Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




Orpea lanza un Decálogo para el buen trato que garantiza el bienestar, respeto y dignidad de sus residentes


Con motivo de la celebración, el 15 de junio, del Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez, Grupo Orpea, especializado en la atención a la dependencia y referente en el cuidado de las personas mayores, quiere aprovechar para recordar la importancia del buen trato a las personas mayores en el entorno residencial.



“Para los profesionales de Orpea, es prioritario que todos los mayores que llegan a uno de nuestros centros y su familia reciban una atención de la máxima calidad. Para ello, contamos desde hace años con un programa integral de buen trato, que incluye desde la promoción del envejecimiento activo hasta actividades encaminadas a promover su autonomía e independencia, pasando por la formación continua de los trabajadores”, explica Victoria Pérez, directora Sanitaria de Orpea.
 
Dada su importancia, Orpea entrega a las personas mayores en el momento de su ingreso en cualquiera de sus 49 centros el Decálogo del buen trato, elaborado a partir de las recomendaciones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). En él, se forma e informa a los residentes sobre sus derechos, con la finalidad de proporcionarles una atención integral física, emocional y social de calidad.  
 
Vídeo sobre la cultura de buen trato
Para poner en valor aún más el buen trato y la dignidad a las personas mayores en el entono residencial, Orpea ha elaborado un vídeo que pretende contribuir a promover los derechos de las personas mayores y defender su capacidad de decisión sobre cómo deben y quieren vivir.
 
“Apostamos por la cultura del buen trato y trabajamos desde los principios éticos que permiten asegurar el bienestar y calidad de vida de nuestros usuarios. El objetivo del vídeo es, por tanto, mostrar de una manera clara y directa herramientas y habilidades para poner en práctica cada día el buen trato a los residentes, sus familias y todas aquellas personas con las que conviven”, subraya Pérez.
 
Asimismo, los profesionales de Orpea se forman continuamente en la cultura del buen trato, que rige y marca su trabajo diario. En este proceso, se valora tanto los gustos como las preferencias de los residentes, porque cada persona es singular, única e irrepetible.


 

Decálogo para el buen trato
ORPEA considera fundamental que las personas mayores conozcan cuáles son sus derechos cuando ingresan en uno de sus centros. Se trata de unos compromisos elaborados por residentes, sus familiares y trabajadores:
                                                                                                                                                    
  1. Usted es importante, haga que los demás lo sepan
ORPEA se esfuerza en conocer los gustos, aficiones y preferencias de la persona mayor para darle la atención que se merece. Un equipo multidisciplinar se reúne con el usuario y su familia, con el fin de elaborar juntos su proyecto de vida, que está basado en sus necesidades y se revisa periódicamente. De esta manera, el residente sigue siendo protagonista de su desarrollo vital y mantiene activos sus intereses.
 
  1. Usted elige, usted decide
El residente puede elegir entre diferentes actividades propuestas por ORPEA y decidir desde  cómo decorar su habitación, el menú que desea comer hasta qué ropa se quiere poner, por poner solo unos ejemplos. Respecto a su cuidado, podrá acordar con los médicos cómo desea ser cuidado en el caso de que su salud empeore.
 
  1. Cuide su salud (gimnasia, taller de memoria…)
La salud y bienestar de la persona mayor son objetivos prioritarios. Los centros ORPEA cuentan con servicio médico, enfermería, fisioterapia y terapia ocupacional. No obstante, el residente puede y debe exponer cualquier duda sobre su salud.
 
  1. Conéctese con el mundo
Todos los profesionales coinciden en destacar la importancia de que el residente siga en contacto con sus seres queridos y el mundo que le rodea. El centro es ahora su hogar y ORPEA ofrece todas las facilidades para que los mayores puedan recibir visitas, conectarse a Internet, leer la prensa, ver la televisión, escuchar la radio, etc.
 
  1. No deje de aprender
Vivimos en un mundo en constante cambio y, por ello, ORPEA fomenta el aprendizaje continuo. Para ello, ofrece programas de actividades para que los residentes puedan desarrollar sus aficiones, conocer las nuevas tecnologías y hasta hacer nuevas amistades. Además, organiza encuentros donde se forma e informa a familiares y residentes sobre cómo afrontar situaciones derivadas de enfermedades como, por ejemplo, el alzhéimer.
 
  1. Participe, su opinión cuenta
La opinión de los residentes cuenta, y mucho. Por eso, los centros disponen de diferentes vías para recoger sus opiniones y sugerencias: todos los meses hay reuniones abiertas; trimestralmente se organiza el Consejo de Usuarios, formado por residentes, familiares y trabajadores; y, anualmente, se hacen encuestas de calidad.
 
  1. Reclame sus derechos
Los mayores tienen derecho a que los recursos y servicios se adapten a su situación y no a la inversa. Y para que esto sea así, ORPEA pone a su disposición un equipo de profesionales que se forman de manera continua en prácticas de buen trato.
  
  1. Defienda su derecho a vivir más y mejor
ORPEA está a disposición del residente para garantizar su bienestar, respeto y dignidad. Para ello, siempre le aconseja sobre los pasos que debe dar para elaborar, por ejemplo, sus últimas voluntades si, llegado el caso, ya no pudiera decidir por sí mismo.
 
  1. Pregunte y escuche
ORPEA invita a los usuarios a expresar cómo quieren ser atendidos, pero también les sugiere que escuchen y tengan en cuenta la opinión de los profesionales que les atienden.
 
  1. Identifique, actúe y denuncie
Si el residente detecta un trato inadecuado, ORPEA pone a su disposición herramientas para comunicarlo. De manera inmediata, se pondrán en marcha las medidas necesarias para solucionarlo. Ante situaciones así, tolerancia cero.
 
“El buen trato es un hábito dentro de nuestro día a día, que responde a tres principios: excelencia, humanidad y actitud de servicio. Si bien el proyecto vital es propio de cada residente, nosotros velamos, acompañamos y guiamos para que lo vivan plenamente”, concluye Victoria Pérez, directora Sanitaria de ORPEA.


Viernes, 14 de Junio 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Martes, 19 de Noviembre 2019 - 12:29 Luis Vargas, nuevo director general de Atenzia