Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Navarra regula la prestación económica de asistencia personal para personas con dependencia y discapacidad


El Departamento de Derechos Sociales de Navarra, en consonancia con su estrategia de fomentar la autonomía y vida independiente de las personas con dependencia y discapacidad y de acuerdo con la línea estratégica contenida en su Plan de Discapacidad, ha aprobado una nueva orden foral que regula la prestación económica para dar asistencia personal a personas con dependencia y discapacidad. El impacto económico de este incremento de cuantías se estima en 180.000 euros anuales



Esta nueva orden foral pretende dar respuesta al desafío y coste económico que supone para las personas dependientes y con discapacidad llevar a cabo un proyecto de vida independiente. Para ello, se aumentan las cuantías de las prestaciones de modo que estas permitan, a aquellas personas que optan por permanecer en su domicilio como alternativa a un ingreso residencial, tener una mayor cobertura de sus necesidades. Además, se elimina el requisito de mínimo de horas de contratación, y se modifica el baremo económico ampliando la prestación para aquellas personas que requieran mayor número de horas de asistencia personal para llevar a cabo su proyecto de vida. Se trata de unos cambios que se adecuan a lo establecido en la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con Discapacidad.

Para personas con reconocimiento de gran dependencia y dependencia severa, la cuantía máxima asciende a 1.600 euros al mes y la mínima a 1.280 euros al mes; para personas con reconocimiento de dependencia moderada la cuantía máxima es de 700 euros al mes y la mínima de 560 euros al mes. En el caso de las personas con discapacidad, para quienes se trata de una prestación no garantizada, se exige una discapacidad del 65 % y las cuantías máximas y mínimas oscilan entre los 1.600 y los 1.280 euros al mes. A estas cuantías se aplican los correspondientes índices de reducción de acuerdo a la renta, teniendo siempre en cuenta el gasto real de contratación del asistente personal. Para acceder a la prestación, es requisito presentar un proyecto de vida que permita a la persona llevar una vida independiente, desarrollando actividades que redunden en su desarrollo personal, laboral, social y comunitario. El proyecto de vida independiente se reflejará en un Plan de Vida Independiente que se realizará a través de la Oficina de Vida Independiente (OVI).

En estos momentos, 20 personas son perceptoras de esta prestación y, con las cuantías existentes, tenían que completar su proyecto de vida independiente con la financiación ofrecida por el proyecto de Fundación Caixa-Caja Navarra.


Lunes, 10 de Junio 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.