Deltan Company

Descubre las principales ventajas de las prótesis dentales fijas

Las prótesis dentales se han posicionado como una de las mejores alternativas para disfrutar de una sonrisa hermosa y saludable, para recuperar así todas las funciones básicas de masticación. Este tipo de solución, además, es ideal, porque se ajusta a la perfección a las necesidades de cada persona, ya que pueden sustituir la dentadura completa o cubrir una parte específica. 

Principales ventajas de las prótesis dentales

La prótesis dental fija proporciona muchos beneficios a los pacientes, beneficios que van más allá de la parte estética, aunque para ello resulta fundamental hacer este tipo de procedimientos con profesionales especialistas en el área y con prótesis que cumplan con los más altos estándares de calidad, como los proporcionados por Dental Company. 

A continuación compartimos algunas de las principales ventajas de las prótesis dentales fijas en comparación con las prótesis dentales removibles:

  • Limpieza: una de las principales ventajas de las prótesis dentales fijas, es la higiene y facilidad de limpieza. Esto se debe a que el proceso de limpieza es exactamente igual al utilizado para la dentadura natural, por lo que es sumamente sencillo, práctico y rápido. En este sentido, es importante destacar que no requieren ningún cuidado especial
  • Apariencia: otra ventaja interesante, es la apariencia. Y es que las prótesis dentales fijas se ven sumamente naturales, ya que estas se adaptan a las características de cada paciente. 
  • Funcionalidad: la funcionalidad de las prótesis fijas es muy superior a las removibles, esto se debe a que se pueden utilizar sin ningún problema y sin temor a que se salga mientras la persona mastica o habla, con la ventaja adicional de que no es necesario utilizar geles u otro tipo de productos adhesivos que puedan ser irritantes. La comodidad también es otra de las ventajas de las prótesis fijas.
  • Procedimiento: gracias a las nuevas tecnologías y al trabajo de profesionales, como Dental Company, el procedimiento para colocar este tipo de prótesis es mínimamente invasivo, sin contar con que también es muy rápido. Incluso, cuando es necesario colocar el implante completo, las prótesis más modernas se sujetan, únicamente, con cuatro implantes. 
  • Menos molestias bucales: uno de los problemas de las prótesis dentales removibles, además de la higiene y la comodidad, es que el continuo uso de colocar y poner, adicionalmente al uso de adhesivos especiales, puede generar irritaciones y otro tipo de problemas en las encías, una de las zonas más sensibles de la boca.

Importancia de la fisonomía bucal 

Además de los aspectos anteriores, una de las razones de más peso por la que resulta ampliamente recomendable optar por una prótesis dental fija, en vez de una removible, es para mantener la fisonomía bucal, la cual cumple con un rol determinante que va mucho más allá de la parte estética. 

En este sentido, el hueso de la mandíbula es sumamente importante para cuidar las encías, que es el lugar en el cual se sostienen los dientes. Cuando una persona pierde uno o más dientes, el hueso de las encías se va retrayendo, poco a poco, hasta el punto de desaparecer, lo que no solo afecta a la parte estética del rostro, sino también a las funciones de masticación. Por supuesto, este proceso será mucho más rápido e intenso, cuanto menos piezas tenga la persona. 

Cuando una persona utiliza una prótesis removible, esta descansa sobre las encías, por lo que continúa con su proceso de retracción, justo como si no utilizara nada más. Aún con las prótesis removibles, el hueso sufre y se retrae, y también es la principal razón del por qué se trata de una solución temporal que, con el paso del tiempo, también deja de ser práctica, porque a medida que el hueso desaparece, la prótesis removible debe ser sustituida. Esto se debe a que deja de cumplir con su función principal, al quedar muy holgada. 

Las prótesis dentales fijas, por otro lado, evitan la pérdida del hueso mandibular, además de ser una opción de calidad, natural y duradera en el tiempo. No requiere mantenimientos o limpiezas especiales, solo la higiene bucal tradicional.