El Gobierno de Castilla-La Mancha ha iniciado el periodo de información pública del nuevo Decreto que regulará el Servicio de Ayuda a Domicilio, que se presta en colaboración con los municipios de la región.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha avanzado que este nuevo decreto “pretende actualizar la regulación de este servicio y establecer las condiciones para adecuar la atención a la nueva realidad de las personas y las familias». El objetivo es permitir que las personas mayores, en situación de dependencia o que viven solas, puedan permanecer en sus domicilios y en su entorno el mayor tiempo posible.

Este nuevo decreto que regulará el Servicio de Ayuda a Domicilio contará con la participación, la experiencia y los criterios técnicos que aportan los ayuntamientos, las diputaciones, las entidades que prestan los servicios, así como los profesionales y los usuarios.

Aportaciones imprescindibles para mejorar el servicio

En este contexto, Aurelia Sánchez ha señalado que “estas aportaciones son imprescindibles para la mejora de la calidad del servicio y para que, a través de esta prestación y de otros servicios de proximidad como la tealeasistencia y el telecuidado, las personas mayores o en situación de dependencia puedan permanecer en su entorno habitual, desarrollando su autonomía personal y disfrutando de una adecuada calidad de vida”.