Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube




Violencia de género y maltrato en personas mayores: recursos en Castilla y León




Información adecuada, atención individualizada y acompañamiento en el proceso personal y legal son tres pilares básicos en el abordaje de la violencia de género en todas las edades. Pero, en el caso de las mujeres mayores de 65 años, los profesionales deben atender a ciertas particularidades como los años que seguramente llevan siendo acosadas, la vulnerabilidad física, la dependencia económica, el papel (impuesto por la sociedad) de mantenedora de la unidad familiar, el rol de cuidadora de su agresor, etc., lo que supone mayor dificultad para que den un paso para encontrar esa salida que están buscando. En Castilla y León, como en las demás comunidades autónomas, cuentan con medidas para tratar este tipo de situaciones. Hace un año la Junta puso en marcha “Objetivo Violencia Cero” y se ha establecido una prioridad de acceso a las residencias de personas mayores para las víctimas de violencia de género de más de 65 años. Te explicamos en qué consiste y cómo se están organizando los profesionales.

La Fundación Mayores de Hoy, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León y Grupo SENDA celebraron hace unas semanas la jornada Violencia de género y maltrato en personas mayores, que tuvo lugar en la residencia mixta de personas mayores Parquesol de Valladolid.

Esta iniciativa forma parte del ciclo que la Fundación organiza en distintas ciudades españolas, con el patrocinio de Atenzia, empresa especializada en servicios de teleasistencia, para concienciar a profesionales del sector sociosanitario y darles a conocer los mecanismos que existen para prevenir y abordar las situaciones de maltrato y violencia de género en las personas mayores.

La presidenta de la Fundación Mayores de Hoy, Matilde Pelegrí, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Alicia García, fueron las encargadas de inaugurar el encuentro, que reunió a cerca de un centenar de profesionales. Pelegrí reflexionó sobre el papel clave de las Administraciones en la concienciación y difusión de herramientas de detección, y de las empresas privadas del sector en la sensibilización. Al respecto, aseguró: “Uno de los principales inconvenientes en la detección de la violencia de género en las mujeres mayores es la dificultad que tienen las víctimas para reconocerse como tales. Son situaciones que tienen asumidas tanto ellas como su entorno social. Por eso, es fundamental sensibilizar y concienciar a la sociedad, así como informar de las herramientas y recursos que tienen a su alcance”.

Por su parte, Alicia García explicó que el modelo integral de atención a las víctimas de violencia de género “Objetivo Violencia Cero”, puesto en marcha hace un año por la Junta de Castilla y León, contempla precisamente medidas específicas dirigidas a las personas mayores. En primer lugar, “se ha establecido una prioridad de acceso a las residencias de personas mayores para las víctimas de violencia de género”.

La consejera constató que con este modelo “se pretende trabajar de manera coordinada con instituciones, profesionales, movimiento asociativo… abordando la sensibilización en la educación y desde la atención”.


Trabajo coordinado
La primera mesa contó con representantes de distintas instituciones y organizaciones profesionales. La trabajadora social del Centro de Acción Social (CEAS) Cercanías 1 de la Diputación Provincial de Valladolid, Dolores Alfayate, explicó cómo se está implantando “Objetivo Violencia Cero” y aseguró que “aporta un modelo de trabajo más organizado”. Según indicó, “la idea primordial es el trabajo en red y el reto la articulación con otros sistemas de protección”. La planificación que se lleva a cabo con las víctimas está centrada en la persona, ya que cada caso es individual y requiere un plan de recursos. Además, “permite tejer una red de la que no pueda irse una mujer que necesita protección”. Asimismo, esta especialista hizo hincapié en que, en todo momento, se intenta mantener la relación con la mujer. Para ello, “se informa, se respeta su autodeterminación, sus tiempos… no podemos forzar porque si forzamos, la desconectamos. Con lo cual, se quedará más aislada y tendrá más riesgo”, expuso.

El modelo “Objetivo Violencia Cero” cuenta con recursos específicos, como los centros de emergencia, el servicio de acompañamiento y orientación jurídica y social, y el servicio de apoyo psicológico, que cada vez son más utilizados por las personas mayores víctimas de violencia de género.

Por Carmen Moreno



Jueves, 6 de Octubre 2016

Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Balance de la Dependencia no se hace responsable de las opiniones y comentarios
de sus lectores.

Lea las condiciones generales de uso completas AQUÍ.