II Jornada Soledad No Deseada de Asispa

El pasado martes 15 de noviembre se ha celebrado la II Jornada de reflexión, debate y encuentro en torno a la Soledad No Deseada organizada por ASISPA en las instalaciones de CaixaForum, Madrid.

La apertura del acto corrió a cargo de Manuel Monteserín, Presidente de ASISPA, que señaló que el objetivo fundamental de este encuentro es reflexionar sobre la soledad, esa compañera no siempre bienvenida y que a menudo permanece con nosotros más tiempo del deseado.

El tercer sector conoce bien el tema del que se hablaba en la jornada. Son muchos años en los que las organizaciones de este país han combatido la soledad a diario, atendiendo a personas dependientes, migrantes, personas sin hogar y colectivos vulnerables en situaciones que pueden agudizar de manera muy determinante el sentimiento de soledad.

Manuel Monteserín pidió una mirada global para paliar los problemas de soledad porque este estigma no se circunscribe solo a personas en situación desfavorecida, puede llegar en cualquier momento a cualquier persona, sin importar edad, condición económica o social. Desde ASISPA subrayan que el mejor antídoto para la soledad consiste en reestablecer relaciones sociales de calidad, apostar por la amistad sincera y la solidaridad: un compromiso para que realmente nos importe lo que le suceda a quien está a nuestro lado.

InauguraciónAdemás, el acto inaugural de la jornada ha contado con la participación del Director General de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Juan José García Ferrer; del Delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte; el Gerente del Organismo Autónomo Madrid Salud, Antonio Prieto y la responsable de Evolución Estratégica de los Programas Sociales Fundación La Caixa, Verónica de Pascual.

Juan José García Ferrer, subrayó en su intervención inicial que «cuando estamos solos, nos vamos haciendo más frágiles, y con la fragilidad llega la dependencia. La soledad no solo va de servicios sociales, va de todos, de alimentación, de deporte, de amistad… es transversal. Es necesario trabajar en red.»  Y precisamente acerca de la importancia de esas redes es lo que destacó José Aniorte de la estrategia del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social: “la clave está en establecer alianzas para combatir la soledad no deseada. El Ayuntamiento de Madrid ha diseñado y puesto en marcha un ambicioso plan donde la parte Social y la parte de Salud trabajan juntas para combatir, detectar y abordar la soledad”

Antonio Prieto, responsable del organismo autónomo de salud pública municipal, Madrid Salud, puso encima de la mesa datos sobre el estado de la cuestión. Señaló que el 13,8% de la población de Madrid sufre soledad. Las iniciativas y programas realizados por el organismo que dirige, involucran en su desarrollo a más de 23.000 personas.

La II Jornada de reflexión, debate y encuentro en torno a la Soledad No Deseada tuvo su primera edición en 2019 y vuelve ahora con más presencia, fuerza e intensidad. Verónica de Pascual, de Fundación La Caixa, señaló en este aspecto que es fundamental trabajar sumando esfuerzos y creando complicidades entre todos los agentes implicados.

II Jornada Soledad No Deseada de Asispa: Una cartografía para nuestro tiempo

La Jornada continuó con la mesa redonda: Soledades: Una cartografía para nuestro tiempo, moderada por la especialista en vejez y envejecimiento, Irene Lebrusán que contó con la presencia de Melania Moscoso, antropóloga, pedagoga y coautora junto a Txetxu Ausín del libro que daba nombre a la mesa. Completaban la mesa: Josefa Ros Velasco, investigadora postdoctoral del Programa Marie Sklodowska-Curie Actions de Horizonte 2020 y Juanma García-González. Profesor Titular en el Departamento de Sociología de la Universidad Pablo Olavide.

SegundaMesa
Componentes de la segunda mesa: Juanma García-González, Josefa Ros Velasco, Irene Lebrusán y Melania Moscoso

Irene Lebrusán, moderadora de la mesa y autora del libro “La vivienda en la vejez” es doctora en Ciencias Políticas y Sociología e Investigadora del CSIC. Irene subrayó el carácter universal del alcance y de los perniciosos efectos que la soledad no deseada tiene en las personas que la sufren: “la soledad nos iguala, da igual cuánto tengamos, edad, dinero… La soledad nos puede afectar en cualquier momento de nuestra vida.»

El profesor universitario Juanma García González especialista en envejecimiento, personas centenarias, salud pública y soledad no deseada señalaba que la soledad es una disonancia, una asimetría entre la relaciones que uno quiere y las que le gustaría tener. El profesor es responsable del Grupo de Investigación «Demografía e investigación social en salud» y Director de la Cátedra UPO-Cruz Roja en estudios sobre soledad no deseada, única en Europa sobre este tema.

Melania Moscoso subrayó que la soledad es un fenómeno multifactorial y que a veces institucionaliza. Además, se trata de un problema que se agrava cuando hablamos de personas discapacitadas que se encuentran en muchísimas ocasiones con una soledad forzada: “tenemos que relacionarnos con ciertas personas que no podemos elegir” resaltaba la doctora en Ciencias Políticas e investigadora en el Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Josefa Ros que estudia el aburrimiento desde un punto de vista multidisciplinar que incluye la filosofía, la psicología, la sociología y la antropología con especial interés dentro del campo de la psicogerontología y la geriatría, subrayaba que en las residencias se pierde no solo autonomía sino también identidad. Las personas usuarias necesitan relaciones significativas ya que su “nueva casa” está llena de gente desconocida. Es necesaria una atención centrada en su persona que tome como referencia la singularidad, individualismo y derecho a la diferencia de cada persona. Un objetivo enfocado hacia el respeto de la identidad de cada persona y su capacidad de decisión.

Tras una pausa para compartir un café e intercambiar opiniones, continuaron las intervenciones y mesas en esta II Jornada de reflexión, debate y encuentro en torno a la Soledad No Deseada organizada por ASISPA.

#SoledadCero. Propuestas de presente y futuro

Arturo Gívica, subdirector general de ASISPA, dio paso la mesa enfocada a las propuestas de presente y futuro en nuestro entorno más cercano. Señaló que según el estudio del Observatorio de Soledad No Deseada 4.849.900 personas viven solas en España de las cuales el 43% tiene más de 65 años y el 70% son mujeres. El 90% de las personas encuestadas por el Observatorio consideran que la Soledad No deseada es un problema grave que hay que abordar de manera global, con un trabajo conjunto y prioritario entre administraciones, instituciones, organizaciones y ciudadanía.

Juan José García Ferrer, Director General de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid subrayó en su intervención que el tema de la soledad es cultural y que debe ser abordado conjuntamente y con un trabajo coordinado entre todos los actores implicados. Asimismo, anunció la creación de una sede  física en la Comunidad de a la que puedan acudir todas las entidades sociales, toda la sociedad civil, todas las entidades locales y cuyo objetivo es proporcionar ayuda, colaborar e intercambiar información, recursos, buenas prácticas, formación y calendarios con actividades locales para generar verdaderas redes comunitarias y vecinales que ayuden a paliar la soledad no deseada. Teleasistencia, Ayuda a Domicilio y otros servicios a la dependencia, amplificados y potenciados por las nuevas prestaciones y desarrollos tecnológicos se convierten en aliados imprescindibles para detectar y paliar situaciones de soledad no deseada en nuestros hogares, ha señalado el director general de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid.

Juan José García Ferrer
Juan José García Ferrer, director general de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid y Elena Sampedro, directora general de ASISPA

Lucrecia Adeva, Directora General de Mayores del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento habló de Madrid como ciudad comprometida en la lucha contra la soledad no deseada, declaración institucional consesuada y aprobada por todos los grupos políticos del consistorio y que ha desarrollado toda una estrategia  conjunta que engloba a toda la ciudad sin diferencia de edad para paliar la soledad no deseada con la transversalidad como herramienta metodológica fundamental.

Mercedes Rodríguez, Subdirectora General de Prevención y Promoción de la Salud de Madrid Salud señaló que los condicionantes sociales y de salud son determinantes para la soledad no deseada. En Madrid Salud en particular y en la estrategia sobre soledad no deseada en general trabajamos desde el enfoque comunitario, a través de los centros municipales de salud comunitaria y otros centros específicos de la ciudad de Madrid. El objetivo consiste en fomentar una sociedad en red donde las personas se vinculen y se favorezca la salud y el bienestar.

 

#SoledadCero. El reto más global

La jornada continuó con una nueva mesa de reflexión y debate, liderada por Charo Reina, además de artista, Embajadora de ASISPA para la iniciativa #Stopedadismo, que pretende combatir la discriminación hacia las personas por razón de edad. Esta discriminación, muchas veces tiene consecuencias perjudiciales como el aislamiento de las personas que no se sienten útiles para su entorno y el edadismo les aboca a la soledad.

Charo Reina
Charo Reina, Embajadora de ASISPA para el movimiento #StopEdadismo

En esta mesa, ASISPA y Charo Reina, quisieron seguir hablando de la soledad, el reto global al que nos enfrentamos, pero ahora, desde la experiencia práctica de quienes tratan día a día con personas que, quizás por su situación vital, tienen más riesgo que otras de padecer soledad no deseada. Una mesa compuesta por profesionales que trabajan en los centros, en los barrios, en las propias casas de quienes pueden sufrir o sufren soledad.

En esta intervención hablaron Susana San Justo Martínez, trabajadora social del Centro de Servicios Sociales Luis Vives. Soledad Palos Triguero, Directora del Área de Ayuda a Domicilio de ASISPA, Eugenia García, Presidenta de AFADE y Asunción Salazar Vargas, voluntaria de ASISPA

Susana San Justo Martínez agradeció a ASISPA la invitación y la voz otorgada a los equipos profesionales de Trabajo Social. Toda una oportunidad para explicar desde la base el gran trabajo que se hace desde las bases. Subrayó Susana que la soledad es una acumulación de múltiples factores, “no solo existe una parte económica, hay una parte social, una parte de deterioro cognitivo, muy importante y definitoria, una parte de la misma estructura de la ciudad y una parte de individualismo, ese mirar para otro lado. Con la crisis social de la COVID-19 pensamos que nuestra cohesión social iba a fortalecerse, pero no ha sido así sino todo lo contrario”.  La soledad, concluye Susana, es producto de la sociedad donde ahora mismo nos encontramos y tiene mal pronóstico si no hacemos un cambio radical de mentalidad.

Soledad Palos mantiene que es probable que, aunque todas las personas hayamos experimentado en algún el sentimiento de soledad, el verdadero problema surge cuando ese sentimiento es reiterado y sostenido en el tiempo:  cuando la soledad es sobrevenida, con pérdidas de seres queridos o pérdidas de roles sociales. Un nefasto aislamiento social que unido a la soledad es un riesgo para la salud tanto física psíquica como emocional que agrava los cuadros de enfermedades crónicas, estados depresivos o salud en general.

En este sentido, Eugenia García, presidenta de AFADE, la entidad que ayuda y apoya de forma integral en sus aspectos sociales y sanitarios a personas enfermas de Alzheimer y sus familias señaló que si bien la soledad conduce al aislamiento, un deterioro cognitivo produce un hándicap muy difícil de superar; tanto la persona enferma como la persona cuidadora tienen por delante un recorrido muy difícil. Como solución: hay que poner el foco en lo importante y lo importante consiste en buscar momentos para paliar la soledad de las otras personas, regalar un poco de claridad a ese bosque sin luz que a veces es la soledad.

Y precisamente de este regalo y de las actividades de voluntariado, habló Asunción Salazar Barajas, voluntaria de ASISPA desde hace más de cuarenta años y cuya participación en las actividades comunitarias del madrileño distrito de Ciudad Lineal ha sido reconocida en innumerables ocasiones y señalada como una de las herramientas claves en la erradicación de la soledad no deseada. Asunción señala que es una satisfacción hacer voluntariado, te aporta mucho más de lo que das. “Hemos construido un equipo y una red de personas voluntarias y colaboramos, y no sabéis cómo agradecemos ayudar porque nos ayuda a nosotros también a sentirnos mucho mejor.»

Otro plato fuerte de la jornada fue la música, con la actuación del dúo musical compuesto por Rita López Panach al piano y Alberto Mate a la guitarra que musicaron el “Poema del Hombre sin Nombre” de Pedro Mañas y “No te Rindas” de Mario Benedetti con música original de la propia pianista.

El acto tuvo además una sorpresa musical con Charo Reina interpretando el clásico bolero «Dos gardenias» escrito en 1945 por la compositora y pianista cubana Isolina Carrillo. Charo estuvo acompañada a la guitarra por Alberto Mate.

Clausura II Jornada de reflexión, debate y encuentro en torno a la Soledad No Deseada

Soledad foto 7
Arturo Gívica, subdirector general de Asispa

La jornada llegaba a su fin con las palabras de agradecimiento de Arturo Gívica, Subdirector General de ASISPA con especial mención a ponentes, público asistente y a todo el personal de la organización. Elena Sampedro, Directora General de ASISPA, clausuró el acto con un potente mensaje de esperanza. Un mensaje que subraya que la situación está empezando a cambiar. “Tres años atrás, ASISPA organizó la primera jornada sobre #SoledadCero, comenzamos entonces a difundir y a sensibilizar sobre este gran reto que nos encontramos como ciudadanos del siglo XXI. Y hoy, podemos ver que ya se están materializando acciones muy concretas para minimizar la soledad no deseada desde Administraciones Públicas, entidades, universidades, organizaciones, redes vecinales… Nos quedamos entonces con la idea de que el cambio es posible, de que las cosas van a mejor y que con el esfuerzo de todas las personas implicadas estamos tejiendo una red que nos sujetará como colectivo y como individuos”

Para potenciar el efecto multiplicador del mensaje de la II Jornada de reflexión, debate y encuentro en torno a la Soledad No Deseada a la salida del evento se obsequió a las personas asistentes con un sobre que contenía 6 pulseras, cada una de ellas con un pequeño mensaje que tiene que ver con la prevención de soledad. Pulseras y una llamada a la acción para compartir, difundir y crear una colectividad que nos sostenga y ayude a prevenir la soledad no deseada.

Ana Cruz, Manuel Monteserin Bea Castellanos de Asispa
Ana Lancho, La Barandilla y Acisclo Redondo de Asispa