Andalucía crea 264 nuevas plazas para personas en situación de dependencia en centros públicos

Andalucía crea 264 nuevas plazas para personas en situación de dependencia en centros públicos

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha subrayado la apuesta de su departamento por la atención a las personas en situación de dependencia con la creación de 264 nuevas plazas en centros de titularidad pública, tanto para la atención de personas mayores como de personas con discapacidad, con el objetivo de cubrir las necesidades de la población ante la alta ocupación actual de los centros en Andalucía.

“Se trata del mayor aumento de plazas destinadas a personas en situación de dependencia creadas en un solo año en la comunidad andaluza, que nos permitirá agilizar aún más el sistema de atención a la dependencia en Andalucía, reduciendo listas de espera y aumentando el número de personas beneficiarias”, ha explicado Ruiz, quien ha cifrado en 1.064 las nuevas plazas creadas a lo largo de 2021, mientras que desde el inicio de la legislatura alcanzan ya 1.912.

Según ha detallado la responsable de políticas sociales, en concreto se amplían 171 nuevas plazas en centros públicos de atención residencial, de las cuales 147 se destinan a la atención de personas mayores y 24 se dirigen al sector de la discapacidad. Asimismo, se crean otras 93 plazas más en centros de día de titularidad pública, 66 de las cuales son para personas mayores y 27 para personas con discapacidad.

Este nuevo incremento de plazas en centros públicos se suma a las 800 nuevas plazas ya anunciadas este año, de las cuales 776 son plazas en centros de titularidad privada tanto de atención residencial como centros de día y de noche y de terapia ocupacional en el ámbito del concierto social, junto a otras 24 en centros de titularidad pública.

“Un dato que contrasta con las 265 plazas que se crearon con el Gobierno anterior entre 2015-2018”, ha precisado la consejera, quien ha resaltado el “importante déficit en el sistema de atención  a la dependencia, con tan solo 14 centros públicos, que encontramos cuando llegamos a la Junta tras casi 40 años de gobierno socialista”.

Reducir listas de espera

Ruiz ha subrayado la mayor dotación presupuestaria en los últimos 20 años, más de 2.500 millones de euros en 2021 de los que 1.741 millones corresponden a atención a la dependencia. “Hay que garantizar la oferta de servicios públicos y aumentar plazas, con una buena gestión administrativa de la mano de la digitalización para agilizar listas de espera y solicitudes”. En este sentido, se ha referido al programa piloto implantado en una veintena de municipios para unificar el proceso de valoración y la propuesta de acceso a las prestaciones, “acortando los plazos y tiempos de respuesta a la ciudadanía”. 

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha resaltado que las nuevas plazas creadas permitirán cubrir las necesidades de las personas mayores y personas con discapacidad “con un reparto basado en las necesidades para cada una de las tipologías que engloban estos servicios, sujeto a la disponibilidad de plazas acreditadas”. Y ha recordado que la puesta en marcha del Mapa de Recursos Sociales de la Agencia Andaluza de Servicios Sociales y Dependencia (ASSDA) permite además que se distribuyan por el territorio conforme a los criterios de eficacia y equidad.

En este sentido, ha explicado que tanto la creación de nuevos recursos como la apuesta por las nuevas tecnologías y el big data para una planificación más ágil y eficiente de los recursos sociales se enmarcan en el nuevo modelo de atención a la dependencia que su departamento ha empezado a implantar. “Un sistema de atención centrado en las necesidades reales e individuales de las personas, que pone el foco en el impulso de la ayuda a domicilio, los centros de día y una nueva y pionera red los centros intermedios para prevenir el agravamiento de la dependencia”.

Modelo de proximidad y calidez

“Nuestro objetivo es ofrecer una atención de proximidad y calidez, que recursos se adapten a las necesidades y demandas de las personas, y no al revés». Y ha considerado que “la pandemia nos ha permitido tener un mayor conocimiento de qué es lo que necesitamos, sobre todo más información y coordinación, por lo que todos los esfuerzos se concentran en diseñar los recursos según las personas que los vayan a utilizar”.

Para la consejera, “los resultados ya han empezado a notarse”. “Somos ya la segunda comunidad mejor valorada en gestión por el Observatorio de la Dependencia, con la mejor nota de los últimos cinco años, hemos reducido la lista de espera en un 30% y hemos alcanzado una cifra histórica de personas atendidas en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, con más de 242.400  beneficiarias a finales de agosto”, ha desgranado.

No obstante, ha considerado que “estos resultados serían aún mejores si se cumpliesen los acuerdos del Pacto de Estado por la dependencia y contásemos con una financiación justa y equilibrada que blinde los sistemas de dependencia en igualdad de condiciones para todos los españoles y garantice la financiación necesaria por parte del Gobierno central”. “La atención a la dependencia es una cuestión de gran calado social, especialmente en una sociedad como la española y la andaluza, que está sufriendo un progresivo proceso de envejecimiento», ha resaltado.