La atención personalizada y la innovación, claves para el bienestar y la calidad de vida de los mayores

La atención personalizada y la innovación, claves para el bienestar y la calidad de vida de los mayores

DomusVi afianza su plataforma de servicios sanitarios y sociales dedicados a satisfacer las necesidades de los residentes y preservar su calidad de vida, la integración social y ofrecer una atención individualizada. De hecho, la atención personalizada y la innovación son claves para el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores. 

En base a este modelo de atención centrada en la persona, los profesionales de los centros cuidan hasta el último detalle: desde la llegada de los usuarios para que se sientan como en casa, la alimentación, la higiene o la limpieza, hasta prendas hechas a medida y el acompañamiento.

DomusVi apuesta por la mejora continua en todas las atenciones que necesiten sus residentes para hacer que su experiencia en los centros sea lo más beneficiosa para su salud, bienestar y confort. La compañía promueve los recursos destinados a la personalización, a la innovación y a la calidad en sus servicios, teniendo como objetivo último que los centros sean como un hogar para los residentes.

Especial atención a la alimentación

La compañía trabaja de manera permanente en la innovación a través de la búsqueda e implantación de nuevas técnicas de elaboración de alimentos, a fin de dar respuesta a las necesidades específicas e individuales de cada usuario en lo relativo a deglución de alimentos, lo que también mejora el bienestar y la calidad de vida de los mayores. Un ejemplo de ello es la incorporación de impresoras 3D en las cocinas de DomusVi, que permiten crear platos texturizados que se asemejan cada vez más a los originales, pero con una textura más adecuada para que aquellos usuarios que tengan dificultades de masticación y deglución puedan ingerirlos fácilmente.

A lo largo de los años, DomusVi, en base a las necesidades fisiológicas y capacidad masticatoria y de deglución de sus residentes, ha creado ocho variedades de consistencias, para que sigan disfrutando de las comidas como en sus casas. También se valoran sus gustos, costumbres, hábitos y preferencias, para que su alimentación sea adecuada, adaptada y satisfactoria. En el momento de elaborar los menús, se tiene también en cuenta la opinión y solicitudes de los propios residentes.

Auditorías de calidad

Para garantizar la máxima calidad en sus servicios, DomusVi realiza auditorías de limpieza, lavandería y cocina, monitoriza los resultados con el objetivo de mejorarlos día a día y dispone de manuales y protocolos definidos para estas tres áreas que son de obligado cumplimiento, y que anualmente son revisados y mejorados.

Añadido a estos controles rutinarios, y desde el inicio de la pandemia, la compañía ha reforzado los protocolos de limpieza y desinfección y ha adaptado también los procedimientos de lavandería a las circunstancias excepcionales marcadas por el COVID-19.

Servicios complementarios: bienestar y calidad de vida

Los centros DomusVi ofrecen, además, servicios adicionales en los centros, a los que pueden acceder los residentes sin necesidad de desplazarse, como son podología, peluquería, odontología y ortopedia. En lo relativo a este último, se exploran las necesidades de cada usuario y se envía el material a la residencia. Esto aplica, por ejemplo, al diseño de una silla de ruedas adaptada o la creación de prótesis específicas.

Para aquellos residentes con necesidades físicas especiales, la compañía pone a su disposición un servicio de ropa a medida. Es el caso de los residentes que, por ejemplo, utilizan silla de ruedas, tienen alguna discapacidad física o sufren de obesidad, a quienes se les facilita prendas a medida. Todo ello para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los mayores.