El Gobierno gallego aporta más de 22.000 euros, procedentes de la distribución de los fondos del 0,7% del IRPF, a un programa de voluntariado digital en residencias.

Se trata de una iniciativa promovida por la entidad Acolle, “una iniciativa adaptada el actual momento de pandemia”, puntualizó la conselleira de Política Social, Fabiola García.

Además de realizar un acompañamiento a las personas mayores y con discapacidad usuarias de residencias, este programa atiende a las medidas de prevención, higiene y seguridad exigidas por las autoridades sanitarias.

Esta actividad se está implantando en un total de doce centros de toda Galicia. Además de As Dores (Lalín), se realiza en la residencia Divina Pastora (Vilagarcía), en Paz y Bien (Tui), Nosa Señora dos Anxos (Ribadavia), el Asilo de Vilalba, la residencia Riola (A Coruña), San Rafael (Mondoñedo), San Cibrao (Cervo), Mi Casa (Ferrol), Nuestra Señora del Carmen (Fisterra) y el centro de Padre Rubinos (A Coruña).