Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Un informe de Philips analiza el nivel de preparación de los sistemas sanitarios ante los retos de la salud del futuro




Philips, empresa especializada en tecnologías de salud, en colaboración con MIT Technology Review, ha hecho públicos los resultados del estudio Future Health Index – España. El estudio global Future Health Index 2017, realizado por Philips, analiza el nivel de preparación de los sistemas sanitarios ante los retos de la salud del futuro. El trabajo examina los datos obtenidos a partir de encuestas a población general y profesionales sanitarios, de 19 países, que representan más del 36 % de la población mundial.
 
La gran mayoría de los encuestados en España considera que los profesionales sanitarios deberían dedicar la mayor parte de su tiempo a los cuidados preventivos frente a la “atención a enfermos”. En este sentido, el 59 % de los profesionales sanitarios cree que las medidas preventivas deberían ser su prioridad, junto con el empoderamiento de los pacientes para gestionar su salud de manera más proactiva. Asimismo, el 51 % de la población general reconoce la necesidad de que se ponga mayor foco en la prevención, frente al 45 % que priorizó la atención hospitalaria.
 
Una mayor atención a la prevención podría habilitar a los pacientes a gestionar proactivamente su salud, lo que a medio y largo plago plazo reduciría la carga para el sistema sanitario español. “Se ahorraría mucho tiempo al paciente y el sistema sanitario sería mucho más eficiente. Cuanto antes se aborda los problemas del paciente, más barato sale”, afirma Joan Bigorra, director de Innovación y estrategia del Hospital Clinic de Barcelona, Barcelona Institute for Global Health (ISGlobal), uno de los expertos que han participado en el informe español y que intervino en la presentación del informe en Madrid.  
 
En las encuestas tanto los profesionales sanitarios (78 %) como la población general (74 %) se muestran de acuerdo que en que las tecnologías de cuidados conectados son importantes para mejorar la prevención de problemas de salud. El uso de tecnología conectada se percibe como escaso y/o limitado por parte de la población general, pero existe una gran oportunidad para invertir la balanza en favor de la adopción de este tipo de tecnología si los profesionales sanitarios recomiendan su utilización. Este tipo de medidas podrían ayudar a reducir la sobrecarga de los sistemas sanitarios.     
 
Cerca del 25 % de la población general y más de la mitad de los profesionales sanitarios (56 %) afirman conocer tecnologías conectadas, sin embargo, cuando se les pregunta si saben cómo usarlas los porcentajes bajan considerablemente. El uso más extendido de las tecnologías se encuentra entre los pacientes con enfermedades crónicas que precisan de cuidados en el hogar, según el 42 % de la población general y el 35 % de los profesionales sanitarios. Sin embargo, los profesionales sanitarios pueden tener un rol muy importante como impulsores de la adopción de tecnología que facilite el seguimiento remoto de indicadores de salud, uso de sistemas de monitorización remota en el hogar, u otras. El 53 % de la población general demuestra mayor predisposición para utilizar tecnologías conectadas si vienen recomendadas por su médico. Asimismo, uno de cada tres clínicos (33 %) considera que los el uso de wearables para controlar indicadores de salud tendría un impacto positivo en la población de su país. 


Miércoles, 28 de Junio 2017

Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.


En la misma sección...
< >

Jueves, 14 de Diciembre 2017 - 08:36 Ceim analiza la evolución demográfica