Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Pago y valoración, quejas más frecuentes ante el Defensor del Pueblo




El informe del Defensor del Pueblo señala que el análisis conjunto de las numerosas quejas recibidas en este ámbito pone de manifiesto que los ciudadanos perciben un deterioro del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Las cuestiones que aparecen de modo más recurrente son: la demora en la gestión de los expedientes, la falta de una financiación adecuada, la reducción de la cuantía de las prestaciones y el consiguiente incremento en las aportaciones de los beneficiarios al coste de los servicios, el endurecimiento de las valoraciones, las consecuencias del nuevo régimen de incompatibilidades entre prestaciones y las significativas diferencias entre comunidades autónomas en cuanto al nivel de protección.
 
En este sentido, la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, señala a Balance de la Dependencia que la demora en la gestión de los expedientes de la dependencia se ha producido, según se deduce de sus actuaciones, “por cuestiones económicas, unidas en algunos casos a la falta de personal para tramitarlos. En algunas comunidades autónomas han faltado fondos para abonar las prestaciones por cuidados en el entorno familiar. Se han producido demoras en la valoración y reconocimiento del grado de dependencia y también se han paralizado las resoluciones del Programa Individual de Atención (PIA).  Por ello, hemos realizado actuaciones en Andalucía, Castilla La Mancha, Madrid, Región de Murcia y la Comunidad Valenciana”. 
 
Para Luis Martín Pindado, presidente de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), el retraso en el cobro de las prestaciones de dependencia afecta a muchas personas y de diferentes maneras. “En primer lugar afecta a los miles de personas dependientes que pueden recibir una peor atención ante la falta de recursos. Igualmente, se ven perjudicadas las empresas prestadoras de servicios socioasistenciales, quienes deben afrontar los gastos de la atención a los dependientes sin recibir las prestaciones comprometidas por las administraciones. También a los familiares, que no reciben la pequeña ayuda que tenían antes, y siguen teniendo que atender a sus mayores en casa. Asimismo, estos recortes han afectado a mujeres mayores de 50 años, que son quienes cuidan más a los mayores dependientes en casa, que antes cotizaban por el servicio prestado y ahora no”.
 



Martes, 13 de Mayo 2014

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 5 de Septiembre 2019 - 10:48 Pavimentos y revestimientos en edificios sociosanitarios

Jueves, 20 de Junio 2019 - 09:32 Los ODS en el sector sociosanitario