trabajadoras del sector de la dependencia

CCOO exige la revaloración salarial del 6,5 % para las trabajadoras del sector de la dependencia

Tras más de dos años de congelación de los sueldos en el sector de la dependencia, como consecuencia de la pandemia, “es el momento de dar valor a la labor de las trabajadoras, e incrementar su salario en un 6,5 % (como corresponde por la subida del IPC), tal y como establece el convenio colectivo”, ha reivindicado Irene Álvarez Bonilla, responsable de Sectores sociosanitarios, medio ambiente y salud laboral de la Federación de Sanidad de CCOO.

Según Álvarez Bonilla, “el convenio es ley y este convenio tiene que cumplirse y son las condiciones que exigimos a la patronal para sentarnos a negociar. Los convenios no están solamente para aplicar cuando les beneficia a las empresas y a las plantillas patronales. Los convenios son el equilibrio entre los trabajadores y las empresas y ahora toca estar del lado de las trabajadoras”.

Desde Comisiones Obreras tachan de insensible la actitud que mantienen las patronales ante las trabajadoras del sector y sostienen que estas formas son las que denigran conquistas sociales tan importantes como la Ley de Dependencia y degradan los cuidados que se ofrecen a las personas.

“Las patronales tienen una labor absolutamente obstruccionista y negacionista de la mejora de condiciones de trabajo de las trabajadoras del sector”, ha indicado Carolina Vidal, de la Secretaría de las Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo de CCOO.  Y, como ha explicado, no solo es una cuestión de incumplimiento del convenio colectivo que pactaron, sino de revalorización de las personas: “A estas mujeres les debemos el reconocimiento político, económico y social porque han sufrido y han mantenido sobre sus espaldas e incluso sobre su salud la salida de la pandemia. Por tanto, desde CCOO vamos a mantener y exigir políticas públicas eficaces y estrategias nacionales para hacernos cargo de los cuidados en el sentido amplio de la palabra. Pero, además, no cabe ninguna duda que entendemos que este valor tiene que compensarse con buenas condiciones de trabajo”.

Por su parte, Paloma Vázquez Laserna, secretaria de Políticas Públicas de CCOO ha expresado que es un hecho absolutamente infame que el sector de los cuidados, uno de los sectores pilares del Estado del bienestar “esté precarizado debido a actitudes indolentes de una patronal insensible y absolutamente nada receptiva a la hora de aplicar la pertinente actualización salarial”. En su opinión, estas son las situaciones que degradan y denigran las conquistas sociales conseguidas como la conoce la propia Ley de la Dependencia. “Porque para que realmente dicha ley sea eficiente, debe contemplar con unas trabajadoras bien profesionalizada y con una distribución y con una retribución justa”.

Concentración el próximo 7 de marzo

Según las representantes de CCOO, las trabajadoras del sector de la dependencia son esenciales e imprescindibles y, a pesar de ello, no están valoradas como corresponde. Y si algo hemos aprendido en el COVID-19 es que “tenemos que poner los cuidados en el centro de la vida y lo esencial en el centro del trabajo”.

Por tanto, “ante la indolencia y la sin sinrazón de la patronal del colectivo de la dependencia, que se niega sistemáticamente a cumplir lo pactado en el vigente convenio colectivo de dependencia”, CCOO hace un llamamiento a secundar las concentraciones que tendrán lugar el día 7 de marzo, previa a la convocatoria de nuestro 8 de marzo, en las puertas de IFEMA a favor de mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras que componen el sector de dependencia.

Esos días se celebra el Tercer Congreso Nacional de Dependencia al que asistirán actores claves del sector de los cuidados: directivos de empresas, responsables de la Administración Pública, y  “allí nos van a tener que oír y van a tener que escuchar la voz de un sector que ya no puede más”, han advertido.

Cambios en el sector de la dependencia

En CCOO están de acuerdo en que el sector de la dependencia, el sector de los cuidados, necesita cambios y que su organización es un agente esencial para garantizar que esos cambios sean profundos. “El derecho a la asistencia de calidad, como un derecho subjetivo de la ciudadanía, debe estar relacionado con unas condiciones de trabajo que respondan al esfuerzo que han realizado las trabajadoras y los trabajadores del sector en profesionalizarse durante muchos años. Necesitamos compromiso y voluntad de la patronal para afrontar esta negociación del siguiente convenio, pero debe basarse en los principios de buena fe en la negociación, cumplir con lo acordado y contribuir a dotar de valor añadido el empleo tan necesario e imprescindible para esta sociedad”, concluyen.