Andalucía cuenta ya con un mapa de recursos en materia de dependencia, una herramienta fundamental con información geográfica y estadística que permite conocer con exactitud los recursos existentes, el déficit y la ratio de plazas del servicio de atención residencial para personas mayores y con discapacidad en la comunidad.

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha destacado que este mapa, pionero en España, será fundamental para “apoyar la planificación y toma de decisiones en el ámbito social con rigor y eficacia, con el objetivo de ofrecer la mejor atención a las personas dependientes y sus familias y garantizar un acceso a los recursos equitativo para todas las personas”.

Ruiz, que ha presidido la presentación de esta nueva herramienta a profesionales y empresas del sector de la dependencia, ha señalado que la pandemia ha evidenciado la necesidad de que los recursos “lleguen en tiempo y en la forma correcta” a los andaluces. “Es nuestra obligación legal, pero también nuestro compromiso moral con las personas que peor lo están pasando y no pueden esperar más”, ha dicho, al tiempo que ha resaltado el objetivo de su departamento por una planificación de inversiones con rigor y eficacia.

¿Qué hace el mapa?

El mapa geolocaliza los recursos existentes y la ratio de plazas por zona de trabajo social. Así, de un solo vistazo permite determinar en que áreas de la comunidad hay más recursos y plazas disponibles para personas mayores y con discapacidad, discriminando según se trate de centros autorizados o acreditados y por áreas de Servicios Sociales, zonas básicas de servicios sociales, diputaciones provinciales y municipios de más de 20.000 habitantes. También permite conocer de forma exhaustiva la ratio de plazas sobre el colectivo de personas potencialmente dependientes, lo que agiliza y facilita la toma de decisiones a la hora de planificar nuevos recursos.

La consejera de Igualdad ha puesto el acento en que esta herramienta digital, que se enmarca en el Plan Estratégico de Servicios Sociales de Andalucía,  supone un salto cualitativo en la gestión de los recursos sociales y en la difusión de información de forma transparente y accesible, frente a “la administración del siglo XIX que nos encontramos al llegar al Gobierno hace dos años, con expedientes de papel acumulados en cajones, procedimientos interminables y falta de transparencia y datos”.

Así, ha considerado que el mapa de recursos en materia de dependencia es una herramienta de gran utilidad para apoyar la planificación y toma de decisiones en el ámbito social, tanto por parte de las administraciones públicas como de las entidades del sector. Al mismo tiempo, ha detallado que permite la creación de sinergias entre ambas y entre los diferentes departamentos de la administración andaluza.

500 nuevas plazas residenciales

La consejera ha avanzado que, con la información proporcionada por esta nueva herramienta, se podrá hacer ya una redistribución más equitativa por el territorio de las 500 nuevas plazas residenciales anunciadas, de las que 200 serán destinadas a personas mayores y 300 a personas con discapacidad. Ruiz ha recordado que en los dos últimos años Igualdad ha ampliado en 1.265 plazas la oferta de atención a personas en situación de dependencia, “un dato que contrasta con las 265 que se crearon durante la anterior legislatura”. 

La responsable de políticas sociales ha resaltado además el evidente impacto que el sector de los cuidados y la dependencia tiene en el empleo y la economía andaluza. “Cada euro invertido por la administración en el sector se multiplica por tres en la economía regional”, ha señalado, “mientras que el retorno fiscal de la inversión de la administración pública en plazas de atención a la dependencia supone recuperar el 78 % de la misma por medio de distintos impuestos y tasas”. Asimismo, ha resaltado que el sector de la dependencia genera en Andalucía unos 55.000 empleos directos.

Jornadas sobre políticas públicas

La presentación del nuevo mapa de recursos de la dependencia ha estado acompañada de la mesa redonda «Las Políticas Públicas en 2021: el caso de los servicios sociales y de la dependencia en Andalucía», en la que se han analizado el papel del análisis de datos, el escenario presupuestario y la innovación en la gestión de los servicios sociales.

Así, la directora del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), Elena Manzanera, ha reflexionado sobre conceptos como gobernanza de los datos públicos y la inteligencia de gobierno y las herramientas que lo hacen posible, mientras que el  secretario general de Hacienda, Ignacio José Méndez, ha analizado los retos derivados del sistema de financiación de las comunidades autónomas por la necesidad de vigilar el endeudamiento y la evolución del gasto en sanidad y cuidados de larga duración que se han visto impulsados por la pandemia.

Por su parte, el secretario general de Políticas Sociales, Voluntariado y Conciliación, Daniel Salvatierra, ha cerrado las jornadas contextualizando el sentido y las funciones del Mapa de Recursos en materia de dependencia.