Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Las TIC y la nueva relación médico-paciente


Desde hace ya algunos años, médicos y pacientes están constatando las ventajas que las nuevas tecnologías ponen a su alcance con el objetivo de cumplir dos premisas básicas en salud: alcanzar la excelencia en la atención y lograr una mejora de la calidad de vida de los pacientes. Asimismo, son conscientes de los cambios de rol que entraña para su relación la aparición de estos sistemas y aplicaciones. De ahí, que cada uno a su manera se esté responsabilizando de la parte que le toca, porque si algo está claro es que ambos son agentes implicados en la mejora del sistema sanitario, que debe ser de todos y para todos.



Es indudable que en los últimos años la tecnología se ha convertido en un aliado en materia sanitaria y sociosanitaria. Hasta los más escépticos han acabado sucumbiendo al beneficio de las tecnologías y al potencial de este nuevo modelo de comunicación que ha conquistado el ámbito social y también el profesional. 

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han favorecido un cambio en el clásico orden establecido, y así lo han explicado profesionales y pacientes en la mesa Tecnología Sanitaria y Calidad del 8º Congreso Europeo de Pacientes, Innovación y Tecnología organizado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social en Madrid.

Actualmente, vivimos en un contexto global donde la tecnología ha adquirido un peso importante en nuestros hábitos diarios. Su surgimiento ha contribuido a acelerar la producción en el plano económico, pero también en el ámbito social ha tenido un papel fundamental, pues ha generado herramientas de comunicación mucho más eficaces y ha propiciado la transferencia de conocimiento de una punta a otra del mundo. Como consecuencia, el ciudadano ha alcanzado un estatus privilegiado que precisa de un cambio en la forma de relacionarse, que afecta al entorno de la empresa-cliente, y concretamente a la de sanidad-paciente. “En los últimos diez años, estamos asistiendo a un cambio en el concepto de cliente. Estamos más informados, somos más sociales y construimos nuestras decisiones de manera más inteligente. En resumidas cuentas, somos infinitamente más exigentes con los productos y servicios que nos ofrecen”, explica el director de Comunicación de la Asociación Española para la Calidad (AEC), Vicente Moreno. 

Este profesional advierte que el cliente (paciente) quiere el mejor servicio al mejor precio y que las compañías tienen que reaccionar ante esta necesidad y expectativa. Para ello, no les queda otra opción que situar al cliente en el centro del sistema: “El cliente ha cambiado su rol dentro de la economía, y de ser un personaje reactivo, cegado por la presión de las empresas, ha pasado a reclamar ser el centro de atención, tanto de las empresas, como de las organizaciones y de las Administraciones Públicas”.

En el ámbito de la sanidad, también se está produciendo este cambio, “el cliente empieza a tener un papel relevante en el diseño de toda la estrategia de relación. Hoy el paciente tiene que ser el centro de la medicina y del sistema asistencial”. Este experto en comunicación habla de clientes también en salud, y reivindica este término inclusive en este sector en el que produce rechazo, alegando que la palabra cliente debe vaciarse de contenido mercantil y convertirse en lo que es: el fin de una actividad. “El éxito de ese fin, en el caso de la economía comercial, es el intercambio económico y, en el caso de la salud, mantener la lealtad y cubrir las expectativas”, destaca Vicente Moreno.

Por Carmen Moreno
 



Jueves, 18 de Diciembre 2014

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Viernes, 26 de Agosto 2016 - 11:19 GERAS: software de gestión de centros residenciales