Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Los retos de la atención a la dependencia en la Comunidad Valenciana


José María Toro
Presidente de Aerte



La apuesta del Gobierno del Botánico por intentar mejorar la situación de atención a la dependencia está siendo muy importante. Los recursos a disposición de la Vicepresidencia y Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas han crecido un 43 %, pasando de 833 a 1.194 millones de euros, desde el año 2015 cuando el PSPV y Compromis accedieron al Consell. Esta es, sin duda, una buena noticia pero hay que ver cómo se plasma en la realidad esa mejora.
 
La colaboración público privada en este sector es fundamental. Aproximadamente, el 80 % de los recursos están gestionados por entidades privadas y, por eso, es tan importante la interlocución entre las distintas entidades y la Administración Pública. En ese contexto, durante estos días se están poniendo en marcha las 3.300 plazas residenciales para personas mayores que se habían presentado al concurso en el mes de enero. El procedimiento ha sido muy lento y farragoso pero ha permitido, por primera vez desde el año 2001, acceder a plazas concertadas a nuevas entidades.
 
A pesar de ello, se debe replantear los distintos tipos de conciertos con entidades privadas, en la actualidad son cuatro distintos, para establecer un único marco en el que los servicios prestados y los precios sean los mismos. Esto conllevará mayor simplificación en la gestión del mismo y permitirá una atención uniforme a todas las personas beneficiarias. En él podrían participar todas las entidades de manera indistinta y el foco estaría puesto, no en el tipo de entidad que se encarga del servicio o en su oferta económica, sino en la calidad del servicio prestado.
 
La Comunidad Valenciana se encuentra con uno de los ratios más bajos de plazas residenciales para personas mayores de toda España. Seguramente hagan falta más de cinco mil plazas para atender las necesidades por el aumento de población mayor en los próximos años. Debemos generar un sistema que apueste por la colaboración público privada y que aporte la seguridad jurídica suficiente para hacer de nuestra comunidad autónoma un destino atractivo para las distintas empresas que quieran invertir en nuestro sector. También es necesario apostar por una atención profesionalizada que puede ofrecer tanto la Administración Pública como las distintas entidades privadas que trabajan en servicios sociales.
 
En la actualidad, también se está planteando un nuevo modelo de atención farmacéutica a las residencias. El modelo actual funciona de una manera muy adecuada, por lo que deberíamos ver cómo mejorar lo que sea necesario pero basándonos en la experiencia del modelo vigente y que aporta un nivel de calidad muy elevado.
 
Como hemos podido ver, los retos son múltiples, debemos ofrecer a cada persona el recurso que sea capaz de dar respuesta a sus necesidades, ya sea mediante un servicio de ayuda a domicilio, un centro de día, viviendas asistidas o una residencia. Además, debemos pensar en los distintos grupos a los que nos dirigimos como las personas con trastorno mental grave, con diversidad funcional, con daño cerebral o mayores. Cada grupo tiene unas características definidas y requiere una respuesta especializada. Por ello, debemos conocer muy bien cuáles son sus necesidades reales y proponer soluciones adaptadas y sostenibles en el tiempo, ese es el principal desafío que tenemos que resolver entre todos.


Martes, 28 de Noviembre 2017

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 2 de Noviembre 2017 - 14:05 SALUD Y FRAUDES FINANCIEROS