Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




“Somos referente en calidad y en servicios personalizados, garantía de profesionalidad y compromiso”


Josefina Fernández se incorporó a Geriatros en el año 2000 como directora general. En apenas 16 años y fruto de su labor, la empresa pasó de gestionar una residencia de mayores en la comarca de Ferrol a contar, en la actualidad, y de la mano de DomusVi, con una red extendida por toda España que ofrece 24.675 plazas en 161 centros. Como consejera delegada de la compañía, Fernández destaca orgullosa que DomusVi integra lo mejor que había en Geriatros y SARquavitae: “Somos un equipo, somos más fuertes e internacionales. Tenemos unos mismos valores, confianza, empatía y entusiasmo, que nos permiten ofrecer unos servicios profesionales personalizados y de calidad”. Una trayectoria imparable, “ya que nuestro objetivo es seguir creciendo en España, tanto en el sector de las residencias de mayores como en el de la salud mental, y también en la atención domiciliaria. Paralelamente, continuaremos creciendo en Europa”.



Sonia García

Josefina Fernández
Consejera delegada de DomusVi 

Con la denominación DomusVi ha concluido el proceso de integración de Geriatros y SARquavitae. ¿Qué implica para ambos operadores esta integración? 
Hemos culminado con éxito el proceso de integración de dos de las compañías más importantes de España en el ámbito sociosanitario. A partir de ahora, somos la empresa líder del sector y formamos parte de uno de los primeros grupos a nivel europeo. DomusVi recoge la unión de todo lo mejor que hay en nosotros. Somos un equipo. Somos más fuertes, somos internacionales. Sumamos así nuestra fuerza a DomusVi Francia y DomusVi China y los próximos grupos que están por llegar. Somos un grupo referente en calidad y en servicios personalizados, garantía de profesionalidad y compromiso.

¿Se han unificado protocolos, filosofía de trabajo, equipos, etc.?
Hemos realizado un gran esfuerzo para integrar dos grandes compañías. Teníamos métodos de trabajo diferentes, aunque nuestro objetivo era el mismo: el bienestar de la persona a la que cuidamos. Durante meses hemos valorado lo mejor de cada una y lo hemos implantado en ambas. El resultado es que somos mucho mejores en todo y trabajamos en base a unos mismos valores, confianza, profesionalidad, empatía y entusiasmo. Cuidamos personas, en buena compañía, y ya todos tenemos las mismas herramientas y métodos de trabajo.

¿Cuál es la estrategia de negocio de DomusVi en España y a nivel internacional (Francia y China)? 
Nuestro objetivo es seguir creciendo en España a través de nuevas residencias y de nuevos servicios, manteniendo siempre nuestra filosofía de mejora continua del servicio, tanto en el sector de atención a los mayores como en el ámbito de la atención a la salud mental. Paralelamente, seguiremos creciendo en el resto de Europa. 

Actualmente, DomusVi España pertenece al 100 % al Grupo francés DomusVi.

DomusVi ofrece servicios sociales y sanitarios: ¿qué es necesario para una verdadera coordinación sociosanitaria? 
Que todos los agentes implicados en el cuidado de las personas mayores, de las personas con enfermedad mental y con discapacidad compartamos todos los recursos a nuestro alcance. Tanto Administraciones como empresas del sector trabajamos para lograr el mismo objetivo: el bienestar de la persona que atendemos. No tiene sentido recursos cuando se podrían optimizar los ya existentes ahorrando costes en la atención. 
 
Dar continuidad a la atención social y sanitaria supone optimizar recursos y ofrecer soluciones más rápidas a las situaciones de dependencia

¿Qué papel juega la continuidad asistencial?  
La continuidad asistencial es básica en el servicio que ofrecemos, más aún si tenemos la filosofía de ofrecer una atención centrada en la persona. Además, dar continuidad a la atención social y sanitaria supone optimizar recursos y dar soluciones más rápidas a las situaciones de dependencia. Esto es especialmente necesario en una sociedad como la nuestra, donde el aumento de la esperanza de vida propicia la existencia, cada vez más amplia, de personas con cronicidad y multipatologías; así como necesidades sociales cada vez más complejas.

Para nosotros es fundamental plantear el servicio desde la perspectiva de la continuidad asistencial. Somos una plataforma integral de servicios sociales y sanitarios que cubre todas las necesidades y niveles de autonomía de las personas. Aunamos todos los requisitos de atención del sector sociosanitario bajo unos mismos estándares de calidad. Disponemos de unidades de servicios de bienestar, teleasistencia, servicios sociales domiciliarios, atención sanitaria y personal a domicilio, viviendas con servicios y centros residenciales. Acompañamos a las personas a lo largo de su evolución vital: prevención, autonomía, dependencia moderada, dependencia media y gran dependencia.

Sobre la Ley de Dependencia, ¿considera que el incremento del nivel mínimo en un 5 % de media contribuirá a que las comunidades autónomas impulsen los conciertos y mejore el precio del servicio prestado?  
Este incremento sigue siendo insuficiente para adecuar la calidad de los servicios a las necesidades reales de las personas en situación de dependencia. El despliegue de la ley no ha garantizado una óptima cobertura de los servicios, ni fomenta la accesibilidad. La aplicación efectiva de la misma se ha encontrado en estos años con algunas dificultades a las que se necesita dar solución. El aspecto presupuestario es uno de ellos. Hay que mejorar los modelos de financiación para dar cobertura a todos los ciudadanos que necesiten servicios sociosanitarios y tengan sus derechos recogidos por la ley. 

Respecto a los conciertos, las comunidades autónomas están comenzando a incluir en los pliegos de condiciones cláusulas sociales. ¿Qué opinión le merece? 
Se trata de una evolución natural. Nuestros servicios siempre han estado enfocados desde una perspectiva que incluía un abordaje, tanto de las necesidades sanitarias como de las psicosociales. Aportamos novedades en cuanto al servicio que se centran, sobre todo, en la intervención de distintos profesionales en la mejora de la calidad de vida del usuario y de su entorno familiar. Damos respuestas que impactan sobre el conjunto de la sociedad y, como principales representantes de nuestro sector, debemos tratar de trabajar de forma inclusiva con el entorno próximo, las familias y con la sociedad en general. 

¿Qué propondría para mejorar la aplicación y el desarrollo de la Ley de Dependencia? 
Cierto es que la Ley ha aportado cosas muy positivas al sector y a los ciudadanos como el derecho subjetivo de las personas con dependencia a recibir ayuda, la clasificación de los grados de dependencia o el catálogo de servicios. Sin embargo, todavía queda mucho camino que recorrer para que la Ley dé una respuesta óptima y satisfactoria a la ciudadanía. Es necesario mejorar aspectos clave en su aplicación como la desigualdad entre comunidades autónomas o la coordinación público–privada, el criterio elegido para la asignación del tipo de prestación a recibir, la necesidad de impulsar la profesionalización de los agentes implicados en los cuidados a las personas dependientes o la falta de un reglamento de acreditación homogéneo de entidades en base a su calidad y capacidad de actuar.

¿Por qué cree que los servicios de promoción de la autonomía personal y prevención de las situaciones de dependencia aún no han despegado?
Desde luego es el futuro y se están dando los primeros pasos en algunos lugares de nuestro país. Nuestra esperanza de vida crece y con ella los servicios que necesitamos para vivir nuestra última etapa con calidad. Nosotros siempre hemos sido partidarios de que la persona permanezca en su casa el mayor tiempo posible. Por ello, tenemos una amplia cartera de servicios que destinamos a proporcionar todo aquello que contribuye al bienestar de la persona: desde el acompañamiento a consultas externas hasta la atención telefónica las 24 horas del día. 

Es imprescindible que se haga efectiva la dotación presupuestaria para que el Grado I de la Ley de Dependencia pueda desarrollarse de manera efectiva, fomentando la valoración de usuarios que actualmente son atendidos como no dependientes y permitiendo que las Administraciones locales puedan destinar sus presupuestos a la atención preventiva, lo que significaría, sin lugar a dudas, un aumento de servicio como la teleasistencia, fomentando la atención domiciliaría y retrasando el uso de recursos que requieren de mayor presupuesto como los centros residenciales.

¿Cómo ve el mercado español en comparación con el internacional?
El mercado español está menos maduro que otros europeos o internacionales. Actualmente, se encuentra en fase de concentración, hecho que propiciará una gestión más profesionalizada y reglada del mismo; facilitando el control de su ejercicio por parte de las Administraciones y garantizando su calidad. La compañía pertenece al Grupo DomusVi, uno de los principales grupos europeos del sector de atención a la dependencia con más de 28.000 empleados. Es por ello que cuenta con la experiencia de mercados más maduros como el francés, que suponen un referente en nuestra evolución y crecimiento.  

¿En este sentido, ¿qué retos se plantea para 2018? ¿Cuáles serán las áreas de expansión?
Queremos ganar más presencia en las ciudades más importantes de España, tanto en el sector de las residencias de mayores como el de la salud mental, y allá donde veamos oportunidad. También mantenemos nuestra línea estrategia de crecimiento en el área domiciliaria, ya sea a través de los servicios de Ayuda a Domicilio (SAD) o de Teleasistencia.


Jueves, 19 de Abril 2018

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.