Dependencia y discapacidad - proveedores, residencias, sector sociosanitario,
Balance Sociosa Balance Sociosa

Síguenos en:
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn




¿Y el reto demográfico?




¿Y el reto demográfico?
Matilde PELEGRÍ. Directora periódico Balance Sociosanitario

Al cierre de esta edición de BALANCE Sociosanitario conocemos la firma del preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para conformar un Gobierno de coalición, “que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa”, según indica el documento dado a conocer el 12 de noviembre, dos días después de las elecciones generales.

Parece razonable que un plazo tan corto de tiempo sólo permita dibujar las líneas generales del acuerdo, y suponemos que en las próximas semanas se abordará un análisis intenso y pausado, en función de los apoyos que logre recabar el candidato que proponga Felipe VI, y que será seguramente Pedro Sánchez.

Para lograr un preacuerdo de sólo diez puntos se han reunido en cada uno de ellos temas tan diversos como la regeneración, la vivienda, la ciencia o las casas de apuestas. Resumir siempre es más complejo que elaborar un texto amplio. Así lo aceptaremos.

Sin embargo, sí nos preocupa que dos temas tan relevantes como las pensiones y la atención a la dependencia hayan quedado difuminados en ese amplio punto 2, conjuntamente con la lucha contra la corrupción y las escuelas infantiles.

El sistema público de pensiones mantiene, desde su creación, el mismo modelo, basado en la aportación de los trabajadores al pago de unas pensiones bajas y una esperanza de vida después de la jubilación corta. No es razonable pensar que ese esquema pueda mantenerse en un escenario de alta tasa de desempleo, crecimiento constante y significativo de las pensiones, y un periodo de vida cercano a los 20 años por encima de la edad de jubilación.

Ningún Gobierno, de ningún color político, quiere asumir el reto que significa abordar con seriedad y sin demagogia el futuro del sistema de pensiones, pero la llegada de la generación del baby boom será una prueba de fuego, que nos arriesgamos a no superar.

Y nos preocupa especialmente no encontrar en este preacuerdo ninguna referencia al reto demográfico. El punto 8 habla de “revertir la despoblación”, pero sería un error considerar que ésta es la única consecuencia del cambio demográfico en el que está inmerso nuestro país desde hace años.

Para quienes conocemos las cifras, muchas veces resulta repetitivo el argumento que incide en que España es el segundo país más envejecido del mundo, y que en pocos años alcanzará el primer puesto.

Pero la lectura de este documento reafirma la necesidad de seguir insistiendo en que la demografía es uno de los principales elementos que debe marcar transversalmente cualquier estrategia, pública y privada.

Las pensiones, la dependencia y la despoblación tienen mucho que ver con esta realidad. Pero también la formación a lo largo de la vida, el envejecimiento activo, el urbanismo de las ciudades, la construcción de las nuevas viviendas o la ergonomía de los puestos de trabajo deberán definirse en función de la población, y la edad es una de sus características más relevantes.

Desde los medios de Grupo SENDA seguiremos con atención las decisiones de los dirigentes públicos en todas estas materias.
 
 


Viernes, 15 de Noviembre 2019

Nota



En la misma sección...
< >

Miércoles, 23 de Octubre 2019 - 13:45 Europa y el envejecimiento

Jueves, 20 de Junio 2019 - 10:13 No es solo una cuestión de modas