Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
LinkedIn




“Si se diferencian los módulos sanitario, hostelero y asistencial se garantizaría la sostenibilidad del Sistema de Dependencia”




“Si se diferencian los módulos sanitario, hostelero y asistencial se garantizaría la sostenibilidad del Sistema de Dependencia”

Licenciado en Derecho, Javier Romero Reina inició su carrera profesional en el ejercicio libre de la abogacía como asesor jurídico de Compañía Sevillana (Grupo Endesa), Supercable (Auna Cable) y Grupo PRASA. En el año 2000, comenzó su trayectoria en Sanyres como director Jurídico, director de Recursos Humanos y Jurídico e, incluso, Subdirector General, cargo que ostentó hasta que en marzo de 2006 fue nombrado Director General de la compañía. Desde un profundo conocimiento del sector de atención a la dependencia, Romero Reina asegura que la ausencia de normas de acreditación comunes y el abuso de las prestaciones concedidas a los cuidadores informales, "desvirtúan los principios de calidad y profesionalidad de la Ley de Dependencia". Por ello, en su experta opinión, la sostenibilidad del Sistema pasa por "la correcta regulación del copago, que las administraciones asuman el coste sanitario y distribuyan de una manera más eficiente sus escasos recursos y que se dicten normas de acreditación por niveles de dependencia". A pesar de ello, este profesional está convencido de que Sanyres y "este sector tienen un futuro prometedor".


“Si se diferencian los módulos sanitario, hostelero y asistencial se garantizaría la sostenibilidad del Sistema de Dependencia”
¿Qué opina de la situación actual de la Ley de Dependencia?
Es difícil valorar la situación de una norma del calado e importancia que tiene la Ley de Dependencia en un período de implantación tan corto. Evidentemente, gracias a la Ley muchas más personas han sido reconocidas como dependientes y hoy reciben algún tipo de ayuda. Ahora bien, existe una desviación importante en cuanto a la naturaleza de esas ayudas por cuanto se están alejando de la profesionalidad y del principio de calidad. La ausencia de normas de acreditación comunes y, sobre todo, la asignación del recurso del cuidador familiar en más de la mitad de los beneficiarios, está desvirtuando los principios de calidad y profesionalidad en los que se sustenta la Ley.

¿Cree que la Ley es sostenible desde el punto de vista financiero?
En la medida en que se contempla el copago como medio de acceder a la cartera de servicios de la Ley, evidentemente lo hace más sostenible. Lo que es necesario es una correcta regulación del copago. Ahora bien, si lo que se pretende es una distribución más eficiente de los escasos recursos de la Administración, es evidente que se tienen que cambiar cosas. No es lógico ni eficiente que los mayores con enfermedades crónicas ocupen plaza hospitalaria con un coste cinco veces superior al que resultaría de atenderlo en una residencia.

Por todo ello, es necesario dictar normas de acreditación claras, por niveles de dependencia, porque no todos los centros pueden atender a todo tipo de dependientes. También ayudaría a la sostenibilidad y a la eficiencia, que las administraciones asumieran el coste sanitario que se soporta en los centros de mayores de igual modo que lo asumen cuando el mayor aún reside en su domicilio. Si se diferencian claramente los módulos sanitario (que debería cubrirse con presupuesto de Sanidad), hostelero (soportado por el usuario y copago) y asistencial (cubierto por Bienestar Social y el copago del usuario) se garantizaría la sostenibilidad del modelo.

Sanyres tiene presencia en diferentes comunidades autónomas. ¿Cómo les repercute que en cada región la aplicación de la Ley sea diferente?
Provoca que tengamos que redoblar esfuerzos. En cualquier caso, lo cierto es que no es nuevo el reparto competencial por comunidades autónomas y, por tanto, no éramos ajenos a esta problemática. No obstante, lo ideal sería que hubiera desarrollos reglamentarios estatales comunes para toda España, con criterios homogéneos en todas las comunidades autónomas para favorecer la cohesión territorial y que cualquier ciudadano tenga los mismos derechos en todo el territorio nacional.

¿Cómo se está enfrentando Sanyres al aumento de las plazas vacías? ¿Influye el incremento de las prestaciones económicas para el cuidador informal?
Afortunadamente en Sanyres seguimos creciendo en número de residentes año tras año y no estamos sufriendo el efecto de vaciado, que sabemos se está produciendo en otros operadores. Indudablemente, la asignación a casi 400.000 cuidadores informales está perjudicando al sector. En la situación de crisis actual, esta prestación es una invitación a "sacar" al mayor de la residencia, con lo que se consigue ahorrar el precio que se pagaba y cobrar además una ayuda por cuidados. La prestación económica al cuidador familiar en los porcentajes que se están concediendo (más del 50%) constituye un incumplimiento manifiesto de la Ley, tanto por contravenir el principio de calidad y de profesionalidad que se recoge en la exposición de motivos de la Ley como, y sobre todo, por una clara vulneración del principio de excepcionalidad de este recurso, también recogido en la propia Ley.

¿En qué media afecta el calendario de implantación de los certificados de profesionalidad a los trabajadores del sector? ¿Qué acciones formativas desarrolla Sanyres?
Sanyres está ofreciendo la formación necesaria para la obtención de la cualificación exigida conforme al calendario previsto e incluso vamos adelantados a dicho calendario a día de hoy. Además de la formación necesaria para los certificados de calidad, la propia empresa está desarrollando e impartiendo otras acciones formativas como el Plan de cuidados, que es parte de la formación inicial de cualquier persona que va a formar parte de la plantilla del Grupo Sanyres y que se basa en los propios procesos de trabajo de la empresa; o Habilidades sociales, a través de cursos de introducción a las habilidades intrapersonales. También se van a desarrollar acciones con proveedores sobre Uso y mantenimiento de material técnico en las residencias.

¿Cómo definiría el clima de colaboración entre las Administraciones Públicas y el sector privado? ¿Y, concretamente, con su compañía?
En este sector existe, en general, bastante cercanía de las Administraciones con los operadores. Creo que existe voluntad clara de colaboración y esfuerzos por ambas partes para alcanzar objetivos comunes, aunque, como es lógico, no siempre existe coincidencia en las prioridades ni en los caminos a seguir. Desde mi experiencia en Sanyres, considero que el clima de nuestras relaciones con las Administraciones es muy bueno, aunque no exista siempre coincidencia en las soluciones a los problemas. En cualquier caso, el futuro de este sector pasa por una colaboración necesaria entre Administraciones y operadores privados, por el establecimiento de un marco regulador claro y una eficiencia en el reparto de recursos. Con esta combinación, el sector ocupará el papel relevante que, por generación de empleo y por cobertura social y sanitaria, se merece.

“Si se diferencian los módulos sanitario, hostelero y asistencial se garantizaría la sostenibilidad del Sistema de Dependencia”

Recientemente, el Consejo de Ministros ha aprobado el catálogo de servicios y prestaciones dirigido a los dependientes moderados. ¿Cree que el sector y la Administración están preparados cuando aún hay grandes y severos dependientes que no reciben su prestación correspondiente?
Sanyres está preparada para atender a estos nuevos dependientes moderados. Si lo estamos para los grandes dependientes, lógicamente lo estamos también para los menos dependientes. Ahora bien, sobre si las Administraciones están preparadas para este salto, tanto económicamente como a nivel organizativo, no me siento capacitado para contestar. En cualquier caso, la entrada de estos dependientes no es una decisión reciente del Gobierno, sino el cumplimiento de los plazos fijados en la propia Ley de Dependencia. Quizás para responder a esta y otras preguntas merecería la pena que realizáramos todos una parada (administración, usuarios, operadores, sindicatos...) y reflexionáramos sobre a dónde ha ido la Ley y hacia dónde queremos que vaya.


En el mismo Consejo de Ministros se aprobó también el nuevo baremo de valoración de la dependencia, que entrará en vigor el próximo año. ¿Cree que se logrará finalmente homogeneizar las valoraciones en las diferentes comunidades autónomas?
Habrá que esperar a que se aplique para comprobar si se cumplen los objetivos previstos o no. En cualquier caso, será positivo en la medida en que se mejore el anterior baremo en cuestiones como que:

• Las evaluaciones sean homogéneas y ayuden a la unificación de criterios entre comunidades autónomas.
• Se mejore la fiabilidad del instrumento y se facilite su aplicación práctica por parte de los profesionales encargados de la valoración.
• Y que se incorpore realmente la coordinación sociosanitaria en el proceso de valoración mediante la mejora de los informes de salud.

Medidas ante la crisis: refinanciación

Si el precio de concertación continúa estando por debajo del coste del servicio, tal y como se afirma desde el sector, ¿cómo logran amortizar sus inversiones?
En líneas generales, el precio pagado por las Administraciones está por debajo de los costes reales, si bien depende de cada comunidad autónoma y de la modalidad de concertación. Otro factor a tener en cuenta es el porcentaje que para cada empresa representa la facturación pública sobre la privada. En el caso de Sanyres es del 38%, por lo que el peso de la facturación privada ayuda a compensar. En cualquier caso, ignoro qué hacen las demás compañías; pero en Sanyres nos hemos visto obligados a reestructurar nuestra deuda, alargando los períodos de amortización adecuándolos a la generación de caja, ya que con las rentabilidades actuales no cubríamos las amortizaciones. No obstante, estamos confiados en que esos precios que ahora paga la Administración acabarán ajustándose a la realidad del coste.

Sanyres ha logrado cerrar, a finales de 2010, un importante acuerdo de refinanciación de la deuda. ¿Qué destaca de esta refinanciación, teniendo en cuenta que las negociaciones tuvieron lugar en un duro momento de crisis financiera?
Efectivamente, la grave situación financiera ha hecho que la negociación fuera complicada y se prolongara en el tiempo. Creo que la apuesta de los socios de Sanyres y el cumplimiento estricto del Plan de Negocio presentado a las entidades financieras durante los meses que duró el proceso, fueron factores clave para convencerles de que esta compañía y este sector tienen un futuro prometedor.

¿Qué parte del negocio de Sanyres ha requerido refinanciación?
La relacionada con el negocio residencial, ya que es la que exigió de fuertes inversiones iniciales e importantes endeudamientos para la construcción y/o adquisición de los edificios y equipamientos donde atendemos a nuestros clientes.

¿Con qué bancos y en qué condiciones?
El pool estaba compuesto por 12 entidades financieras y, diferenciando la naturaleza del crédito que ostentaran, hemos acordado períodos de carencia de pago de principal de 4 años y amortización en 20 años para deuda hipotecaria y leasing inmobiliario y de 3 años de carencia y otros 3 de amortización en el caso de leasing mobiliario. En definitiva, se alarga el período de devolución de deuda, reduciendo las cuotas a pagar y adecuándolas a la rentabilidad y caja prevista para los próximos años.

¿Cuál es su Plan Estratégico para 2011?
Condicionado por el acuerdo de refinanciación que acabamos de firmar, nuestra prioridad es consolidar los centros que tenemos en funcionamiento y seguir creciendo en clientes como en años anteriores, con posibilidad de apertura de algún centro más durante el presente año. No acometeremos nuevas inversiones en el corto plazo, aunque estaremos abiertos a cualquier oportunidad de negocio que se nos pueda presentar. Asimismo, creemos que este año puede ser importante para el despegue definitivo de nuestra línea de negocio Sanyres Servicios de atención domiciliaria y teleasistencia, a través de la sociedad participada con Mondial Assistance, denominada ATIDE.


Martes, 12 de Abril 2011

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.