la especialización.
 
¿Qué aspectos negativos contiene el actual Decreto?
A día de hoy no le veo aspectos negativos (el tiempo lo dirá), el cambio de modelo creo que en muchos centros va a suponer un antes y un después. Es un Decreto ambicioso que requiere de tiempo para su implantación y cambio de mentalidad en algunos casos, donde todas las partes implicadas deben de tener una buena coordinación para conseguir un mismo fin común, dar un servicio de calidad y de calidez.
 
Desde Lares Castilla y León, ¿cómo están llevando a cabo la implantación del nuevo modelo de atención?
Desde la Asociación hemos creado varios encuentros, donde el tema fundamental ha sido el nuevo Decreto. Ha habido reuniones provinciales con los directores y técnicos, donde se les ha informado de la nueva normativa y de los aspectos más relevantes, hemos tenido encuentros provinciales con los trabajadores, donde se les ha explicado la figura del profesional de referencia, así como los nuevos documentos de trabajo con los que tienen que familiarizarse: historia de vida y proyecto de vida. Se han hecho jornadas formativas regionales, donde hemos contado con técnicos de la Gerencia de Servicios Sociales. También hemos tenido otra jornada regional, donde los centros con unidades de convivencia expusieron su experiencia en el pilotaje y qué programas llevan a cabo.
 
Hemos preguntando a nuestros centros qué temas son los que más les preocupaban y sobre ellos hemos ido trabajando. Lo último que hemos elaborado ha sido una guía con las principales exigencias del Decreto, que todos los centros deben de cumplir tras su aprobación.


Lunes, 19 de Febrero 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.