El Departamento de Derechos Sociales de Navarra confirma una mejora en la situación de residencias de mayores y discapacidad en relación al COVID-19, tras el descenso en un 62,8 % de los casos positivos en los centros de mayores, desde el pico más alto de la enfermedad registrado el 13 de abril.

Desde esa fecha, con 933 casos confirmados o con síntomas, hay en este momento en Navarra 586 personas menos contagiadas.

En la última semana, las altas epidemiológicas han pasado de 421 a 618, lo que multiplica casi por tres las de hace quince días.

Según los datos facilitados al Ministerio de Sanidad, a día de hoy, el número de casos confirmados es de 347, permaneciendo en las propias residencias 330 y hospitalizadas 17. Mientras que la cifra de personas que presentan síntomas compatibles con COVID-19 ha seguido reduciéndose hasta situarse en 4.

El número de personas fallecidas en residencias con COVID-19 positivo confirmado ha sido de 254. Otras 168 han fallecido con síntomas compatibles, no confirmados. Si sumamos las fallecidas en las residencias por causas distintas y ajenas al COVID-19, el total en ese periodo alcanza las 621.

Por otra parte el número de centros de mayores sin casos se sitúa en los últimos días entre el 59-60 %, mientras que en los de discapacidad sigue aumentando hasta alcanzar el 87,8 %, lo que representa 43 de los 49 monitorizados.

Las personas trabajadores de baja son en este momento 266, 86 menos que la pasada semana, lo que supone un descenso del 24,4 % y casi un 45 % en los últimos quince días.