El Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en el Plan de Formación de auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio, y cumple de este modo con su compromiso de potenciar la formación especializada y continuada de los y las profesionales que gestionan centros, recursos y servicios relacionados con el bienestar de la ciudadanía.

Así lo ha anunciado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante el encuentro que ha mantenido con las 29 auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio de Tarancón, que atienden a 123 usuarios, y en el que ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, José López Carrizo; la viceconsejera de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia, Ana Saavedra; y la delegada de la Junta en la provincia de Cuenca, Mª Ángeles Martínez.

En este contexto, la consejera de Bienestar Social ha detallado que “este Plan de Formación se va a impulsar de la mano de los ayuntamientos y en colaboración con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), y contempla la formación presencial o telemática de 500 profesionales de las cinco provincias de la región, en una primera fase”, aunque el objetivo del Gobierno regional es la formación de los más de 5.000 auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio que hay que la región antes de que finalice la legislatura, ha aseverado la consejera.

 Aurelia Sánchez ha subrayado que la formación “irá encaminada a descubrir los nuevos retos de los recursos de proximidad, la atención psicosocial de las personas en situación de dependencia, los recursos y las herramientas para la gestión positiva de las emociones de los profesionales, favoreciendo de este modo su autocuidado”.

Por otro lado, la consejera ha puesto en valor el Servicio de Comidas a Domicilio que ha iniciado el Ayuntamiento de Tarancón hace unos meses, del que se benefician 25 personas, que cada día cuentan con la atención y el cuidado de los profesionales de este Servicio, y que de manera simultánea atienden las situaciones de soledad.