En el marco de movilizaciones en el sector de atención a la dependencia, CCOO continúa con el calendario: hoy, 8 de octubre, y el próximo 15 de octubre. Las concentraciones de hoy tienen lugar ante las consejerías de aquellas comunidades autónomas que tengan atribuidas las competencias de servicios sociales. Por otra, parte, el 15 de octubre se realizarán concentraciones ante las delegaciones de Gobierno y ante el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

“En CCOO no compartimos que este Gobierno no priorice la inversión necesaria para dar una respuesta adecuada, tanto a las personas dependientes como a las trabajadoras que desarrollan su labor en el sector. Estamos hablando de un sector altamente feminizado, más del 90 % son trabajadoras, con un alto índice de medicalización, derivadas de lesiones musculoesqueléticas, con unas ratios insuficientes y unos salarios que no se corresponden con el trabajo desempeñado”, explican desde el sindicato.

España es uno de los países de Europa con menor inversión en el sector de los cuidados, donde existe un gran desequilibrio entre lo que aportan las comunidades (83 %) y el Estado (17 %). Y donde la provisión de servicios es mayoritariamente privada: más del 80 % de los recursos son provisión privada, “hecho que desde CCOO entendemos hay que corregir, reequilibrando el sistema con una mayor inversión desde el Estado y una apuesta clara por un mayor peso de plazas públicas, tanto en la ayuda a domicilio como en las residencias”.

CCOO considera muy insuficiente la propuesta del Gobierno de incrementar 600 millones de euros para este sector. “Primero, porque es totalmente insuficiente para atender a las personas que están en listas de espera y, en segundo lugar, porque no tienen en cuenta ni mejorar la atención de las personas que actualmente están siendo atendidas, ni mejorar las pésimas condiciones laborales y retributivas de las trabajadoras”, subrayan.

Por último, desde CCOO se insiste en un mayor protagonismo en la gestión directa por parte de los gobiernos y eso ineludiblemente requiere inversión en la pública, que tampoco se contempla en las propuestas de la Administración.