Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Los retos de la RSC en el sector sociosanitario




La gestión de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) integrada en la estrategia empresarial e impulsada desde la dirección, que tenga en cuenta los impactos sociales y ambientales derivados de su actividad, supone un valor añadido para la competitividad de la propia empresa. En el caso del sector sociosanitario implica, además, una mejora de la calidad asistencial y repercute de manera positiva en la relación que la entidad tiene con sus propios trabajadores, con los clientes y sus familiares e, incluso, con la Administración Pública. La RSC es sinónimo de una gestión empresarial responsable y cada día más entidades se esfuerzan por implementarla en todos sus ámbitos de actuación. Muestra de ello es que la Cámara de Comercio de Madrid y Forética organizaron, el pasado mes de julio, la jornada La responsabilidad social empresarial en el sector sociosanitario, con el objetivo de analizar los principales retos y tendencias de la RSE en el sector sociosanitario. Concretamente, en la mesa de gestión residencial expusieron su experiencia y buenas prácticas Amma, Eulen e Ilunion.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) o Corporativa (RSC) se define como la gestión responsable de las organizaciones empresariales, preocupadas por su impacto social, económico y medioambiental. En el sector sociosanitario, el fin último es mejorar la calidad asistencial. Para ello, se basa en relaciones transparentes y de confianza con los principales interlocutores de la empresa: trabajadores, clientes, familiares, proveedores, Administraciones Públicas, etc.

La RSE es voluntaria. Es decir, las empresas deben cumplir de manera rigurosa la ley y, de forma voluntaria, pueden demostrar su compromiso con su entorno aportando un valor añadido, responsabilizándose de las consecuencias y de los impactos que derivan de sus acciones. Todo ello, repercute positivamente en su competitividad y liderazgo.

A este respecto, la directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la RSE del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Carmen Casero, afirmó en la inauguración de la jornada que su origen “es innato al sector sociosanitario, porque todos los actores son personas, desde pacientes hasta familiares”. Además, resaltó que “el sector sociosanitario ha caminado hacia una mayor implantación de la responsabilidad social, mejorando la atención de las personas, cuidando de las familias, avanzando en la innovación y respetando el entorno”. 

RSE en centros residenciales
El director de Comunicación, Marketing y Relaciones Institucionales del Grupo Amma, Roberto Rodríguez, explicó que en el sector sociosanitario “siempre hemos hecho responsabilidad social, porque estamos comprometidos con las personas; atendemos a personas y el componente humano es fundamental. También debemos satisfacer una demanda social muy fuerte asociada al propio envejecimiento de la población y, para ello, colaboramos con la Administración Pública”. 

Sin embargo, Rodríguez reconoció que, “aunque poco a poco estamos ganando legitimidad, aún tenemos el reto de mejorar la imagen del sector”. Es precisamente ahí donde la RSC puede ayudar, “porque nos guía en la creciente profesionalización del sector”. El director de Comunicación del Grupo Amma analizó los aspectos relacionados con la implantación de la RSC en el sector:

Por Sonia García


Martes, 27 de Septiembre 2016

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 8 de Febrero 2018 - 15:44 Los servicios sociales en España