La doctora Naiara Fernández, médica especialista en Geriatría, es la nueva directora Asistencial del grupo sociosanitario vasco IMQ Igurco. La doctora Fernández toma el relevo del doctor Iñaki Artaza, que ha ejercido esta función desde prácticamente el inicio de la actividad de la compañía hace cerca de 20 años y que ha pasado a ocupar el cargo de director de Innovación, Sistemas de Gestión y Evaluación de la Diputación Foral de Álava.

Naiara Fernández es licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y cuenta con formación sanitaria especializada en Geriatría, realizada entre 2007 y 2011 en el Hospital Monte Naranco, de Oviedo, Asturias. Es colaboradora docente de la UPV/EHU y profesora asociada del Máster de Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida y del Máster Propio sobre Atención Integral en Cuidados Paliativos de esta misma entidad.

La nueva directora Asistencial se incorporó a IMQ Igurco en junio del año 2011, trabajando codo con codo con el doctor Iñaki Artaza durante casi una década. Durante este tiempo, ha atesorado una extraordinaria experiencia asistencial y gestora en residencias como IMQ Igurco Unbe e IMQ Igurco Orue, que ha compaginado con su participación en numerosos congresos, simposios y talleres de la especialidad, así como en distintas publicaciones científicas de Geriatría y Gerontología.

Asimismo, es miembro de la Asociación Vasca de Geriatría y Gerontología (Zahartzaroa) y de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

Durante las olas epidémicas de la Covid-19, presta asistencia sanitaria en la unidad especializada de carácter sociosanitario de IMQ Igurco Unbe, que funciona en coordinación con las autoridades públicas para atender casos de infección por coronavirus en personas mayores de Bizkaia.

Una geriatra vocacional

La doctora Naiara Fernández se define como una «geriatra vocacional». Según indica, «he convivido desde pequeña con personas mayores, viviendo de cerca vulnerabilidades y fortalezas de un colectivo muy heterogéneo, claramente merecedor de una atención óptima, evitando caer en los estereotipos y la infantilización. Una atención que siempre ha de pasar a través de la formación continuada y la preocupación por la cobertura de sus necesidades individuales, clínicas, funcionales, emocionales y sociales, aspectos que son precisos para envejecer con la mayor calidad de vida percibida».

Tal y como manifiesta la nueva directora Asistencial, «asumo el cargo con una gran ilusión y responsabilidad, ya que tenemos en nuestras manos la salud y el bienestar de uno de los colectivos de personas más frágiles en nuestra sociedad. Sólo con una permanente formación continuada en los últimos avances y conocimientos de la Geriatría, el trabajo conjunto de un equipo multidisciplinar altamente especializado y comprometido con las personas mayores —como es el de IMQ Igurco— y la ayuda y participación de las familias, podremos seguir ofreciendo una atención sociosanitaria de vanguardia y capaz de responder a las necesidades cambiantes de las personas mayores que confían en nosotros su salud».