Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




"Trabajaremos intensamente para revisar, detectar y subsanar las deficiencias del Sistema de Dependencia"


Ha pasado ya más de medio año desde que Rocío Ruiz asumiera la cartera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía. Hablamos con ella para conocer cómo están trabajando en materia de dependencia, discapacidad, envejecimiento activo y retos de futuro para conseguir un mejor estado de bienestar. Según explica, en su departamento consideran prioritario acortar el procedimiento para acceder al Sistema de Dependencia y pretenden eliminar trámites a la ciudadanía, dándole respuesta más rápida a sus necesidades. También ha adelantado que el I Plan Estratégico Integral para Mayores verá la luz antes del año 2020 y que están trabajando en la creación de una Oficina Técnica de Accesibilidad Cognitiva, que esperan pueda iniciarse durante 2019.



Por Carmen Moreno

ENTREVISTA
Rocío Ruiz. Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía

En estos meses que lleva como responsable de la cartera de Políticas Sociales, ha podido conocer más a fondo cómo se está aplicando el Sistema de Dependencia en su comunidad. ¿Cuáles cree que son sus puntos fuertes? 

Los profesionales son los principales valedores del Sistema de Dependencia en Andalucía. Los trabajadores, funcionarios y laborales, han sido la cara visible del sistema, su principal soporte y, pese a las circunstancias difíciles, han venido desempeñando de manera ejemplar un servicio público esencial para la ciudadanía.

¿Y sus debilidades? 
Las principales debilidades del sistema que nos hemos encontrados son, principalmente, los excesivos trámites del procedimiento para el reconocimiento de la situación de dependencia, los fallos en la gestión y una insuficiente dotación de medios técnicos y humanos.

En estos meses hemos sacado a la luz una alarmante lista de espera, con unos 110.000  andaluces pendientes de ser atendidos con las prestaciones y servicios a los que tienen derecho por ley. Este hecho nos ha provocado una enorme pesadumbre, ya que estamos hablando de personas en situación de extrema vulnerabilidad; personas que precisan del apoyo y la atención necesaria para llevar a cabo las actividades esenciales de su vida diaria.

En este aspecto, destacar que se han detectado numerosas solicitudes de resolución de grado aún pendientes de recibir un recurso adecuado a sus necesidades y que llevan esperando más de cuatro años, lo que demuestra que el procedimiento al que se enfrenta la ciudadanía tiene excesivos trámites y la respuesta que se le ha estado dando no se ha realizado en un plazo razonable.

Además, la distribución de los recursos se ha venido realizando arbitrariamente; siguiendo criterios políticos, en lugar de los criterios técnicos, y siempre dentro de falta de transparencia y uniformidad.

Otra debilidad importante de la dependencia en Andalucía recae en el sistema de financiación. Andalucía cuenta con una alta tasa de personas dependientes y potencialmente dependientes y por tanto, es necesario que las mejoras que se están realizando se acompañen de un incremento de la financiación por parte del Estado. El Estado debe asumir su corresponsabilidad para un reparto más justo de la alta carga financiera que conlleva el sistema.

¿Cuáles son los proyectos principales en los que se volcará su departamento en materia de dependencia? 
Hemos encaminado nuestros esfuerzos a dos objetivos prioritarios: reducir el número de personas pendientes de atención, especialmente dando respuesta a las personas en situación de dependencia sin prestación reconocida; y, por otro, garantizar una reducción del tiempo medio de respuesta asistencial en materia de dependencia.

Por este motivo, una de las primeras actuaciones que hemos acometido ha sido la aprobación del Acuerdo de 4 de junio de 2019, del Consejo de Gobierno, por el que se dispone dar prioridad en la tramitación a determinados expedientes administrativos en materia de dependencia: personas menores de 21 años, especialmente con dependencia severa (Grado II) o gran dependencia (Grado III) y los expedientes de las personas mayores de 80 años con dependencia moderada (Grado I) para el acceso a los recursos del Sistema de la Dependencia, independientemente del orden de incoación de los mismos. 

Consideramos prioritario acortar el procedimiento y eliminar trámites a la ciudadanía, dándole respuesta más rápida a sus necesidades. También es necesario asignar los recursos en el territorio, facilitando la igualdad de acceso a las prestaciones del Sistema de Dependencia, sin que el lugar de residencia pueda resultar un condicionante para acceder al sistema. 

Todo ello sin olvidar la necesidad de mejorar la transparencia que garantice el respeto al orden de acceso al sistema y la de establecer criterios uniformes para la tramitación de las solicitudes.

Andalucía es ágil en el reconocimiento de la situación de dependencia;- sin embargo, según los informes, los plazos para recibir la prestación se alargan. ¿Cómo se puede revertir la situación? 
Efectivamente los plazos de resolución que se estaban manejando excedían los tiempos previstos en la normativa, según la cual en un periodo de seis meses las personas solicitantes deben estar incorporadas al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

Por una parte, estamos trabajando en una propuesta de norma que simplifique los trámites y permita acortar los plazos de resolución, dando de este modo, cumplimiento a lo previsto en la Ley, así como una respuesta ágil a la ciudadanía. 

Otras de las medidas que hemos iniciado es el diseño de un sistema para la tramitación electrónica de solicitudes. De esta forma podremos tener un seguimiento de cada solicitud y de su estado de tramitación y podremos detectar y dimensionar con exactitud las dificultades y carencias del Sistema de Dependencia, además de eliminar los costes añadidos que implica la utilización de papel y el almacenamiento del mismo.

También estamos revisando los criterios y los protocolos de actuación para realizar mejoras en la gestión; tanto en lo referente a la distribución de los recursos como en la asignación de los mismos. Hemos analizado las ratios de cobertura de las distintas zonas para incrementar recursos en aquellas zonas en las que existan menos y favorecer el acceso en igualdad de la ciudadanía andaluza a las prestaciones del sistema.

Asignaremos los recursos con transparencia, eficiencia y justicia, de forma uniforme en todos los servicios territoriales que intervienen en la tramitación de los procedimientos, respetando el orden de acceso de las personas al sistema y optimizando los recursos disponibles.

Todos estos cambios redundarán en mejoras en la gestión, tanto en lo referente a la distribución de los recursos como en la asignación de los mismos.

Hasta ahora, Andalucía ha apostado por mantener a los mayores en su entorno y hogar, ofreciendo servicios de proximidad como la teleasistencia y la ayuda a domicilio. ¿Su trabajo seguirá en la misma línea?
Fortalecer estos servicios hace que las personas en situación de dependencia no tengan desarraigo y que puedan mantenerse en su entorno el mayor tiempo posible si ese es su deseo.

Los servicios de proximidad son considerados como los principales instrumentos para garantizar la calidad asistencial en el entorno de la persona en situación de dependencia y también suponen un apoyo para las personas que ejercen los cuidados no profesionales de estas personas, que son en su mayoría mujeres. 

El Servicio de Ayuda a Domicilio es la prestación que más ha crecido este año, con un incremento neto desde el 1 de enero de 3.645 personas más atendidas. Pero, por otro lado, también estamos ampliando la oferta de plazas residenciales, para dar respuesta a la persona que ya no puede permanecer en su casa porque requieran una asistencia integral, de manera permanente y continuada los 365 días del año. 

¿La teleasistencia avanzada será una prioridad de su Gobierno? 
Nos hemos propuesto acelerar la incorporación al Sistema de las personas que tienen reconocido el Grado I o dependencia moderada y la teleasistencia avanzada es una de las prestaciones destinadas a su atención. 

Estamos trabajando en la incorporación de nuevos dispositivos de seguridad como detectores de humo y gas, dispositivos de teleasistencia móvil y nuevas aplicaciones con el fin de que las personas vivan con mayor tranquilidad al saber que hay alguien detrás de ese botón, alguien que les atiende las 24 horas ante cualquier problema que se les presente, o simplemente, alguien con quien poder hablar y sentir que no están solas.   

¿Qué papel juegan los cuidadores informales en la atención a la dependencia? ¿Considera importante invertir en su formación?
El Catálogo de Servicios del Sistema para...



Jueves, 10 de Octubre 2019

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.