La Comunidad de Madrid ha autorizado la celebración de un nuevo convenio de colaboración con el Ayuntamiento de la capital para garantizar la atención a personas en situación de dependencia y desarrollar otros programas de atención social, de los que se beneficiarán los habitantes de la ciudad de Madrid durante el próximo año, gracias a una inversión de 74.941.443 euros por parte del Gobierno regional.

La renovación de este convenio, vigente desde 2012 y que ya ha cubierto todas sus prórrogas, permitirá mantener servicios de atención a personas en situación de dependencia como la ayuda a domicilio, la teleasistencia o la actividad de centros de día y residencias municipales, todos ellos gestionados y prestados por el Ayuntamiento de la capital.

Las residencias para mayores en situación de dependencia ofrecen vivienda permanente a aquellas personas que, por su situación sociofamiliar o por limitaciones en su autonomía personal, no pueden ser atendidas en sus propios domicilios y requieren ser ingresadas en un centro residencial.

Por su parte, los centros de día prestan atención integral durante la jornada a personas dependientes mayores de 60 años -o de 55 en caso de padecer alzhéimer- con el fin de favorecer o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y prestar apoyo a las familias o cuidadores.

En el caso de la ayuda a domicilio y la teleasistencia tienen como objetivo apoyar la permanencia en su domicilio de personas que se hallen en situación de riesgo por razones de edad, discapacidad, enfermedad o aislamiento social.

A estos servicios, que se financian íntegramente con la aportación de la Comunidad de Madrid, se suman los programas de prevención y atención social a las familias y las actuaciones de protección de menores. El Consistorio madrileño aporta un millón de euros para cofinanciar el desarrollo de estas medidas, por lo que el importe total del convenio asciende a 75.941.433 millones de euros.