Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Las estadísticas sociosanitarias al servicio del progreso




Las estadísticas sociosanitarias son imprescindibles para diseñar las políticas de un país, ya que resultan determinantes para medir la evolución de su población, así como el progreso alcanzado, con el fin de tomar decisiones significativas. La principal dificultad para la realización de estas encuestas es que no existe una única unidad de medida ni criterios unificados. Además, la información social y sanitaria tiene un componente importante de subjetividad, lo que dificulta el establecimiento de indicadores válidos y fiables. En este sentido, es necesario que las preguntas de las encuestas sean claras, precisas y sin posibilidad de interpretaciones y, del mismo modo, los cuestionarios deben ser sencillos y concisos. Todo ello para acercar el dato estadístico a los ciudadanos y a los profesionales, cada vez más interesados en conocer qué ocurre y por qué, y sobre todo interesados en participar en la toma de decisiones. En este reportaje, realizamos un repaso de las fuentes estadísticas nacionales e internacionales de referencia en el ámbito social y de la salud, y su influencia en la manera de gestionar la política de envejecimiento de la población.

El seguimiento y evaluación de los retos sociosanitarios requieren de un sistema eficaz de indicadores estadísticos. Los clásicos los encontramos en organismos como Naciones Unidas, Eurostat, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Organización Mundial de la Salud (OMS), pero también en las Administraciones Públicas estatales y, en el caso de España, en las distintas comunidades autónomas. 

Concretamente, la información estadística del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hace especial alusión a la información sociosanitaria y social. En lo referente a Sanidad, hasta 2003 en España no existía un sistema de información sanitario realmente estructurado. Fue con la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) cuando se creó el sistema actual que debe ser útil a sus diferentes destinatarios en la toma de decisiones. Entre estos destinatarios se encuentran autoridades sanitarias, gestores profesionales, ciudadanos, asociaciones y sociedades científicas del ámbito sanitario. 

Según la subdirectora general de Información Sanitaria e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Alfaro, “la información sanitaria es un recurso, un derecho de las personas, por lo tanto es un deber de las Administraciones darlo. Además, debe permitir evaluar los grandes objetivos del SNS en la protección de la salud individual y colectiva, que son la universalidad, equidad, calidad y eficiencia”. En este sentido, debe ofrecer productos y servicios útiles como bancos de datos, estadísticas, informes e indicadores. 



Jueves, 18 de Diciembre 2014

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.