Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“Mantenemos los compromisos de aumentar la financiación destinada a la dependencia y de recuperar los derechos de las personas”


Ana Isabel Lima, trabajadora social de profesión, llega a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales muy motivada y, al mismo tiempo, prudente, “porque hay que encontrar el equilibrio entre lo que queremos y podemos hacer”. El eje que articula la atención a las personas mayores y en situación de dependencia en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 “es la recuperación de derechos para las personas y la reversión de los recortes que causó el Real Decreto Ley de 2012”. En este sentido, dos de las principales acciones que acometerá el equipo de Lima es incrementar el nivel mínimo de protección y recuperar la financiación del nivel acordado. Asimismo, la Secretaría de Estado se ha comprometido también a recuperar el convenio especial en el sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales y el abono por la Administración General del Estado de las cotizaciones. “Estas medidas permitirán un mayor reconocimiento de las prestaciones y servicios por parte de las comunidades autónomas y se reducirá la lista de espera existente”, subraya Lima. No obstante, recuerda que todo ello depende de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Hasta entonces, “seguiremos trabajando para reforzar las políticas sociales y generar mayor justicia social”.



Por Sonia García

Ana Isabel Lima Fernández
Secretaria de Estado de Servicios Sociales

¿Qué balance realiza de este primer trimestre al frente de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales?

El reto de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales es coordinar las acciones de sus cinco direcciones generales (Injuve, Imserso, Infancia y Familia, Plan Nacional Sobre Drogas y Discapacidad). Se trata de políticas sociales que, desde un punto de vista transversal, afectan a todos los ciclos de la vida de las personas. Nos ocupamos de las necesidades sociales que atiende el sistema de protección de servicios sociales, la convivencia y las relaciones humanas. Ponerlas en común es el valor de esta Secretaría de Estado. Trabajamos para dar una visión generalizada y no sectorial de los servicios sociales.

Ha pasado de exigir a partidos políticos y Ministerio sensibilidad hacia las políticas sociales a ser parte implicada en su diseño. ¿Cómo se vive la política social desde “el otro lado”?
Ocupar este cargo me lleva a ser más prudente, porque hay que encontrar el equilibrio entre lo que queremos y podemos hacer. No obstante, este Gobierno tiene muy claro que no hay que perder el objetivo a medio y largo plazo, porque se pueden ir dando pasitos pequeños. Este Gobierno, como destacan el presidente Pedro Sánchez y la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, tiene muy claro que hay que reforzar las políticas sociales y generar con ello mayor justicia social. Esto me motiva muchísimo.

¿Qué aporta su trayectoria profesional y experiencia como trabajadora social a la labor que desarrolla desde la Secretaría de Servicios Sociales?
Mi formación y mi ejercicio profesional están vinculados a las áreas de esta Secretaría de Estado y de parte del Ministerio. Conocerlas desde la base me da una perspectiva realista que me ayuda a tener presente la envergadura de las decisiones que se toman y su efecto en la ciudadanía. Además, me permite tener una visión transversal. Creo que puedo aportar a este Gobierno una visión general.
El sistema sanitario es cada vez más completo y eficaz para atender los procesos agudos, pero precisa reorientarse para la atención a los cuidados de larga duración y a la enfermedad crónica

¿Se ha reunido o prevé hacerlo con patronales y colegios profesionales implicados en la atención de las personas mayores y en situación de dependencia?
Me he reunido con entidades sociales de carácter estatal que tienen que ver con la atención y promoción de las personas mayores, personas en situación de  dependencia y personas con discapacidad. Por supuesto, tan pronto como me sea posible voy a reunirme con los colegios profesionales.

¿Aprovechará su actual cargo público para impulsar la figura profesional del trabajador social, terapeuta ocupacional, logopeda, etc., en el cuidado de las personas mayores y en situación de dependencia?
Las profesiones que intervienen en todos los ámbitos de lo social son fundamentales. Aportan calidad. Hay que apostar porque esta sea desde la especialización y la garantía ética. Cada profesión, con sus códigos deontológicos, contribuye a garantizar la calidad en la atención a la ciudadanía y a las instituciones. Además, la regulación y la reserva de actividad son fundamentales para ello. Las profesiones que tienen contacto directo con las personas y su labor inciden en los derechos fundamentales de las personas con las que trabajan, como puede ser las personas mayores en situación de dependencia, y deben ser profesiones reguladas. 

¿Qué presupuesto se destinará en 2019 a la atención de las personas mayores y en situación de dependencia? ¿En qué partidas se divide?
El eje que articula la atención a las personas mayores y en situación de dependencia en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 es la recuperación de derechos para las personas y la reversión de los recortes de todo tipo que causó el Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio, tanto en las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia como en la financiación del mismo a cargo de la Administración General del Estado.

Con estas premisas, la estructura y los programas presupuestarios seguirá siendo los mismos que en los últimos años desde se aprobara la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia, pues no han variado las competencias ni las funciones que corresponde realizar a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales y al Imserso, tales como la gestión y seguimiento de las pensiones de invalidez y jubilación en sus modalidades no contributivas así como los servicios complementarios de las prestaciones del Sistema de la Seguridad Social; el seguimiento de la gestión de las prestaciones sociales y económicas derivadas de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social; la propuesta de normativa básica que garantice los principios de igualdad y solidaridad para la determinación de los baremos, a los efectos de reconocimiento del grado de discapacidad, así como las relativas a la atención a la dependencia.

Los presupuestos contemplarán, además, los programas de envejecimiento activo entre los que se encuentran los reconocidos programas de turismo y termalismo; el fomento de la cooperación con las organizaciones y entidades que agrupan a las personas mayores; el establecimiento y gestión de centros de atención especializada o de aquellos a los que se les asignen objetivos especiales de investigación de ámbito de actuación estatal en el campo de acción del Imserso; y las actuaciones relativas a las relaciones con organismos extranjeros e internacionales, así como la asistencia técnica a los programas de cooperación internacional en estos ámbitos.



Jueves, 20 de Diciembre 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.