El Ayuntamiento de Madrid destina cinco millones de euros para reforzar los servicios sociales municipales con 264 efectivos. Desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, el Consistorio se ha volcado en el fortalecimiento de las categorías cuyas funciones están relacionadas con la lucha contra la pandemia y, en particular, con sus consecuencias sociales.

En este sentido, la Junta de Gobierno ha conocido un informe que recoge la incorporación de 179 efectivos al personal de Atención Social Primaria en lo que supone un refuerzo histórico, con el objetivo de atender a las familias madrileñas.

En la comparecencia posterior a la Junta de Gobierno, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha señalado que este aumento de los recursos humanos no tiene precedentes y está justificado por la situación de emergencia social y alimentaria que vive la ciudad de Madrid como consecuencia del parón económico debido al confinamiento.

Las áreas de Hacienda y Personal y Familias, Igualdad y Bienestar Social han trabajado durante los últimos meses en el plan de refuerzo de personal, que ahora se concreta en un Plan de Empleo Temporal (PET) por el que se incorporan 118 trabajadores sociales (un incremento del 22 % sobre el total) y 41 auxiliares administrativos (un 33 % más). El PET tiene una duración de seis meses prorrogables hasta los tres años. Además, al plan de empleo aprobado hay que añadir 20 vacantes de auxiliar de servicios sociales, que ya han sido cubiertas por nuevos funcionarios.

Incorporados 85 profesionales desde el inicio de la crisis

Esta medida se suma a otras iniciativas puestas en marcha desde el inicio de la crisis, cuando se reforzó con 25 funcionarios interinos el centro de acogida de personas sin hogar San Isidro (diez auxiliares de servicios sociales, un cocinero, ocho ayudantes de cocina y seis enfermeros). En este período, se ha nombrado también a un total de 38 funcionarios interinos en la categoría de Diplomado en Trabajo Social (cinco en SAMUR Social, 19 en juntas de distrito, 11 en el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social y tres en Madrid Salud). Dentro del refuerzo de servicios sociales, se ha nombrado a 14 auxiliares administrativos (11 en juntas de distrito, dos en el Área de Familias y uno en Madrid Salud), siete psicólogos y un enfermero (en Madrid Salud).

Villacís ha subrayado la labor fundamental que están haciendo los servicios sociales municipales durante la actual crisis y ha recordado que, en lo relativo a las ayudas para alimentación, desde el área social se impulsó la ayuda de emergencia exprés que ha reducido al mínimo la burocracia.

Además, los servicios sociales de los 21 distritos están llegando ya a más de 88.000 personas cada día (más de 30.000 hogares), a través de ayudas alimentarias de diferentes modalidades. Desde que comenzó el confinamiento hasta finales de mayo, han recibido estas ayudas más de 153.000 personas.

Con el refuerzo de personal, el Ayuntamiento pretende no sólo asegurar las ayudas alimentarias, sino facilitar la intervención social de los profesionales con las familias, un trabajo imprescindible para que los usuarios puedan superar la situación de dificultad que estén pasando.