personas beneficiarias de la dependencia

Andalucía logra un nuevo máximo histórico con 237.592 personas beneficiarias de la dependencia

Andalucía ha cerrado el primer semestre del año 2021 con 237.592 personas beneficiarias en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, lo que supone 9.037 personas más que al cierre de diciembre de 2020 (incremento del 3,95%) y un nuevo máximo histórico de personas beneficiarias, según ha informado la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz.

Para alcanzar estos datos, durante el primer semestre del año se han dado de alta a 25.433 nuevas personas que se han incorporado al Sistema con 43.135 prestaciones. El promedio mensual de altas en 2021 asciende a 4.239 (enero – junio), lo que supone más del doble (aumento del 103,89%) con respecto al mismo periodo del año 2020. 

Además del incremento de nuevas altas al sistema, los Servicios de Valoración de la Dependencia han gestionado un total de 12.831 revisiones del Programa Individual de Atención (PIA), por lo que en total se han resuelto un total de 38.264 PIAs (iniciales y de revisión) durante los seis primeros meses de 2021.

Impulso del sistema de dependencia

Para la consejera, estos datos muestran “una evolución positiva en la gestión de la dependencia en Andalucía en los primeros meses del año 2021, a pesar de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, cuyos efectos han sido especialmente devastadores entre un colectivo tan vulnerable como el de las personas en situación de dependencia”.

“Nunca antes en la comunidad había habido tantas personas disfrutando de este derecho”, ha observado Ruiz, quien se ha mostrado “razonablemente satisfecha” por esta evolución al considerar que “detrás de los datos positivos que estamos consiguiendo hay personas que se benefician directamente de cada paso que damos en la dirección correcta”. Una senda que se verá impulsada, ha dicho, con los nuevos proyectos que se llevarán a cabo en materia de atención a la dependencia con cargo a los fondos europeos Next Generation, que permitirán adelantar el cambio hacia un nuevo modelo de atención basado en la proximidad y la adaptación de los recursos a las necesidades de las personas.