Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Rehabilitación, estrategia y control son las claves fundamentales para el tratamiento del ictus




La Fundación Rafael del Pino acogió la jornada “Plan de atención ictus en la Comunidad de Madrid”, prácticamente diez años después de su nacimiento, organizada por la Fundación CASAVERDE, presidida por Alberto Giménez, en la que expertos debatieron sobre el devenir de esta enfermedad, la estrategia de su desarrollo, los retos fundamentales y su impacto económico y social.
 
Exuperio Díez-Tejedor, jefe del Servicio de Neurología del Hospital La Paz y coordinador del Plan de Ictus de la Comunidad de Madrid, donde a día de hoy hay 11 unidades de ictus, abordó los hitos fundamentales del plan y destacó que “cuanto antes actuemos, habrá mejor recuperación”.
 
Por su parte, Eduardo Martínez Vila, consultor de Neurología, Unidad del Ictus de la Clínica Universitaria de Navarra, señaló la importancia de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud. “La rehabilitación y la reinserción son fundamentales. Atención al paciente e investigación y formación ocupan buena parte del programa”, destacó.
 
Según los expertos, conocer los síntomas de alarma es fundamental. Así como el papel del  SUMMA, ya que un paciente con síntomas debe llegar lo antes posible al hospital. A todo ello, hay que sumar la necesaria alfabetización de salud y que las personas reciban información de calidad y que sepa aplicar. En este sentido, el papel de las asociaciones de enfermos como agentes de la salud es importante.
 
En cuanto a los retos en la fase aguda, Jaime Díaz, coordinador de la Unidad del Ictus del Hospital Doce de Octubre, señaló la importancia social y poblacional del ictus.La tasa de incidencias no es bien conocida por estudios epidemiológicos de la Comunidad de Madrid. Hay una incidencia de 188 casos por 100.000 habitantes año/ictus. Y un total de 2.600 pacientes muertos el pasado año en la Comunidad de Madrid. En 2008, un total de 25.000 personas quedaron con secuelas de ictus en la Comunidad de Madrid”.
 
Por su parte, Rosa Herrero, responsable de Enfermería de la Unidad del Ictus del Hospital Clínico San Carlos, puso de relieve la transcendencia de que exista una enfermería experta para la unidad ictus. “Monitorizar un paciente no es pasar una escala y ya está, hay que estar 24 horas con el paciente y hay que observarle de forma minuciosa. Hay que saber hacerlo, valorar y estar entregado”.  “Planear desde el momento 0 una estrategia con el paciente y la familia para que la rehabilitación sea posible, por qué tiene que comer solo, cambios posturales. Hay que informar al paciente de cada paso que damos. Implicar a la familia en el equipo multidisciplinar”.
 
Hay fármacos nuevos que integran varios fármacos que facilitan el que se pueda hacer una mejor adherencia terapeútica. Los hábitos de vida son muy importantes, caminar, no fumar.
 
El jefe del Servicio de Neurología del Hospital La Princesa, José A. Vivancos comentó: “Hay un desarrollo exponencial de los tratamientos. El número de pacientes que atendemos es cada vez mayor debido a la activación del código ictus. Se ha incrementado el 50 % de pacientes atendidos en las unidades”. “Uno de los retos organizativos radica en el desarrollo de la telemedicina: las principales demoras no se produce por el tráfico en los hospitales porque las estructuras son complejas”, apuntó.
 
Respecto a la atención sanitaria más allá de la fase aguda, Joaquín Cameado, coordinador de la Unidad del ictus del Hospital Puerta de Hierro, habló sobre prevención secundaria: “El familiar pregunta qué ha pasado y qué debemos hacer para que no vuelva a pasar. Hay que hacer un estudio completo. Cuatro pilares de atención: código, atención, terapia canalizada, y que no haya complicaciones: rehabilitación. Detección precoz y empezar con la atención secundaria lo antes posible, son aspectos básicos del ictus”.
 
El jefe del servicio de rehabilitación del Hospital del Tajo, Luis Gangoiti, fijó el foco en el tratamiento rehabilitador. Es importantísimo el trabajo interdisciplinar con las familias del paciente, necesidad de formación a los familiares y reinserción social y laboral.
 
Por su parte, Rosser Garreta, presidenta del SERMEF, hizo un recorrido por cómo vive el paciente y el familiar al atravesar un ictus. Mientras, Ana Chacón, directora de Continuidad Asistencial del Hospital Universitario de Fuenlabrada, trató las opciones de rehabilitación al paciente y a la familia y de las necesidades de ambos. Por último, Carmen Solano, enfermera del centro de salud Villablanca, destacó que “una buena práctica para la enfermera es la capacidad de estar conectada con la familia y amigos, y reconocer la enorme cantidad de trabajo que implica la reconstrucción de una vida. La carga del cuidador es muy importante. Miedo a nuevos episodios y el patrón de valores, impacto espiritual, conflicto de valores”.
 
Paloma Casado, subdirectora general de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad introdujo la conferencia de clausura sobre el “Impacto económico y social del ictus ¿Cómo mejorar la eficiencia de su gestión” a cargo de Álvaro Hidalgo, profesor titular y director del Seminario de Investigación en Economía y Salud de la Universidad de Castilla-La Mancha. Su impacto es importante sobre la discapacidad y, con respecto a la dependencia, los costes tienen que ver con la adaptación del paciente a su nueva vida, facilidad de la estructura de la vivienda y los costes sociales del Estado que se van incrementando a medida que aumenta el nivel de dependencia.
 
“El gran trabajo es la rehabilitación. Los costes y la rehabilitación son muy importantes. El beneficio neto si invertimos en rehabilitación sería de 134.000.000 de euros anuales”, subrayó. El aspecto social es muy importante, porque el estudio CONOCES refleja los costes sanitarios y las pérdidas relativas a la productividad. “El impacto del ictus en el ámbito social es de más de 27.000 euros”, añadió. Como cierre, Hidalgo destacó que se necesita planificación y control: trabajo multidiscipliar y estrategias de rehabilitación.


Lunes, 30 de Octubre 2017

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 14 de Diciembre 2017 - 08:36 Ceim analiza la evolución demográfica