Tras la noticia publicada ayer en BALANCE Sociosanitario, en la que la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade) comunicaba que, a causa de los impagos por parte del consistorio, más de 40 centros de día de la capital podrían verse obligados a cerrar sus puertas, fuentes del Ayuntamiento de Madrid se han puesto en contacto con este periódico para asegurar que los usuarios madrileños “pueden estar tranquilos”, porque continuarán recibiendo el servicio con normalidad.

En este sentido, las mismas fuentes concretan que se trata de un tema exclusivamente administrativo, «que tiene que ver con la facturación durante la crisis provocada por la pandemia» y, añaden, «que ya se han solucionado parte de estas incidencias y, las que aún no lo han hecho, se hará próximamente”. Asimismo, subrayan que “estamos hablando con Amade y con las propias empresas en un diálogo fluido y constante para ponerle solución”.

Una excelente noticia, ya que tal y como exponía Amade los centros de día de la capital prestan servicio a 1.450 personas mayores (solo en plazas concertadas), que son atendidas por 500 profesionales cualificados.