Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Más de la mitad de los pacientes desconoce la influencia del colesterol en su enfermedad vascular




Coincidiendo con la conmemoración del Día Europeo para la prevención del Riesgo Cardiovascular, Cardioalianza, asociación nacional de pacientes cardiovasculares que agrupa a 51 asociaciones locales y que cuenta con más de 21.000 pacientes asociados, ha presentado los resultados preliminares de la primera fase del proyecto “Informe de la situación de la hipercolesterolemia y otros factores de riesgo en pacientes con alto y muy alto riesgo vascular en España".
 
 
El proyecto tiene el objetivo de diseñar nuevas estrategias para la reducción del riesgo asociado a los pacientes de alto y muy alto riesgo vascular y potenciar un rol más activo del paciente en el cuidado de su propia salud.
 
El “Informe de la situación de la hipercolesterolemia y otros factores de riesgo en pacientes con alto y muy alto riesgo vascular en España" se está llevando a cabo en dos fases. La primera, cuyos resultados preliminares se han presentado esta mañana, consiste en la realización de encuestas a pacientes con un evento vascular previo (cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular o enfermedad periférica) y, la segunda, que finalizará en octubre y consistirá en el diseño de propuestas y acciones de mejora concretas para optimizar la reducción del riesgo en estos pacientes.
 
 
Resultados preliminares del informe
Los primeros datos disponibles proceden de la recopilación de una muestra de 364 pacientes (37 % mujeres y 63 % hombres) con enfermedad vascular, que se han obtenido a través de tres canales: Centros de Atención Primaria (CAP) a nivel nacional, asociaciones de pacientes cardiovasculares, la mayor parte de ellas entidades miembro de Cardioalianza, y a través de Internet.
 
La edad media de los pacientes que han participado en la muestra es de 66 años y, en promedio, fueron diagnosticadas de enfermedad vascular (cardiopatía isquémica, enfermedad cerebrovascular y/o EAP) a los 57 años. Según su diagnóstico, el 62 % de los pacientes tiene cardiopatía isquémica, el 26 % enfermedad cerebrovascular, el 15% enfermedad arterial periférica (EAP) y el 5 % desconoce el nombre de la enfermedad que padece.
 
Respecto a otras enfermedades que padecen los pacientes, los datos preliminares del informe indican que poco más de la mitad de los pacientes con alto riesgo vascular (52 %) padece hipertensión; un tercio (31 %) colesterol elevado; casi una tercera parte (29 %) diabetes, el 5,5 % enfermedad renal y el hasta una quinta parte de los encuestados (22,5 %) afirman no tener ninguna de estas patologías o bien otras. En cuanto al tratamiento farmacológico, dos de cada tres personas con enfermedad vascular (65 %) toma estatinas, seguido por los antihipertensivos y los anticoagulantes, que toman cerca de la mitad de los encuestados (47 % y 46 % respectivamente).
 
En referencia al análisis de la actividad física, los datos indican que más de la mitad de las personas con enfermedad vascular (55 %) que se encuentran laboralmente activas realizan una actividad sedentaria en el puesto de trabajo, ya que permanecen sentados la mayor parte de la jornada o de pie sin grandes desplazamientos ni esfuerzos. Además, las actividades llevadas a cabo con mayor frecuencia son aquellas que requieren poco o ningún ejercicio físico, puesto que tres de cada cuatro (81 %) pacientes afirman realizar diariamente actividades sin esfuerzo (lectura o ver la televisión) y nunca o casi nunca practican actividad física de intensidad moderada como correr, nadar o hacer gimnasia.
 
Respecto al estilo de vida del paciente, uno de los datos más preocupantes es que más de la mitad de los pacientes (un 51 %) ha fumado o sigue fumando, con una media de 17 cigarrillos al día; y uno de cada tres afirma llevar una vida bastante o muy estresada. En compensación, lo más frecuente entre los pacientes con este perfil es no tomar nunca bebidas con alcohol, así lo declara algo más de un tercio de los encuestados (38 %).
 
En cuanto a los hábitos alimentarios, hasta una cuarta parte de los pacientes (26,5 %) afirma no realizar nunca una dieta indicada para su enfermedad vascular. A pesar de ello, el 60 % hace una dieta baja en grasas saturadas, tres de cada cuatro (76 %) toman productos lácteos desnatados y casi la totalidad de los pacientes (92 %) consume aceite de oliva. Asimismo, más de la mitad (58 %) condimenta como mínimo algunas veces, las comidas con sal, aunque el 54 % nunca o casi nunca toma alimentos con azúcar.
 
Con respecto al autoconocimiento que tiene el paciente de su propia enfermedad, se ha visto que más de la mitad de los pacientes (un 53 %) desconoce la influencia que el colesterol ejerce sobre la enfermedad vascular. Asimismo, el 50 % reconoce no haber buscado/preguntado por información relacionada con su patología (tratamientos, síntomas, etc.) y, cuando lo hace la principal fuente de información a la que recurre son los profesionales sanitarios (30 %), seguido de internet (27,5 %) organizaciones de pacientes (12 %) y otras personas con enfermedad vascular (7 %).


Jueves, 15 de Marzo 2018

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.