Este miércoles 20 de enero, la ciudad de Madrid se ha visto conmocionada por un nuevo suceso que se suma a los factores adversos que la ciudad ya está viviendo en los últimos tiempos dada situación por Covid y la reciente borrasca Filomena. Una explosión de gas hacía saltar por los aires varias plantas de un edificio en una céntrica calle madrileña, junto a la Puerta de Toledo. Cuatro hombres han fallecido y hay 11 heridos por la violenta deflagración que obligará a derruir la mayor parte de lo que queda del edificio para evitar nuevos colapsos.

Afortunadamente, ni las personas mayores que estaban alojados en la residencia contigua, ni el alumnado del colegio aledaño, que no había podido salir al recreo por la nieve acumulada en el patio, sufrieron ningún daño por el fuerte estallido y el derrumbe de gran parte del edificio.

Asispa, entidad dedicada desde hace 40 años a la atención de las personas mayores y dependientes, tanto en residencias como en centros de día, de mayores y en sus propios domicilios, quiere sumarse al duelo de las víctimas de este fatal suceso, así como expresar su solidaridad y apoyo a todos los vecinos y vecinas de Madrid afectados por esta explosión.

Desde Asispa confiamos en el poder de resiliencia de las personas mayores a las que mandamos nuestro cariño y ánimo.