El Consejo de Gobierno ha aprobado prorrogar el contrato que permite ofrecer el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) a personas en situación de dependencia en los municipios de las Áreas Norte y Sur de la Comunidad de Madrid, con la excepción del Ayuntamiento de la capital. El importe de esta prórroga de dos meses, que estará vigente desde el 1 de mayo al 30 de junio de 2021, asciende a 5.294.834 euros.

El acuerdo permite mantener la prestación que tiene como objetivo conseguir que las personas dependientes se mantengan el mayor tiempo posible en su entorno familiar. Para ello, la ayuda se realiza en el propio domicilio y atiende las necesidades de la vida diaria como el apoyo a la higiene personal y a la movilidad en el hogar, potenciar la autonomía, el acompañamiento para evitar situaciones  de  soledad  y  aislamiento,  la  compañía  fuera  del  hogar  cuando resulte imprescindible para posibilitar la participación del usuario en actividades de carácter educativo, terapéutico y social, o la realización de gestiones diversas (médico, tramitación de documentos, etc.).

Asimismo, hay servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar, que tienen carácter complementario y solo podrán prestarse conjuntamente con los anteriores. Entre estos recursos se incluye la ayuda a la limpieza de la vivienda, la preparación de alimentos, el lavado y el planchado de ropa.

La prórroga del contrato de este servicio, el más demandado por los mayores de la región, se une a la aprobada el pasado mes para su prestación durante un año en las áreas Este y Oeste de la región, por un importe de más de 37 millones de euros.