Ceaps apuesta por una cultura de los cuidados

Ceaps apuesta por una cultura de los cuidados

La presidenta de Ceaps, Cinta Pascual, expuso, durante la Cumbre Baby Boom, los cinco pilares sobre los que debería pivotar esa necesaria transformación de los cuidados y reclama un sistema de concertación mixta, un precio ajustado, una tarifa única de Atención a la Dependencia, una ratio global de profesionales mínimo y que la calidad se mida con indicadores de satisfacción de la persona usuaria.

El Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (Ceaps) apuesta por una cultura de los cuidados que construya miles de realidades diferentes, en función de cada centro o servicio, adaptados a cada persona, a su comunidad, a sus profesionales y familiares, y siempre con una base de calidad e indicadores que garanticen la satisfacción de las personas.

Así lo ha expuesto la presidenta de Ceaps, Cinta Pascual,  que ha manifestado que “celebrar esta cumbre el Día Internacional de las Personas de Edad no es casualidad, ya que queremos una transformación para ellos, y para los mayores del futuro”. Por eso, durante el acto, han aparecido numerosos testimonios de personas mayores y se ha conectado con los lugares donde reciben los servicios.  De hecho, el objetivo principal ha sido el de sentar los pilares de una auténtica transformación de los cuidados; “clave” en un momento en el que el sistema debe prepararse para la llegada de una generación, la nacida entre 1957 y 1977, que supera actualmente los 13,8 millones de personas.

Los pilares de los cuidados

Cinco son los pilares sobre los que Ceaps sustenta lo que debería ser, a su juicio, esa revolución de los cuidados:

  1. Atención centrada en la persona.
  2. Libertad de escoger.
  3. Derecho a una sanidad universal y pública con independencia de dónde resida la persona.
  4. Reforma de la normativa existente.
  5. Precio ajustado para garantizar la sostenibilidad.

Y, para llevarlo a cabo, Ceaps reivindica que exista un sistema de concertación mixta, con un 50 % de plazas concertadas y otro 50% plazas privadas, abonadas con prestaciones vinculadas al servicio (PEVS). Asimismo, apuesta por que se fije una ratio global de profesionales mínimo del 50%, y un precio ajustado entre 2.030 euros y 2.700 euros por plaza concertada, según parámetros de salarios, tipología de habitación y aumento de ratios entre otros factores.

Invertir en las personas y hacerlo sostenible

Esta transformación necesita financiación hasta llegar al 2 % del PIB.

Junto a esto, reclama que solo exista una única tarifa de atención a la dependencia, no basada como hasta ahora en los grados de dependencia de la persona usuaria del servicio, así como que se trabaje con indicadores de satisfacción del propio usuario para medir la calidad del servicio, garantizando el uso de herramientas de Atención Centrada en la Persona.

Durante la jornada de debate se puso sobre la mesa la sostenibilidad del sistema, haciendo hincapié en el actual modelo de financiación y analizando en profundidad cuánto dinero está invirtiendo el Estado y cuánto realmente debería invertir para atender a las personas más vulnerables y hacerlo sostenible.

Además, los expertos han abordado la oportunidad que representa para el sector la llegada de los fondos europeos Next Generation y han aportado las claves de cómo deberían invertirse para adecuar el actual modelo de atención a las necesidades actuales y futuras de las personas.  Y se ha dedicado un apartado específico a establecer cuál debería ser la relación entre el sistema sanitario y el social para garantizar que todas las personas tengan el derecho básico a una atención sanitaria, con independencia de dónde residan.

La Cumbre Baby Boom, en la que han participado más de 500 personas, ha contado con la presencia de profesionales, expertos, administración, a la que se ha sumado la voz de actuales usuarios del sistema de cuidados y boomers, que han aportado sus ideas de cómo debería establecerse ese sistema que está llamado a sufrir una gran transformación.

 

 

Informe Costes