Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




“Tenemos que incorporar la valoración de la dependencia a los servicios de atención social básica”


En Extremadura, el número de solicitudes por población para el reconocimiento del derecho a la Ley de Dependencia es de los más altos del país, concretamente el segundo. Para conocer cómo se está abordando esta situación con el fin de dar cobertura a las necesidades de la población mayor hemos hablado con el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, Jose María Vergeles. El consejero nos ha informado de que una de las medidas que se están tomando es ofrecer acceso al sistema de información de dependencia a los trabajadores sociales de Atención Social Básica. También nos ha contado que pretenden aumentar los servicios comunitarios en el domicilio de manera adaptada a la demanda para dar respuesta al limbo de la dependencia. Por otra parte, hemos abordado otras cuestiones como la telasistencia avanzada, la estrategia de coordinación sociosanitaria que están llevando a cabo para conseguir una atención más personal e integral de las personas mayores y otras iniciativas como el proyecto “4IE+ Instituto Internacional de Investigación de Innovación del Envejecimiento+” y las pruebas del asistente robótico enfocadas a promover la autonomía personal y el envejecimiento activo.



Por Carmen Moreno

José María Vergeles
Vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura.

 
¿Cómo valora la atención a la dependencia en Extremadura?
La atención a la dependencia en Extremadura es un servicio más costoso de ofrecer y mantener que en el resto de comunidades autónomas, y esto es así por lo dispersa de su población y por ser una comunidad autónoma con poca población, además de tener las pensiones más bajas. Esto condiciona absolutamente los resultados que se puedan obtener en cualquiera de los parámetros de evaluación que se tengan en cuenta. Así por ejemplo, el número de solicitudes por población para el reconocimiento del derecho a la Ley de Dependencia es de los más altos del país, concretamente el segundo. Además la financiación del Estado en esta cuestión, desde 2012, ha sido testimonial, de tal forma que conseguir ciertos niveles de financiación a día de hoy es realmente difícil. La región aporta el 80 % del presupuesto para mantener el sistema y los datos son todo lo buenos que pueden ser con un gran esfuerzo por parte de Extremadura.
 
Si el número de solicitudes de valoración va en aumento en la región, ¿cómo abordará y se organizará su departamento para gestionar este incremento y evitar el colapso?
Una de las principales medidas, desde el punto de vista de la gestión, será ofrecer acceso al sistema de información de dependencia a los trabajadores sociales de Atención Social Básica para que puedan disponer de toda la información que necesita el ciudadano a este respecto. 
 
Hasta ahora esta medida aún no ha podido llevarse a cabo principalmente por cuestiones relacionadas con la organización de los servicios sociales en Extremadura. Quizá debamos hacer mayor énfasis en que el primer nivel de atención y el asesoramiento a las personas que solicitan ser valoradas (aunque sea su derecho) son claves en la gestión de solicitudes. Es por ello que tenemos que seguir insistiendo en incorporar la valoración de la dependencia a los servicios de atención social básica.
 
¿Crecerá la contratación de personal dedicado a la valoración?
Más que la contratación, crecerá la eficiencia de su trabajo al poder tener acceso a un sistema de información que permita optimizar su trabajo. Por ejemplo, como ya he dicho antes, se está preparando el acceso al sistema de información de dependencia de todos los trabajadores sociales del nivel de atención social básica. Esperamos que todo esté listo a partir del 22 de octubre. Este será un instrumento fundamental en el control de las personas que soliciten información sobre su expediente ya que no tendrán que acudir a los equipos de valoración para solicitar información sobre su expediente al estar disponible dicha información en su trabajador social de referencia.
Esta y otras medidas de gestión, una vez en marcha el Instituto de Servicios Sociales de Extremadura, van a seguir mejorando el acceso de personas al sistema de dependencia cuando realmente así lo necesiten… porque no hay nada más de justicia que cada cual pueda acceder a lo que realmente necesita y cuando lo necesita.
 
Otra cuestión importante es la lista de espera de las personas que ya tienen reconocido el servicio y prestación por dependencia. ¿Cuál es la situación en su región? ¿Qué medidas han implantado o implantarán para acabar con el limbo de la dependencia? 
El limbo de la dependencia es lo que pretendía denominar aquellos expedientes que por la falta de un sistema de información eficaz y por la ausencia de plazos administrativos delimitados en el inicio de la implantación de la Ley, nunca llegaban a ser atendidos. Hoy día, con la mejora de dichos sistemas, el control ha mejorado y, si bien sigue habiendo retrasos en ofrecerles una prestación 100 % pública, nadie está desatendido o en situación de desprotección. Para mejorar en este sentido, la única opción es aumentar prestaciones públicas pero en la línea más eficiente, es decir, no se trata de aumentar directamente el número de camas residenciales para personas con dependencia. Solo si antes aumentamos  los servicios comunitarios en el domicilio de manera adaptada a la demanda, podremos posteriormente hablar de aumentar camas residenciales.
 
Un recurso por el que se está apostando con fuerza es la teleasistencia avanzada. ¿Extremadura también está inmersa en esta tendencia?
El actual servicio de teleasistencia es básico y hasta el momento no se han incluido las mejoras que la teleasistencia avanzada incluye porque el actual contrato aún está en vigor. Para 2020 se estima comenzar a transformar la prestación con una teleasistencia mejorada que, aunque no llega aún a la avanzada, sí incluirá la detección de caídas, sensores de temperatura y la monitorización de movimiento entre otras. A finales de 2020 esperemos conseguir trabajar en una avanzada tal cual se entiende en estos momentos.
 
El asistente personal es otra cuestión que se está debatiendo. ¿Tienen pensado desarrollar esta figura en su comunidad autónoma? 
Pues para ser eficientes en la gestión debemos aprovechar el potencial de haber actualizado la ratio trabajador social/personas atendidas en esta comunidad autónoma, además debemos reflexionar sobre este tema en el próximo Consejo Territorial de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia.
 
Coordinación sociosanitaria
¿En qué consiste la estrategia de coordinación sociosanitaria que Extremadura está siguiendo para conseguir una atención más personal e integral al mayor? 
Son puntos clave y ya implantados son los siguientes:
Anteponiendo la Autonomía Personal en todas y cada una de las políticas.
Incluyendo profesionales sanitarios ...
 



Jueves, 17 de Octubre 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.