cuidados de larga duración

El futuro de los cuidados de larga duración

El Grupo Social Lares celebró el XV Congreso Europeo Lares, del 27 al 29 de octubre, en colaboración con la Red Europea de Envejecimiento (EAN). Durante tres días, en formato virtual y bajo el lema Garantizando los derechos en los cuidados de larga duración, se sucedieron mesas de debate, ponencias y coloquios que versaron sobre cómo el sector de atención sociosanitaria afronta la nueva realidad surgida tras el COVID y qué medidas deben ponerse en marcha para garantizar los derechos de las personas que requieren cuidados de larga duración. 

La inauguración del Congreso contó con la participación del presidente de Lares, Juan Ignacio Vela. Durante su intervención, recordó a todos los asistentes la misión de Lares como entidad del Tercer Sector: “Queremos ser el altavoz de las personas que no pueden ser escuchadas y las manos de aquellos que no son atendidos en nuestra sociedad”. Asimismo, Vela destacó la necesidad de “crear una red de cuidados de larga duración óptima con calidad y calidez”.

Al acto de apertura del Congreso se unieron también las palabras del presidente de la Red Europea de Envejecimiento (EAN), Jiří Horecký, y de la secretaria de la Red Global de Envejecimienyo, Laetitia Daufenbach, que subrayó que el trabajo de la Red “es posible gracias a la unión y el esfuerzo de cientos de entidades que, como Lares, trabajan de forma incansable y altruista por quienes más lo necesitan”.

Una reflexión sobre la crisis del COVID

La primera sesión plenaria profundizó sobre cómo se vivieron los primeros meses de pandemia y recogió diferentes testimonios que ayudaron a entender lo que sucedió. En este sentido, Megan Davies, estudiante de doctorado de la Universidad de Basilea (Suiza), comentó que “se ha demostrado que el aislamiento ha empeorado la salud mental y física de las personas mayores que viven en centros residenciales. Se han tenido que enfrentar a numerosos retos: adaptarse a nuevas rutinas, dejar de relacionarse, cambiar sus actividades y tareas diarias”. 

También hubo tiempo para hablar de futuro. Luk Zelderloo, secretario general de la Asociación Europea de Proveedores de Servicios para Personas con Discapacidad (EASPD), marcó unos objetivos claros: “Atender a una población cada vez más envejecida, siendo conscientes de la necesidad de atender las desigualdades de género y la feminización del sector de los cuidados. Asimismo, hay que destacar la importancia de un sector, el de los cuidados, que emplea al 11 % de los profesionales de toda Europa”.

En esta misma línea, Ilarion Mata, secretario general de la Red de Envejecimiento en Rumanía, puso el foco en dos “objetivos específicos: mejorar la calidad de vida y luchar contra la discriminación de más de 100.000 personas mayores. Por otra parte, hay que aumentar la capacidad de los organismos públicos para atender las necesidades de las personas vulnerables”.

Profesionales sociosanitarios

“Los cuidados de larga duración implican diferentes necesidades: financiación adecuada, atención de calidad y con calidez y unas condiciones laborales atractivas para los profesionales sociosanitarios”, resaltó Eva Fleischer, politóloga especializada en envejecimiento, que participó en la segunda jornada del XV Congreso Europeo Lares-EAN.

Para Daniela Tatiana Soitu, docente especializada en gerontología y cuidados de larga duración, hay una serie de retos a los que se enfrentan los profesionales en los cuidados de larga duración comunes en todos los países: “Formación escasa del personal, marco legislativo poco consistente, poca coordinación entre los servicios sociales y sanitarios, escasez de personal especializado, y ser una profesión poco reconocida a nivel social”. Junto a estas problemáticas, también aportó distintas soluciones, entre las que destacan: “Equilibrio entre lo laboral y profesional, digitalización del sector, mayor formación para los profesionales que se dedican a los cuidados de larga duración, mayor inversión en programas preventivos, y apostar por un enfoque integrador”.

Cambio de modelo

Los profesionales que participaron en el Congreso no solo plantearon una revisión de todo lo sucedido en el 2020 relacionado con el COVID. Su verdadera apuesta fue salir de este cónclave con las herramientas necesarias, que les permita mejorar el sector sociosanitario en un futuro próximo. Por eso, son muchas las recomendaciones que van encaminadas a conseguir un cambio en el modelo de atención a las personas mayores.

En este sentido, Vicenzo Paolino, especialista en atención geriátrica en la Red Global de Envejecimiento, comentó que “el sector de los cuidados debe avanzar para que las personas mayores puedan vivir el mayor tiempo posible en sus casas o en lugares lo más parecido posible a un hogar. Se trata de cambiar la perspectiva y convertir las residencias en espacios acogedores”.

Se trata de una transformación que implica un cambio en “las estructuras, con el fin de aumentar la autonomía de las personas mayores y dotarlas de capacidad de decisión. Y siempre respetando sus deseos, necesidades y preferencias de cada persona a la que se atiende”, detalló Paolino. En definitiva, llegar a un modelo donde la atención a la persona sea el epicentro de toda la acción.

Rechazo a la discriminación de los mayores

El trato que recibieron los mayores durante la pandemia también fue objeto de debate. Para Freek Lapré, docente especializado en cuidados de larga duración e innovación, ha existido una “discriminación de las personas mayores, no solo en el sector de los cuidados, sino en muchos ámbitos de la sociedad”. Unas circunstancias que pueden verse mitigadas con una serie de medidas que pasan, en su opinión, por aumentar la sensibilización y la toma de conciencia sobre el abuso que sufren muchas personas mayores.

La directora de la campaña contra el edadismo de la OMS, Vania de la Fuente-Núñez, puso de manifiesto la discriminación, los estereotipos y los prejuicios que todavía sufren las personas mayores. “La pandemia ha demostrado que todavía somos una sociedad tremendamente edadista y con unos sistemas sanitarios y sociales con escasa capacidad para atender situaciones de vulnerabilidad, especialmente en los colectivos más discriminados”, recalcó.

Próximo encuentro

El XVI Congreso del Grupo Social Lares, que se celebrará el próximo mes de abril, tendrá lugar en Alicante. Será, nuevamente, un encuentro imprescindible que servirá para seguir debatiendo y defendiendo aquellos postulados que dignifiquen a las personas mayores y garanticen sus derechos, siempre y en todo momento.