Expertos nacionales e internacionales abogan por reformular el sistema de cuidados de larga duración

Expertos nacionales e internacionales abogan por reformular el sistema de cuidados de larga duración

La Fundación Edad&Vida, entidad centrada en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores y de aquellas que van a serlo, celebró ayer la primera jornada de la octava edición de su congreso científico-profesional bienal. Un congreso centrado en cómo seguir avanzando para hacer realidad una óptima integración sociosanitaria en todos los niveles asistenciales, incluido el domicilio, en un contexto de creciente envejecimiento de la población y mayores con una elevada carga de enfermedad.

La primera jornada del foro virtual Integración sociosanitaria: la atención del futuro” se ha iniciado con la bienvenida de Joaquim Borrás, presidente de la Fundación Edad&Vida, y ha contado con la intervención de Josep Maria Via, presidente del comité del programa de congreso.

Atención integrada en los centros de cuidados intermedios o sociosanitarios

El primer módulo, titulado “La atención integrada en los centros de cuidados intermedios o sociosanitarios, el long term care”, ha sido moderado por Joan Carles Contel, Miembro del Programa Prevención y Atención a la Cronicidad y del Plan Interdepartamental de Atención Integrada del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya.

Adelina Comas, profesora de investigación adjunta de la Escuela de Ciencias Económicas y Políticas de Londres, ha realizado la conferencia inaugural “De dónde venimos, lecciones aprendidas y un cambio de visión y dirección en políticas de cuidados de larga duración”.

Líder de la iniciativa internacional LTCcovid.org, Comas ha resaltado que ya antes de la llegada de la pandemia “según un informe de la OECD, había disminuido el número de trabajadores de cuidados, en relación con las necesidades sociales”. Además, ha puesto el acento en que “de cara a 2035 habrá un gran aumento de las personas con dependencia, demencia y otras enfermedades crónicas, por lo que su perfil de atención será mucho más complejo”.

Tal como ha destacado: “Cuando llegamos a la pandemia nos encontramos con sistemas de atención con brechas de responsabilidad, que tenían pendiente la personalización de los cuidados; con una indefinición de la relación con los sistemas sanitarios; problemas con las condiciones laborales de los profesionales; con cómo entra la inversión y se apuesta por la innovación…”.

Por tanto, algunos de los principales aprendizajes han sido la necesidad de mejorar la coordinación entre servicios, con una mayor inversión y apuesta por la innovación en las infraestructuras de cuidados.

A continuación, Stefania Ilinca, Doctorado en Economía, Investigador en el Centro Europeo de Investigación y Políticas de Bienestar Social de Viena, ha puesto de relieve que “la pandemia de la COVID-19 ha puesto a prueba a los sistemas de salud de todo el mundo y, en particular, los cuidados de larga duración. Es esencial que se lleven a cabo intervenciones y reformas sostenidas y ambiciosas en estos sectores”. “La reconstrucción debe centrarse en el desarrollo de nuevas formas de concebir la asistencia y de enfoques innovadores para proporcionar servicios integrados”, ha añadido. Una de las claves de mejora del sistema de atención será el intercambio de información como “motor de innovación”.

Por su parte, Anne Hendry, Asociado Senior de la Fundación Internacional para la Atención Integrada, ha compartido algunos aprendizajes de Escocia tras los efectos de la pandemia, destacando “el valor de la atención integrada y la importancia crítica de la acción intersectorial y el trabajo con las comunidades locales”. “En Escocia avanzamos hacia un sistema más extrahospitalario y preventivo que permite que más personas reciban cuidados en su hogar, lo que ha reducido notablemente las estancias hospitalarias”.

Residencias de mayores y Covid-19

El segundo módulo, moderado por Fernando Martínez Cuervo, presidente de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica (SEEGG), ha contado con la intervención de Luis Alberto Barriga, director general del Imserso, que ha realizado la conferencia marco “Residencias de mayores y crisis sanitaria: aprendizajes y retos de futuro”. Luis Alberto Barriga ha abordado cómo se respondió a la pandemia desde el Ministerio de Derechos Sociales, analizando evidencias en cuanto a los efectos e intervención frente a la COVID en las residencias de mayores, destacando que “las residencias no son burbujas, por lo que no se pueden aislar por completo del entorno. Por tanto, hemos aprendido que lo que sucede en la sociedad, en el entorno, nos aporta un indicador adelantado”. Según sus palabras: “La COVID puso de manifiesto muchos problemas estructurales en España. El sistema social y sanitario no pueden actuar de espaldas”.

Natalia Roldán Fernández, subdirectora general de EULEN Servicios Sociosanitarios, ha comentado que “la llegada de COVID-19 ha evidenciado que el propio sector tenía unas carencias previas”. “El concepto de integración sociosanitaria se ha reivindicado desde hace años en el sector y no hemos avanzado lo suficiente. Además, existe una invisibilidad muy grande del sector residencial, que siempre ha trabajado de manera profesional y vocacional”, en su opinión. 

Asimismo, Nieves Campos, coordinadora Técnica Asistencial de DomusVi, también ha querido poner el acento en la importancia de unos cuidados individualizados: “El futuro de los cuidados a las personas mayores pasa por un servicio de atención centrado en la persona, la asistencia especializada e individualizada, con profesionales altamente cualificados. Para garantizar una mayor calidad de vida de las personas será clave disponer modelos de gestión avanzados y novedosos que nos permitan una mayor coordinación con los servicios sanitarios y contar con una red de profesionales sanitarios especializados en las distintas enfermedades crónicas y demencias que padecen los usuarios de las residencias”.

Finalmente, José Augusto García, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), ha destacado que “las reacciones del sistema sanitario a la incidencia de la pandemia no han sido homogéneas y hay que exigir responsabilidades al sistema sanitario, ya que los cambios e innovaciones realmente han sido pocos”. “El nuevo modelo de atención debe ser dinámico, desinstucionalizado, con base domiciliaria y comunitaria y con una atención centrada en la persona”, ha concluido.

Temáticas de las sesiones paralelas

La presente edición del congreso que impulsa Fundación Edad&Vida cuenta con un gran apoyo por parte del sector empresarial, sanitario y científico. En horario de tarde se han realizado 3 sesiones paralelas en dos franjas horarias.

La programación de sesiones paralelas se ha iniciado con una sobre la disfagia en el adulto mayor, organizada por Campofrío Healthcare, en la que se han analizado las consecuencias de esta patología, las herramientas disponibles para su detección y el tratamiento adecuado, desde un enfoque de mejora de la calidad de vida las personas que la padecen. También ha tenido lugar una sesión centrada en el papel de las políticas sanitarias en la promoción de la salud y de la autonomía personal, contando con el apoyo de La Unió Catalana d’Hospitals; y, por otra parte, el Grupo Mémora ha organizado una sesión sobre el impacto de los aspectos emocionales en los profesionales de cuidados de larga duración.

Asimismo, en una sesión organizada por DTI Foundation se ha abordado la utilidad de la inteligencia artificial y la robótica en la atención sociosanitaria; por su parte, el Consorci Social i Sanitari de Catalunya ha organizado una sesión sobre la importancia de los cuidadores en la que se analizará el perfil de los mismos, los retos a los que se enfrentan y la manera de atraer y retener a nuevos profesionales a este sector; y la compañía Evondos ha organizado una sesión en la que se han tratado los beneficios y utilidad de contar con un robot dispensador de medicamentos para favorecer la adherencia a los tratamientos.

Enlace al Programa del congreso

web del VIII Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida “Integración sociosanitaria: la atención del futuro”