Cruz Roja Navarra ha presentado el nuevo servicio ‘Cuídate +’ que, basado en la tecnología, fomenta el autocuidado domiciliario de la salud para prevenir enfermedades, vigila las pequeñas dolencias cotidianas o controla las enfermedades crónicas, mediante el seguimiento de las constantes (peso, tensión arterial…), junto a una intervención social.

Con la colaboración del programa “InnovaSocial”, promovido por la Fundación Caja Navarra y Fundación “la Caixa”, incluye además un análisis del modelo de vida de la persona usuaria en su domicilio en función de sus hábitos cotidianos, detectando así situaciones de riesgo que puedan producirse (caídas, falta de movimiento, no regreso al domicilio…).

Todo ello a través de la “Teleasistencia avanzada” que traslada estos datos  automáticamente a un sistema telemático de seguimiento constante, controlado desde el Centro de Operaciones y Servicios Digitales de Cruz Roja para que contraste esta información con la persona participante o, en caso necesario, avise a familiares, personas del entorno o servicios de emergencia.

Este servicio está especialmente dirigido a personas mayores, enfermas crónicas o con dependencia y está promovido por las áreas de salud y personas mayores de Cruz Roja Navarra.

Sistema programado y adaptado a las necesidades

A las prestaciones actuales de la Teleasistencia propia de Cruz Roja Navarra, que cubre las 24 horas del día lo largo de todo el año y en el que participan más de 110 personas en la actualidad, Cruz Roja apuesta por un servicio que responda y se adapte a las personas en su domicilio y que permita programar alarmas, recordatorios, remitir informes de las biomédicas registradas y detectar situaciones de riesgo.

Así, la teleasistencia avanzada pretende garantizar, además de la independencia y mantenimiento en el hogar, la seguridad, el cuidado, la tranquilidad y la compañía de las personas atendidas y sus familiares. Incluye también actividades para favorecer la vida activa y la socialización incluyendo visitas y seguimiento del voluntariado de Cruz Roja.

Proyecto piloto desde Cruz Roja Tafalla

 El servicio “Cuidate +” comienza su andadura en Navarra a través de un proyecto piloto que se implanta, de manera gratuita, en el Área de Salud de Tafalla, y que se desarrollará hasta abril de 2022, con 24 personas participantes.

“Una nueva oportunidad para ampliar nuestra actividad desde la Asamblea local de Tafalla, de incrementar nuestro compromiso con la población de la zona y de sumar nuevas herramientas tecnológicas a nuestro trabajo”, según afirma Pedro Arzoz, presidente de Cruz Roja Tafalla. “Es un nuevo compromiso y oportunidad para la actividad voluntaria. Porque, a la herramienta tecnológica, hay que aportar el aspecto humano. Y a ello contribuye el voluntariado”, señala Pedro Arzoz.

¿Por qué ‘Cuídate +?

El aumento del índice de la esperanza de vida en Navarra es un buen indicador. Pero a la cantidad de personas mayores, hay que incentivar la calidad de vida. Máxime cuando se dan cambios de estilos de vida en las familias y cuando se trata de sectores de una mayor vulnerabilidad social y sanitaria.

Con esta iniciativa Cruz Roja Navarra pretende “mejorar la calidad de vida de las personas mayores y su autonomía personal en el domicilio mediante la implantación de nuevas tecnologías que garanticen la atención y prevención de situaciones de riesgo”, según apunta Inés Matellanes, trabajadora social de Cruz Roja en Tafalla, responsable de este proyecto en la zona. Para ello, señala, “queremos  establecer sistemas de seguridad y medidas de parámetros médicos y monitorización de las condiciones del entorno en domicilios del ámbito sanitario de Tafalla”.

Herramientas telemáticas para el seguimiento

Para la monitorización de este servicio se cuenta con la plataforma Carelife®: sistema inteligente basado en telemonitorización, instalada a través de diferentes monitores en el domicilio, capaz de analizar de forma autónoma la salud y el bienestar de una persona.

Los sensores instalados en el entorno de las personas usuarias permiten al sistema acompañar y analizar su rutina diaria generando alarmas de forma automática al detectar situaciones anómalas.

El sistema de análisis telemático incluye, además del terminal y pulsador de teleasistencia básica, cuatro sensores de movimiento, dos detectores de apertura de puerta, además de una báscula y un tensiómetro.

Beneficios

Para las personas participantes supone una garantía de permanencia en su entorno, el fomento de los autocuidados, apoyo a la adherencia al tratamiento, así como la adquisición de competencias digitales sobre nuevas tecnologías. Igualmente, produce una sensación positiva trasmitida por el sistema de salud de preocupación por su salud y seguimiento permanente, así como una mejora de la percepción sobre su calidad de vida.

Las personas cuidadoras encontrarán una mayor sensación de tranquilidad por la información suministrada a través de las nuevas tecnologías, y el sistema de seguimiento y apoyo disponible a su alcance para apoyar el proceso de cuidado.

Los beneficios en términos de desarrollo comunitario suponen un modelo de intervención sociosanitaria más transversal, la permanencia de las personas en su entorno, y una mejora de la eficiencia del sistema sanitario ya que llega a más personas en menos tiempo y libera tiempos de atención. Igualmente aporta una minoración de costes de atención y ahorro en la Atención Especializada. A ello hay que sumar que este servicio de teleasistencia avanzada genera conocimiento sobre nuevas formas de seguimiento.

Criterios para participantes en el proyecto Cuídate+

La teleasistencia avanzada del servicio “Cuidate+” busca analizar y evaluar su impacto en la población, como afirma Fernando Domínguez, director médico del proyecto y voluntario de Cruz Roja Navarra. “A través de la incorporación de la tecnología a la metodología, junto a un trabajo en red de seguimiento, pretendemos aumentar la calidad de vida de las personas, así como prevenir y retrasar situaciones de dependencia o salidas forzadas del domicilio”, señala.

Para ello, se va a realizar una selección sobre perfiles de participantes que podrán ser incluidos en el proyecto piloto y que, según destaca Domínguez, “serán pacientes crónicos pluripatológicos, formar parte de la estrategia de enfermedades crónicas del Servicio Navarro de Salud-Osasunidea durante al menos un año, ser considerado paciente frágil y ser único residente del domicilio”.

La ejecución del proyecto se llevará a través de un grupo de intervención y otro de control, a través de los cuales se realizará una evaluación con una comparativa previa y durante el proyecto donde se valorarán los resultados clínicos, la percepción- satisfacción de pacientes, personas cuidadoras y profesionales sanitarios y sociales involucrados, así como una evaluación de coste-beneficio o efectividad.

Las personas participantes contarán con el equipamiento del sistema en su domicilio, conectada al Centro de Operaciones y Servicios Digitales de Cruz Roja y, a su vez las personas cuidadoras o familiares dispondrán de una aplicación en sus soportes digitales (móvil, Tablet y ordenador) con sistemas de alarma. Y contarán con la coordinación del equipo de Cruz Roja y el mantenimiento técnico.

Un proyecto apoyado por “InnovaSocial”

El proyecto forma parte de los programas financiados en la convocatoria 2020 de “InnovaSocial” y cuenta con un presupuesto de 136.700 euros, de los que 74.900 euros están financiados por Fundación Caja Navarra y Fundación “la Caixa”.