Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Las declaraciones de voluntades anticipadas se duplican desde la habilitación de registros en los centros de salud navarros




Durante 2018 se inscribieron en Navarra 2.430 Documentos de Voluntades Anticipadas (DVA), frente a los 1.146 registrados en 2017, lo que supone un incremento de más del 212 % desde la simplificación del procedimiento en 2017, que permite la formalización del DVA desde los Centros de Salud.

Con respecto al conjunto de España, la tasa de Navarra en DVA por 1.000 habitantes era del 11,48 % en enero de 2019, lo que la sitúa como la primera comunidad autónoma en número de documentos registrados, seguida de País Vasco con el 10,99 % y Cataluña con el 10,94 %.

Otros factores que influyen en este incremento en la Comunidad Foral son el aumento de la conciencia social sobre el derecho a decidir cómo desean ser atendidas las personas en sus últimos momentos y la formación que se da a profesionales de salud para sensibilizar a sus pacientes al respecto y ayudarles en los trámites de los DVA.

Desde 2019 está accesible el DVA desde cualquier historia clínica del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. Esto ha supuesto un notable avance en la posibilidad de consulta directa por parte de profesionales de personas que son atendidas en momentos críticos. Se contempla en este sentido igualmente la formación a profesionales sobre dicho acceso y sobre los criterios para la aplicación ética de las decisiones reflejadas en el DVA.

En el primer trimestre de 2019 se han registrado 409 nuevos DVA, lo que indica que la tendencia continúa siendo alta. Cabe destacar que desde que en 2003 se empezaron a registrar las voluntades anticipadas, el 64,34 % de los DVA pertenecen a mujeres y el 35,66 % a hombres. Como ya se avanzó en la constitución del Observatorio de Muerte Digna el año pasado, los datos que se recaban a través de los DVA y de comunicaciones personales con los pacientes indican que hay un número elevado de personas que preferirían pasar sus últimos momentos en sus domicilios, pese a lo cual en 2018 más del 51 % de las defunciones en Navarra se produjeron en centros hospitalarios, el 15 % en centros socio-sanitarios y solo un 29 % en domicilios.

En este sentido, los últimos datos recabados refuerzan la intención del Departamento de Salud de mejorar la atención domiciliaria para cumplir la voluntad de personas que deseen permanecer en sus domicilios en sus últimos momentos.

Continúa así el trabajo para aliviar el sufrimiento de las personas en al final de la vida, respetar el deseo que cada persona haya expresado para ese momento y evitar actuaciones sanitarias que no mejorar la calidad de vida, dotando de los medios y de los recursos materiales y humanos necesarios a la asistencia domiciliaria de pacientes en estas circunstancias.


Viernes, 26 de Abril 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.