El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy la celebración del nuevo Acuerdo Marco, que fija las condiciones de contratación de las plazas concertadas en residencias de mayores de la región. El nuevo acuerdo incrementa un 37,4 % el precio diario de cada plaza, que pasa de 54,51 a 74,88 euros, lo que supone  un paso más en el nuevo modelo de atención social centrado en la persona que está impulsando el Gobierno autonómico y que permitirá la contratación de un total de 8.839 plazas.

Se celebra por procedimiento abierto mediante pluralidad de criterios para las plazas mencionadas en las modalidades de financiación total (5.359) y parcial (3.490), durante los próximos cuatro años. La inversión total asciende a 854.286.503 euros, lo que se traduce en 191 millones más que el anterior acuerdo marco. Ahora se continuará con el proceso de licitación, tras el que se abrirá el ofrecimiento de plazas para realizar los nuevos contratos derivados. De esta manera, la Comunidad de Madrid aprueba un Acuerdo Marco muy demandado por el sector sociosanitario.

El nuevo texto, que sustituirá al vigente desde 2017, establece las  características (régimen económico, criterios de adjudicación, prescripciones técnicas…) de los contratos derivados que licita el Gobierno regional para la contratación de estas plazas, cuyo precio se incrementa un 37,4 %, al pasar de 54,51 euros diarios actuales a 74,88 euros.

La subida del precio de concierto permite elevar el ratio del personal de atención directa que trabaja en las residencias

Este incremento diario más por plaza va a permitir aumentar en cinco puntos el ratio de personal de atención directa de los centros, en el que se incluyen médicos, enfermeros, gerocultores, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales o psicólogos. El nuevo acuerdo marco eleva, además, la ratio para la suma de todos los profesionales encargados de la limpieza, cocina  y mantenimiento.

Criterios de adjudicación

Otra de las grandes novedades del nuevo Acuerdo Marco tiene que ver con los criterios de adjudicación de los contratos, ya que por primera vez los aspectos relacionados  con  la  calidad  en  la  atención  tendrán  más  peso  que  la oferta económica de los licitadores.

Los aspectos relacionados  con  la  calidad  en  la  atención  tendrán  más  peso  que  la oferta económica de los licitadores

Algunos de los aspectos que primarán son:

  • La puesta en marcha de talleres innovadores de terapia.
  • La contratación de mayor número de fisioterapeutas o animadores socioculturales.
  • La existencia de planes de formación continuada para todos los trabajadores.
  • La mejora de sus condiciones salariales.
  • La disponibilidad de mayor número de habitaciones individuales.
  • La instalación de tecnología preventiva.

El actual pliego introduce por primera vez criterios homogéneos para la evaluación de la calidad de alimentación de los centros. Además, con el objetivo de incrementar las garantías de buen servicio a los usuarios, el nuevo texto endurece el régimen de penalizaciones ante posibles incumplimientos. Por ejemplo, los problemas de limpieza en habitaciones, ropa y demás espacios pasan a ser consideradas faltas graves en vez de leves-. Además, amplía los supuestos que permiten a la Administración rescindir los contratos con los adjudicatarios.

Reacciones de las patronales

Las patronales presentes en la Comunidad de Madrid aplauden el Acuerdo Marco. De hecho, la presidenta de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade), Pilar Ramos, destaca que se trata de un documento en el que Administración Pública y empresas han trabajado conjuntamente, lo que supone un paso adelante en la calidad de la atención a las personas mayores y en situación de dependencia. “Lo importante ya no es tanto el precio de la licitación, sino la calidad del servicio prestado. Esto implica una mejora significativa del servicio, de los salarios de los trabajadores y de las prestaciones, que irán marcando el nuevo modelo residencial que necesitan las personas mayores”.

Al mismo tiempo, las patronales señalan mejoras al Acuerdo Marco. En este sentido, el secretario general de Aeste, Jesús Cubero, subraya que, a pesar de que el Acuerdo Marco podría haberse mejorado respecto a la medición de los criterios de calidad y en la gestión de las ratios de profesionales, “el avance que se ha dado en la adecuación de tarifas es importante”. Cubero lamenta que el incremento de tarifas “prácticamente se vaya a ir en las nuevas ratios exigidas, dejando un margen muy escaso para mejorar la remuneración de los profesionales de los centros. Era posible alcanzar una fórmula en la que se pudiera remunerar mejor al personal que está trabajando actualmente y medir la atención ofrecida en base a indicadores de calidad objetivos”. En cualquier caso, señala que la Comunidad de Madrid lidera un cambio de tarifas en el sector, “que marcará un perfil de atención para el resto de comunidades autónomas”.

Por su parte, la presidenta de la Plataforma para la Atención a la Dependencia (PAD), María Jesús González, entiende que es imprescindible un incremento en el precio de la plaza, “porque hay que acercarse al coste real del servicio que se presta. La Comunidad de Madrid está haciendo un gran esfuerzo que debería ser contemplado por todas las comunidades”. Además, defiende que los trabajadores deben estar mejor pagados: “Se debe reconocer la labor que realizan y remunerarla como es debido”.

No obstante advierte de que el precio de la plaza privada se va a ver necesariamente incrementado en porcentajes similares: “La gran mayoría de las residencias funcionan con el modelo mixto de plaza pública y plaza privada, y la ratio de la plantilla afectará a la totalidad del centro. Con los contratos privados solo se puede incrementar el IPC durante la vigencia del mismo y, por tanto, va a haber un desequilibrio que habrá que solventar de alguna forma”.

Respecto al incremento del concierto, la presidenta de PAD detalla que el precio de la plaza y día es de 60,04 euros “y pasaremos a cobrar 72 euros, precio sin IVA en ambos casos. Por tanto, el incremento real será del 19,80 %”.

Desde Lares Madrid, la valoración también es positiva. «El incremento económico es importante por cuanto debe ayudar a mejorar la calidad asistencial de los residentes, si bien es un importe que todavía está alejado del coste real», apunta su presidente Jose Manuel Martinez . En términos generales, considera que se trata de un acuerdo que ha venido precedido de una buena colaboración y coordinación entre patronales y Administración, «aunque es una relación a la que todavía le queda recorrido de mejora». Y destaca también como positivo «que los agentes que vayan a participar en la ejecución de la prestación derivada del Acuerdo Marco, hayan podido participar previamente en la elaboración de las condiciones del mismo».